Instalar Adobe Brackets en Ubuntu/Debian

No hace mucho hablábamos de Visual Studio Code y hoy vamos a ver otro editor: Adobe Brackets.

Adobe Brackets es un editor de texto para desarrollo web, creado por Adobe Systems. Se ha liberado bajo licencia MIT y el código puede ser revisado y descargado en GitHub.

Adobe Brackets

Cuenta con funciones interesantes como la posibilidad de editar ficheros en remoto, atajos de teclado para abrir el editor de CSS cuando seleccionamos una clase o id en el código, un selector de color o la posibilidad de vista previa en vivo.

Para descargarlo basta con acceder al sitio de descargas desde Github desde el que nos podemos descargar el paquete .deb (existen también empaquetado en formato .msi para usuarios de Windows o en .dmg para usuarios de MacOS X, el editor es multiplataforma). Una vez bajado podemos instalarlo mediante el gestor de paquetes o desde línea de comandos tal que así:

#Ejemplo para la versión 1.13 de 64 bits
#Si cambia la versión hay que cambiar el comando
sudo dpkg -i Brackets.Release.1.13.64-bit.deb

En caso de problemas con las dependencias bastaría con ejecutar:

sudo apt -f install
Anuncios

Browsh: un navegador web para Linux en modo texto desde la línea de comandos.

Con la idea de recuperar la esencia de los navegadores que usaban la interfaz de línea de comandos ha nacido Browsh. Se trata de un navegador web que funciona desde la línea de comandos, pero que abre una instancia de Firefox para poder poder mostrar páginas web en HTML5 con CSS3, JavaScript, vídeos, fotos y contenidos que tiran de WebGL. Se ha publicado bajo licencia GPLv3 y está disponible para varias plataformas: GNU/Linux, FreeBSD, OSX y Windows.

browsh the modern text-based browser

Los requisitos para instalar Browsh son tener una versión actual de Firefox (superior a la 57) y un cliente de terminal que soporte color real. Cumpliendo ambos solo tienes que descargar desde este enlace el instalador. Para Linux tienes paquetes .deb o .rpm dependiendo de tu distro.

Si te decides por los binarios estáticos recuerda que tendrás que darles permisos para que sean ejecutables: chmod a+x browsh_1.4.12_linux_amd64. Eso te permitirá ejecutar después el cliente TTY de Browsh: ./browsh_1.4.12_linux_amd64.

Está disponible también una imagen para Docker que incluye también una versión actualizada de Firefox, por lo que todo lo necesario para la ejecución ya está autocontenido en el paquete. Puedes ejecutar el cliente TTY con: docker run -it –rm browsh/browsh

Si no quieres instalarlo pero sí probarlo puedes utilizar el siguiente comando para acceder a una demo mediante ssh:

ssh brow.sh

Puedes revisar el código fuente de Browsh en la página de Github del proyecto y puedes también echarle un ojo a este vídeo-tutorial que he visto en youtube con el proceso de instalación:

¿Cómo salir de Vim en Linux?

Es un meme clásico de las webs de chiste de programadores, pero ¿cómo se sale del editor Vim? En serio, todo el que lo ha usado ha acabado por teclear alguna vez “How to exit Vim”.

Pulsando la tecla Esc Vim entra en modo línea de comandos. Ahí puedes escribir:

  • :q para salir (abreviatura de :quit).
  • :q! para salir sin guardar (abreviatura de :quit!).
  • :wq para escribir y salir.
  • :wq! para escribir y salir incluso si el fichero es del tipo solo lecutra.
  • :qa para salir de todo (abreviatura de :quitall)

Sonic Blast 2018: La crónica express

Otro año más viajamos a Moledo de Minho para asistir al festival de stoneradas varias referente en el noroeste peninsular, que este año además presentaba un sold-out ya en la venta anticipada (los dos años anteriores se habían agotado pero en taquilla).

img_20180811_133249_591

Este año el Sonic Blast me pillaba en medio de las vacaciones del curro, así que tras un viaje combinando tren y coche estábamos en Moledo tempranito para pillar las pulseras y meternos en el escenario de la piscina. Bajo un sol de justicia entrábamos con los últimos acordes de los psicodélicos old-school portugueses Solar Corona. Sorprendía lo lleno que estaba el escenario de la piscina para las horas tempranas que eran y nos costó hacernos un hueco con cierta visibilidad desde donde ver y escuchar el stoner instrumental de los también portugueses Desert’Smoke, una banda muy en la onda de Karma to Burn pero con algún toque avant-garde y que, como anécdota, comentaron que se habían conocido años atrás en este festival. Les siguió una banda que, para mi, fue una de las grandes sorpresas del festival a pesar de haber tenido problemas con el sonido en el arranque de su actuación, un grupo de Algeciras llamado Atavismo. Su sonido recoge la esencia del viejo rock andaluz de los años 60-70 pero añadiendo elementos más psicodélicos, fusionando con total naturalidad la influencia de Triana o Smash con la música de The Doors o los primeros Pink Floyd. img_20180810_155448_276Tras eso tuvimos que irnos a realizar las gestiones para entrar en nuestro alojamiento, lo que nos dejó sin ver a los rockeros espaciales portugueses Astrodome, aunque me comentaron que fueron de lo mejorcito que pasó en esta edición por el escenario de la piscina.

