¿Puedo descargar una copia de mis datos de Facebook? ¿y de Linkedin? ¿y de Twitter?

Estos días, tras todo el escándalo alrededor de la privacidad en Facebook y del uso de datos de los usuarios por parte de Cambridge Analytica algunas personas me han preguntado ¿puedo ver qué datos tiene Facebook almacenados sobre mi? Su recelo, además, alcanzaba a otras redes sociales.

En principio es posible descargar un fichero con todos los datos que, a priori, dichas redes dicen tener sobre ti. Veamos:

Facebook:

En la parte superior derecha de la web tienes un icono de una flecha señalando hacia abajo, justo a la derecha de un icono con una interrogación. Si pulsas en dicho icono se despliega un menú, donde debes pinchar sobre Configuración.

facebook1

En dicho menú tienes un enlace sobre el que pinchar, como puedes ver en la imagen de debajo, que te llevará a una pantalla desde que la que te solicitarán tu contraseña de nuevo para enviarte a tu correo de contacto un fichero con los datos solicitados.

Facebook: Enlace descargar fichero

LinkedIn:

Si pulsas sobre el icono con la miniatura de tu foto en la parte superior derecha se despliega un menú. En dicho menú eliges Ajustes y Privacidad.

Linkedin menú

Dentro ya de la ventana de Ajustes marcas la pestaña Privacidad que te aparecerá arriba y buscas entre las opciones que te da debajo la opción Descarga tus Datos, dentro del título Cómo utiliza LinkedIn tus datos.

Linkedin datos

Twitter:

Si pulsas sobre el icono con la miniatura de tu foto en la parte superior derecha se despliega un menú. En dicho menú eliges Configuración y Privacidad.

Twitter menú

En el menú de la derecha eliges Tus Datos de Twitter y allí ya sigues las instrucciones para descargarte tu fichero de datos.

Twitter descargar datos

Anuncios

Facebook e Instagram convierten imágenes a ASCII

Si te interesa el tema del ASCII-art, Facebook te ofrece un interesante huevo de Pascua: conversión directa de imágenes a ASCII (e Instagram también, por cierto). Eso comentaba en Twitter Mathias Bynens, que parece ser que es quien hizo pública esta funcionalidad. Lo he comprobado y parece que sí:

ASCII-ART 1
Antes de pasarlo a ASCII era un chiste cojonudo, en serio.

No tengo muy claro si esto es parte de alguna nueva funcionalidad con la que estén experimentando para Facebook e Instagram. También os puedo comentar que no funciona con todas las fotos en Facebook, sino sólo con las que estén compartidas como Públicas, con acceso para cualquier usuario. En Instagram, de momento, sí parece funcionar con todas.

El truco es simple: click derecho sobre la foto para obtener la URL, y tras eso añades, después del .jpg, o un .txt (para ascii puro) o un .html para verlo en color.

ascii html kansas

Tweet-crónica de la final del Eurobasket 2015

En mi cuenta de Twitter me dediqué a comentar la final del Eurobasket. Aquí queda resumido el partido:

¿Cómo tener éxito en el Crowdfunding?

Realmente el título es más para el SEO, porque ya os digo de primeras que no existe una fórmula mágica para triunfar en una campaña de Crowdfunding. Nada, niet, no. Si hubiera una fórmula mágica todos la utilizarían. Lo que sí que hay es una fórmula para darse el gran hostión y que el proyecto no llegue a conseguir financiación, algo que de momento no es la tónica general. Según las estadísticas que he podido ver, en 2012 el 73% de los proyectos de Verkami y más del 60% de los de Goteo han tenido éxito. Es más, el 90% de los proyectos que logran superar el 30% del presupuesto acaban consiguiendo toda la financiación, es decir, que el que un proyecto no llegue a realizarse “por los pelos” no es lo habitual. La norma es que la mayoría de proyectos que fracasan lo hagan estrepitosamente, quedándose muy lejos de su objetivo, y que los que empiezan bien acaben por triunfar.

