Nginx en Debian: los comandos más básicos

Vamos a darle un ojo a los comandos más básicos del servidor Nginx para sistemas operativos Debian:

Arrancar Nginx:

Para iniciar Nginx puede ser uno de estos dos comandos, dependiendo de si el gestor de servicios es systemd o sysvinit:

$ sudo systemctl start nginx #systemd
$ sudo service nginx start   #sysvinit

Reiniciar Nginx:

En caso de que necesites reiniciar Nginx sería alguno de estos dos

$ sudo systemctl restart nginx #systemd
$ sudo service nginx restart   #sysvinit

Parar Nginx:

Para detener Nginx:

$ sudo systemctl stop nginx #systemd
$ sudo service nginx stop   #sysvinit

Habilitar arranque en el inicio:

Si queremos que Nginx arranque automáticamente al iniciar el sistema operativo entonces hay que utilizar este:

$ sudo systemctl enable nginx #systemd
$ sudo service nginx enable   #sysvinit

Comprobar la configuración:

Si has hecho cambios en la configuración de Nginx este comando te dirá si la configuración es correcta:

$ sudo nginx -t
Anuncios

Reiniciar una descargar desde el punto en que se cortó con cURL en Linux

Si ya vimos como descargar uno y también varios ficheros en Linux mediante cURL vamos con otra funcionalidad interesante ¿cómo hacemos para reiniciar una descarga que se ha interrumpido?

Basta con invocar el comando para descargar pero añadiendo “-C – ” (es decir, -C, un espacio, un guión y otro espacio, sin las comillas).

Entonces, si así es como comenzamos una descarga:

curl -O http://dominio.com/fichero.tar.gz

Así sería cómo la reiniciaríamos desde el punto en que se cortó:

curl -C - -O http://dominio.com/fichero.tar.gz

Usar cURL en Linux para bajar varios ficheros con un mismo comando.

Si hace unos meses veíamos cómo nos podemos servir de cURL en Linux para descargar un fichero desde una URL hoy vamos a expandir un poco esta entrada: ¿podemos descargar varios ficheros a la vez con el mismo comando? Pues sí.

La sintaxis es muy simple. Recordemos primero ¿Cómo descargamos un fichero con cURL?

curl -O http://dominio.com/fichero.tar.gz

Recordado esto ¿cómo descargamos varios? Pues muy simple, añadimos más url precedidas del parámetro -O tal que así:

curl -O http://dominio.com/fichero.tar.gz -O http://dominio.com/ficheroB.tar.gz -O http://dominio.com/ficheroC.tar.gz

Plantilla para control horario semanal en LibreOffice Calc

Mientras la prensa apaniaguada sigue creando una polémica totalmente prefabricada y ficticia por la obligatoriedad de registrar las horas trabajadas en los centros laborales yo os ofrezco una solución rápida y barata. Existen múltiples soluciones informatizadas, como sistemas basados en apps en la nube, sistemas RFID o sistemas de fichaje con reconocimiento de huella dactilar.

Pero si no quieres invertir en ninguno de estos sistemas puedes llevar el control a través de una hoja de cálculo. La siguiente es una plantilla que puedes descargar para hacerlo con la suite ofimática libre y gratuita LibreOffice Calc. Bastaría con ir actualizando semana a semana. Esta diseñada para jornada partida, para jornada intensiva bastaría con no usar las columnas de la tarde o eliminarlas. Calcula las horas trabajadas de mañana, de tarde, el total diario y finalmente suma el total semanal.

Desde este enlace puedes descargar la plantilla para LibreOffice Calc, formato ODS, comprimida en un fichero zip.

Musiqueando 7 (20190618)

El 9 de mayo se entregaron los Blues Music Awards de la Blues Foundation, iba a escribir sobre ello pero se quedó fuera de la anterior entrega porque el homenaje al gran Roky Erickson era obligado. Resumiendo ¿quiénes se llevaron los galardones este año? Pues Joe Louis Walker, Bruce Katz y Giles Robinson ganaron el de mejor disco acústico por Journeys to the Heart of the Blues, en la categoría de mejor disco de blues tradicional el premio se lo llevó Buddy Guy por The Blues is Alive and Well, el mejor disco de una artista emergente fue para Free de Amanda Fish, en la categoría soul-blues recayó en Johnny Rawls por I’m Still Around y el de mejor disco de blues-rock acabó en las manos de Billy Gibbons por su disco en solitario The Big Bad Blues. Finalmente el gran doblete lo hizo Shemekia Copeland ganando tanto el premio a mejor disco de blues contemporáneo como a mejor disco del año por America’s Child. Y para cerrar el bloque lo hacemos con la elegida como mejor canción del año: No mercy In this Land, con Ben Harper y Charlie Musselwhite.