La financiación colectiva es una forma de conseguir dinero que ha llegado para quedarse y que empieza a mosquear a la banca, cada día en España más reacia a financiar proyectos. No es algo tan nuevo este concepto de la financiación masiva (es más, yo quise hacerlo en 2009 para financiar un disco de mi banda de entonces, Nightcrawler, y en aquel momento todos me tildaron de loco e ingenuo idealista… en fin, visionarios). Si bien sólo hace un par de años que oímos hablar del tema de forma masiva, con la aparición de grandes plataformas en Internet, en el mundo del software libre desde hace años muchos proyectos se financian de forma colectiva. Pero no es algo exclusivo del desarrollo de software, en la música se dieron casos en el pasado: A mediados de los 90, en los albores de aquel primer internet para todos y en tiempos de la web 1.0 Marillion se financiaron una gira por EEUU gracias al apoyo de las donaciones. Años después repitieron la jugada para editar uno de sus discos, usando un sistema de preventa por Internet. Pero incluso si nos remontamos a 1989 los extremeños Extremoduro, y de aquella no había el apoyo de internet, financiaron su disco “Rock Transgresivo” por medio de aportaciones de fans.

Marillion, pioneros del crowdfunding por internet
Marillion, pioneros del Crowdfunding, en concierto.

En fin, toda esta palabrería está muy bien como introducción, pero supongo que si estás aquí es porque has tecleado en Google “éxito Crowdfunding” y quieres consejos. Ya lo he dicho arriba, no hay receta mágica. En mi caso mi experiencia en el social-media es en el mundillo de la música, así que compartiré con vosotros mis consejos, tanto sobre campañas en las que he colaborado como consejero como en otras que he seguido y visto como (y por qué) triunfaban o fracasaban:

  • Haz una campaña activa, no basta con que pongas tu proyecto en una plataforma y dejes que tres o cuatro amigos lo intenten viralizar en redes sociales. Intenta al menos una vez cada semana publicar alguna actividad para mantener la atención del público, para que la campaña se vea activa: pon alguna noticia, vídeos, entrevistas, información sobre las novedades en el proyecto. Lo que sea, pero no dejes que la actividad se muera.
  • Comunicar no es spammear, y esto lo pongo por dos motivos. El primero, para que no te dediques a mandarlo a gente sin ton ni son y varias veces, porque es posible que lo único que logres es que ignoren tus notificaciones o te bloqueen / dejen de seguir por spammer. El segundo, para que te curres un poco la comunicación. No te limites a un simple “dona, dona, dona”, genera un valor añadido, da una información que haga que el usuario te quiera leer. Y piensa en a qué gente se lo mandas. Si estás recaudando dinero para financiar un disco de blues puede que una persona que en sus gustos indica ser fan de La Oreja de Van Gogh y Maná no se trate del público al que pretendes llegar. Sé selectivo, es mejor llegar a 30 personas que puedan tener interés que a 300 que ni se pararán a leerlo. Y cuando te comuniques con tu gente, por favor, no alimentes a trolls, no te tomes las críticas como un ataque personal y no montes guerras con los usuarios (es triste tener que poner esto aquí, pero veo a diario en Facebook a músicos cometiendo estas cagadas en sus perfiles públicos).
  • Tienes que ser transparente, estás pidiéndole dinero a gente que no te conoce, a gente que no tiene ningún motivo para fiarse de ti. Tienes que explicarles muy bien en qué consiste el proyecto y en qué se va a invertir el dinero. No digo que les des una factura detallada ni que les presentes un texto técnico de 200 páginas, pero una buena explicación y un mínimo desglose de qué hay que pagar estaría bien. Cuando hacías tu proyecto con la pasta del banco o de una subvención podías permitirte el oscurantismo pero cuando dependes de la buena voluntad de la gente no.
  • Implica a tus seguidores, hazles sentir que no sólo ponen el dinero sino que también son parte del proyecto. Lanza preguntas para recoger feedback, premia de alguna forma a los usuarios participativos, publica alguna encuesta. No te estoy diciendo que le des el control de tu proyecto a la comunidad, pero haz que se sientan integrados. Si lo logras harás que tus leads se conviertan en tus mayores promotores, ya lo verás.
  • Estudia qué plataforma es la más idónea pero no te obsesiones en exceso con ella. En principio cualquier plataforma te vale, pero alguna puede reportarte alguna ventaja. Por ejemplo, Verkami o Lánzanos son las más habituales para proyectos musicales, pero su funcionamiento a nivel de negocio es ser páginas de pre-venta, por lo que te cobrarán el IVA. En cambio Goteo es una página para mecenazgo, por lo que la pasta te la darán como una donación (o sea, sin IVA). Claro, dicho así te preguntarás “¿Y por qué no usa todo el mundo Goteo y se ahorran esa pasta?”. Pues porque Goteo exigen que los proyectos sean de código/conocimiento libre, que tengan un retorno social positivo y que contribuyan al desarrollo del procomún. Es decir, si vas a sacar un disco que luego colgarás para descarga gratuita bajo licencia Creative Commons puede que lo acepten en su plataforma. En cambio si tu idea es sacarlo con DRM, bajo Copyright clásico y con la SGAE dando por saco de por medio probablemente tengas que irte a otra plataforma.

En fin, si quieres un ejemplo de una buena campaña podría citarte a la banda gallega de thrash metal Mutant Squad,un grupo que cumplió todos los puntos antes citados y que como puedes ver en el enlace lograron la financiación e incluso un poquitín más. Iba a poner también un ejemplo de campaña mal realizada, por parte de la organización de un festival, pero por no levantar ampollas lo dejaré en que si cumples los puntos arriba expuestos no tendrás garantizada el éxito, pero si no los cumples sí que tendrás certificado tu fracaso. En fin, mucha suerte con tu proyecto, y recuerda que lo fundamental no es la plataforma, es la comunicación.

Si quieres más información, en la web de Goteo, en la parte inferior, tienes una serie de enlaces en la sección recursos con información sobre el tema.

Cinco herramientas gratuitas para monitorizar Twitter

Estos días estoy realizando un curso de comunicación 2.0 y gestión de comunidades y me gustaría comentar una serie de herramientas para monitorizar perfiles o actividad en Twitter, que a día de hoy es la red social referente para muchos casos. Existen variedad de herramientas de pago, pero también varias gratuitas, que para los casos de gente que quiere manejar su propio negocio o sólo unas pocas cuentas cumplen perfectamente su función.

Logo Twitter
Logo twitter
  • HootSuite: Si bien tiene programas de pago, HootSuite nos ofrece un plan gratuito que perfectamente puede cubrir las necesidad de muchos usuarios, permitiendo gestionar hasta 5 perfiles sociales, generar informes de actividad, programar mensajes,tener dos canales de RSS… Usado con inteligencia puede ser una gran herramienta a la hora de comprobar en la red menciones, actividad, etc…
  • Mention: Como HootSuite, Mention tiene también plan gratuito. Es bastante limitado en su plan gratis, así que si tienes que monitorizar mucha actividad en las redes no te va a ayudar mucho pero puede cubrir las necesidades de PYMES o usuarios sin excesiva actividad de comprobar las menciones que se hacen de ellos en las redes.
  • twazzup: Se trata de una aplicación veterana que combina la faceta de herramienta de monitorización de Twitter con la de herramienta de uso. Muy fácil de usar, twazzup nos permite seguir una serie de palabras clave y nos da información detallada de la actividad alrededor de ese término.
  • Tweet-tag: Si lo que quieres es monitorizar un hashtag, esta herramienta made in Spain te permite seguir la actividad del mismo en las últimas 24 horas y ver los usuarios más participativos, la influencia del hashtag, ver una gráfica de participación/tiempo… Tweet-tag es una gran herramienta para analizar la influencia de un tema.
  • Klout: Finalmente si lo que pretendes es medir la influencia que tus publicaciones tienen dentro de las redes sociales la aplicación estrella es Klout. Su importancia es tal que hay hoteles o aerolíneas que ofrecen servicios extra a clientes con un Klout alto a cambio de que twiteen recomendaciones sobre los mismos. A la hora de medir la influencia de un usuario Klout casi se ha convertido en un standar.

En fin, estas cinco herramientas tal vez no sean la panacea para el gran profesional, pero sí serán una gran ayuda, como ya he dicho, a pequeños negocios, bloggers, etc. Y bueno, si te vas a dedicar a esto profesionalmente tampoco está demás que busques una herramienta de pago, que te puede dar mayor funcionalidad.

Crear un botón Pin it para compartir en Pinterest desde tu web

Cierto es que Pinterest ha sacado un complemento para el navegador que agrega un botón Pin-it a tu Firefox o Chrome, pero con todo es recomendable agregar un botón de compartir en Pinterest a tu web. Puede que en España no sea todavía muy popular esta red social (y desconozco las estadísticas para América Latina)  pero para sitios de fotografía y moda se ha vuelto indispensable.

Como en todas las redes sociales, crear el botón es fácil (a ellos les interesa facilitarte el trabajo): Tan sólo tienes que irte al generador de widgets de Pinterest y crearlo desde allí.

Para el botón de Pin It verás que se te ofrecen 3 opciones: One Image, Any Image o Image Hover. La primera opción es para crear el botón sólo para una imagen concreta, de ahí el formulario donde se te pedirá el url de la imagen y que elijas donde ubicar un contador. Debes copiar tanto la notación HTML como el script que te da y ubicarlo donde te sea más cómodo.

Boton Pin it
Pin it!!!