Pasamos del blues al heavy más clásico de la mano de Traveler, un grupo canadiense, de Calgary, que el pasado febrero publicaba su primer largo a través del sello Gates of Hell Records, especializado en bandas de metal de corte ochentero. Son una banda muy joven, fundada en 2017 y que previamente habían publicado una demo y un split en 2018, practican un heavy metal tradicional y algo acelerado en la tradición de nombres como Angel Witch o Raven con algún pasaje más épico onda Warlord. Se han marcado un disco más que destacable y redondo que podríamos meter en el saco de la NWOTHM, un trabajo en el que cuesta destacar algún tema por la tremenda regularidad del mismo: himnos de heavy clásico donde ninguna destaca sobremanera sobre otro, un trabajo para menear la cabeza agusto.

Como nota trágica hay que recordar que hace una semana nos dejaba el vocalista brasileño Andre Matos, conocido por su trabajo en los primeros discos de la banda de power metal Shaman, a la que había vuelto recientemente, con los olvidados speed-metaleros Viper a finales de los 80, por el efímero proyecto de pop-metal Virgo junto a Sascha Paeth pero, sobre todo, por su trabajo con los Angra en su etapa clásica de los 90, una de las bandas más originales de la explosión del power metal pues se distanciaron de otras bandas de la misma etiqueta añadiendo elementos de música étnica, progresivo o bossa-nova a sus temas. Matos, quien también era un más que decente teclista, destacó como vocalista por su rango vocal que le permitía alcanzar notas extremadamente agudas.

El virtuoso bajista y contrabajista John Patitucci también ha estrenado disco hace pocos meses, Soul of the Bass. Se trata de su decimosexto trabajo en solitario y seguramente del más intimista de su carrera: Patitucci improvisando piezas con su bajo o contrabajo orbitando entre el jazz y la música clásica, en muchas piezas tocando sin acompañamiento alguno y en otras con algún apoyo bastante minimalista. Un trabajo en general bastante denso para que lo degusten los amantes del bajo, aunque muy poco accesible a quien no tenga una especial devoción por explorar qué puede dar de sí este instrumento.

El mes pasado se pasó por Compostela Mark Guiliana, quien será recordado por el público más rockero por haber sido el batería de David Bowie en su último disco y por el público amante de la electrónica por liderar uno de los proyectos más atractivos del lado más experimental de este género en los últimos años. En este Beat Music! Beat Music! Beat Music! publicado el pasado abril juega a fusionar jazz, avant-garde y electrónica sin complejo alguno mientras exhibe su brutal talento como percusionista rodeado de loops y sintetizadores.

Y acabamos el recorrido de esta semana con un EP instrumental que tiene algo más de un año, se publicó en marzo de 2018, pero que no me quería dejar fuera: Volver a Nacer, del guitarrista gallego Rubén Cores. Un disco de rock instrumental construido sobre fraseos de guitarra melódicos a la par que virtuosos para amantes de este género “guitar hero factoría Varney” a lo Satriani o Eric Johnson, que en sus cuatro temas cuenta con otros talentos de la música gallega como el batería Miguel Lamas o el teclista y arreglista Adrián Solla.

Firefox Monitor: herramienta para saber si tus datos han sido expuestos en Internet.

Mozilla sigue con su plan de esgrimirse adalid de la seguridad y la privacidad en internet y nos trae un nuevo producto: Firefox Monitor.

Esta herramienta nos pedirá que introduzcamos una dirección de correo y comprobará en diversas fuentes públicas si esta se ha visto expuesta en alguna filtración de datos de algún servicio a la que esté asociada.

Su funcionamiento es simple, basta con acceder a este enlace a la web de Firefox Monitor, introducir nuestro correo y pulsar en Buscar Filtraciones. Nos llevará a una ventana con los resultados de la búsqueda similar a esta:

Si algún servicio que uses aparece en esa lista ya sabes lo que toca, cambiar la contraseña.

Monitor además incluye un directorio actualizado con todas las filtraciones de las que tienen conocimiento y una sección con consejos de seguridad. Además ofrece un servicio de registro que nos enviará una alerta por correo electrónico si nuestro correo se ve expuesto en una filtración.

Musiqueando 6 (20190603)

La música es como la gastronomía, esto es algo que razonaba el otro día en el bus. Porque hay muchas formas de disfrutar de la gastronomía: tenemos los platos tradicionales de toda la vida que nunca nos fallan, tenemos cosas experimentales o innovadoras que pueden resultarnos chocantes pero que están sorprendentemente buenos, podemos encontrar el sabor más delicioso en las cosas más sencillas y también en las más elaboradas y tenemos diversas recetas tradicionales del resto del planeta que no conocemos, que recogen la tradición de su cultura. Todo un mundo de comida que disfrutar para que luego muchos se empeñen en gastarse la pasta en el Burguer King o el PizzaMovil. Lo dicho, la música es como la gastronomía.