La opcion Any Image te permitirá crear un botón para insertar cualquier imagen de la página en que esté ubiado en Pinterest (similar al que hay implementado a día de hoy en los productos de la web de la marca Mango, por ejemplo). Tienes que pegar un HTML en tu código para que genere el botón y un script.

Finalmente Image Hover hará que sobre cada imagen de la página en que ubiques el script aparezca un botón de compartir en Pinterest al sobrevolarla con el ratón. En este caso no habrá HTML y sólo tendrás que copiar el script.

Y así, de forma sencilla tienes el botón insertado en tu web. Para insertar el botón Pin It en un blog de Blogger podéis seguir esta guía.

BuddyPress vs Drupal Commons: crea tu red social con software libre

Creo que alguna vez comenté por aquí que estoy trabajando en el desarrollo de módulos para la red social PHPFox. No es que me convenza mucho este cms para la creación de redes sociales, la verdad, pero es cosa de la empresa. En todo caso, creo que PHPFox tiene una documentación que en el mejor de los casos es chapucera y en el peor inexistente, una comunidad profundamente inactiva y mercantilizada y un grave problema de rendimiento y escalabilidad. Y además hay que pagar licencia.

Por eso dediqué unos días a buscar opciones libres para crear una red social, no porque a mi empresa le interese (que de momento parece que están muy contentos con Fox) sino por mera curiosidad, y tal vez para montar alguna algún día, pero es sólo una chorrada que me ronda la cabeza.

A lo que íbamos, ¿qué dos opciones libres suenan con más fuerza? Pues BuddyPress y Drupal Commons. Ambos no son un CMS propiamente dicho, sino extensiones para otros CMS que nos dan la funcionalidad de red social

BuddyPress, como te puedes imaginar, está desarrollado para WordPress. Su instalación es simple: instalas WordPress ( a poder ser, la última versión), subir el plugin al servidor e instalarlo desde el menú de instalar plugins. Total, que en 10 minutos tienes montado todo en tu servidor.

Drupal Commons, evidentemente, es un plugin para Drupal. Su instalación es todavía más sencilla: sólo debes seleccionar el perfil Drupal Commons durante la instalación de Drupal, y listo.

En cuanto a funcionalidades, BuddyPress es menos completo que Commons. El plugin de wordpress incluye un stream de actividades de los usuarios, perfiles extendidos, posibilidad de conectar con amigos, posibilidad de crear grupos extensibles, mensajes privados, foros de discusión y todas las fucionalidades de WordPress para crear blogs. Lo básico para crear una comunidad.

Commons por su parte viene de serie más completo: los perfiles de usuario incluyen más variables, es capaz de crear automáticamente grupos respecto a la información del perfil, incluye foros de discusión, blogs (eso sí, en este caso menos potentes que los de wordpress), creación y gestión de eventos, creación de wikis, administración de documentos, integración con RSS, noticias, mayor control de la privacidad, editor WYSIWYG para los textos, estadísticas de la comunidad

Bueno, parece que ahí gana Commons ¿o no? Piénsalo bien, más funcionalidades no significa mejor. No quiero decir que Commons por abarcar mucho apriete poco, no, simplemente que es posible que en tu comunidad no necesites todas las funcionalidades que Drupal Commons trae por defecto. Y que no vengan por defecto en BuddyPress no significa que no existan para este, sólo que las tienes que instalar aparte.

En cuanto a diseño, el que incluye por defecto BuddyPress me parece más atractivo, pero ambos pueden ser modificados y personalizados, ya sea a través de la edición manual del css, a través de simples menús de personalización o adquiriendo alguna plantilla (las hay gratis y de pago). En todo caso, para gente que no sepa CSS Drupal Commons es más cómodo de personalizar.

Al ser software libre ambos tienen una amplia comunidad por detrás: Commons está apoyado y mantenido por Acquia, los cuales además de permitirte la descarga gratuita del plugin también ofertan de forma comercial hosting y mantenimiento para tu red. Commons tiene un API que te permitirá desarrollar módulos para extender su funcionamiento, además de tener acceso a miles de módulos. Con BuddyPress tienes menos módulos específicos, pero con todo dispones de todos los módulos de Worpress para añadir.

No voy a decir que uno sea peor que el otro. Creo que para un usuario avanzado BuddyPress es más flexible, y para uno novato Commons, aunque más grande, puede ser más fácil de gestionar al no tener que andar instalando plugins. En todo caso, a vosotros corresponde decidir. Yo todavía tengo que hacer más testeos caseros con ambos, pero ya tengo un par de ideas rondando la cefa.