Ya que hablábamos antes de combinar, mezclamos rapcore, nü-metal noventero, folk indio y música de Bollywood ¿qué nos sale? Algo, al menos, raro. En el año 2016 nacían los Bloodywood como una banda-parodia que lanzaba versiones metalizadas de temas radioformuleros y solo un año después conseguían hacer ruido en Youtube con una versión de Heavy de Linkin’ Park, pues fueron muchos los que dijeron que el tema sonaba más a los Linkin’ Park originales en la versión de Bloodywood que en la de sus creadores originales. Tras eso logran un segundo éxito en la India gracias a otra versión de un popular tema de música punjabi (Tunak Tunak Tun) contando con la colaboración de otro grupo parodia, los brasileños Bonde Do Metaleiro. El éxito de sus versiones en youtube les anima a empezar a componer temas propios, con una orientación ya más seria abarcando temas como la depresión o el abuso escolar. El grupo sigue cosechando éxito en Youtube y en su país de origen y, poco a poco, se abren hacia mercados extranjeros. De momento están confirmados para tocar en Wacken 2019 y Ubisoft usará uno de sus temas en su videojuego Beyond Good and Evil 2.

Roky Erickson se nos moría el día que empezaba a escribir esto, así que decidí aplazar un par de semanas otra cosa que os iba a comentar para dedicarle unas líneas. Nacido en 1947 en Austin, Texas, fue un músico precoz pues con 19 años ya conocía el éxito con los 13th Floor Elevators, que publicaban el esencial The Psychedelic Songs of the 13th Floor Elevators en 1966. Tres años después, tras una detención por posesión de drogas, acabaría internado en un psiquiátrico de Houston donde se le sometería a un tratamiento por electrochoque complementado con torazina después de ser diagnosticado con esquizofrenia. Su popularidad iría en declive desde aquel momento, pasándose los años 70 bastante desaparecido de los grandes escenarios, aunque su creatividad seguía desbordando, lanzando un par de discos excelentes con su proyecto Roky Erickson and the Aliens entre finales de los 70 y principios de los 80. Tras eso de nuevo volvería a estar desaparecido hasta que a finales de los 80 la prensa reportaba que había sido detenido acusado de robar correo, cargo del que se libró tras demostrarse que solo lo había acumulado pero no lo había abierto. Es en aquel momento cuando varias bandas populares como REM, ZZ Top o Primal Scream deciden grabar un disco tributo que provoca que su carrera resucite, generando un renovado interés por la música de los 13th Floor Elevators y también por su carrera en solitario. El nuevo éxito traería dinero a sus cuentas que le permitiría pagar mejores médicos y medicación para contener su enfermedad y, gracias a eso, volver a los escenarios: en los 90 realizaría algunas grabaciones y en 2005 daría en el festival Austin City Limits su primer concierto completo en 20 años. Casi 40 años después del lanzamiento del debut de los 13th Floors Elevators la carrera de Roky había resucitado, manteniéndose activo hasta sus últimos días. Su legado ha sido reivindicado por mucha gente, desde Billy Gibbons y Alice Cooper hasta Johnny Depp, Eddie Glass de Nebula o Tobias Forge de Ghost.

No soy muy de indie, o como yo lo llamo “pop desganao”, porque me suele resultar un género bastante tedioso, pero tampoco soy un talibán que vaya a desechar un disco solo por una etiqueta. Esta semana en el curro le he estado dando vueltas a Bloco do Eu Sozinho del grupo brasileño Los Hermanos, un trabajo controvertido en su momento pues tras haber cosechado bastante éxito comercial con su primer disco el grupo decidió lanzar algo más íntimo y melancólico. A su sonido muy deudor de gente como Weezer o Radiohead le añadieron elementos brasileños de samba y bossa-nova, una combinación que le daba un plus de originalidad pero que les alejaba de lo que deseaba su discográfica, que decidió no invertir en promoción para el disco. Las ventas cayeron mucho, cierto, pero la crítica quedó encantada y con el tiempo el disco alcanzó un status de culto, considerado por la mayoría de sus fans como el mejor disco del grupo y uno de los mejores discos brasileños de la primera década de los dosmiles.

Y vamos a acabar la entrega de esta semana echándole un ojo a los Reverend Goat, un grupo del que tengo muy poco que decir… porque no se mucho más de ellos que lo que pone en su página de Facebook: que vienen de la comarca de Valdeorras (Ourense), que les encanta guitarrear, que están preparando un lanzamiento y que han adelantado un tema del mismo. De momento solo he podido escuchar ese tema, The Mask, construido sobre un riff granítico que suena como si lo hubieran horneado los mismísimos Melvins de la época del Stoner Witch. Así que os comparto aquí este adelanto y me quedaré pendiente de más novedades por parte de este prometedor proyecto.