Ya a las seis de la tarde volvíamos al escenario grande para la descarga brutal de los Conan. Su sonido, que ellos definen como “caveman battle doom“, es denso, lastimoso, agónico, sucio y arrastrado. Bajo aquel calorazo esa combinación que practican entre doom y sludge se convierte en toda una experiencia épica mientras te preguntas cómo puede resistir la voz de Jon Davis una hora de concierto desgañitándose de esa forma. Una pura demostración de fuerza doom-metalera donde hasta nos adelantaron algún tema del álbum que lanzarán el mes que viene. Tras un cambio donde ya se empezaban a acumular minutos de retraso salieron los italianos Ufomammut, otros veteranos de la escena doom/sludge europea, con casi 20 años de trayectoria y 8 largos a sus espaldas. Su estilo es más técnico que el de Conan, con más cambios de ritmo y estructuras más complejas pero logrando crear atmósferas igual de densas y opresivas. Subyugaron al público con su propuesta aplastante y fuerza destructiva, como un titán aplastando a la propia humanidad.img_20180810_192950_197 Tras dos horas de doom metal tocaba un cambio que refrescara un poco al público y Nebula eran el encaje perfecto para esta situación por su sonido más rockero. Tras haberse deshecho en 2009 parecía que Eddie Glass no tenía interés en recuperar a esta vieja máquina de hacer stoner rock, pero en 2017 anunciaba su retorno a los escenarios siendo este verano de 2018 su regreso a Europa. Sin nada nuevo que presentar repasaron sus grandes éxitos mientras Glass se convertía en el centro de todas las miradas con su energía desenfrenada sobre el escenario.

Los minutos de retraso seguían acumulándose y  los daneses Causa Sui aparecían en el escenario con 20 minutos de retraso. Pero cuando la psicodelia de influencias krautrock de los escandinavos empieza a sonar todo se olvida, su concierto es una experiencia instrumental evasiva, un auténtico viaje musical que actúa sobre tu cerebro como una droga liberadora. Llenaron de color musical el ambiente con sus impresionantes jams y su destreza y virtuosismo como instrumentistas. Pero tras su concierto el cansancio del viaje y de las horas de festival comenzaba a hacer mella y el retraso acumulado no ayudaba, así que me recogí sin ver a Samsara Blues Experiment ni a Mantar.

El segundo día madrugamos para poder disfrutar del directo de la que, para mi, es la mejor banda estatal con la etiqueta metal del último lustro: The Wizards. Su combinación entre epic doom, heavy y proto metal suena genial en disco, pero es que en directo saben defender esa propuesta con una ejecución impecable y una gran presencia escénica. Geniales los vascos.img_20180811_134610_407-animation Les seguían en el escenario de la piscina los tripeiros Talea Jacta, un dúo que apuesta por la fusión entre electrónica, world music y psicodelia para crear una experiencia instrumental evasiva. Ya desde lejos y mientras comíamos pudimos escuchar el sludge metal trallero a lo Crowbar de unos Greengo que me quedó pena de no haber podido disfrutar más a fondo.

Con los últimos acordes de los psicodélicos griegos Naxatras llegábamos preparados para la recta final cargada de stoner del segundo día de festival. The Atomic Bitchwax saltaban a una hora al escenario que para mi, por su trayectoria, era tal vez demasiado temprana. Para mi su disco debut es uno de los pináculos del stoner y su bajista y cantante Chris Kosnik toda una bestia de los escenarios. Culminaban su gira Europea de presentación de su disco Force Field en el Sonic Blast y encendieron a toda la asistencia con su stoner hard rockero, repasando sus clásicos con versión de Deep Purple incluida. Provocaron los primeros pogos y crowdsurfings de la tarde, demostraron tablas, talento y valía sobre el escenario y dejaron al público caliente y con ganas de más rock.img_20180811_192659_631 Y con la papeleta de tener que tocar tras el conciertazo de The Atomic Bitchwax pero con la ventaja de tener ya al público enardecido saltaron a escena los griegos 1000Mods. Dos canciones necesitaron para dejar claro que con su stoner desértico de regusto a Kyuss la fiesta iba a seguir a tope ¿El mejor concierto del festival? Podría admitir discusión entre si fueron ellos, Causa Sui o The Atomic Bitchwax, pero desde luego sí fue el concierto que mantuvo al público más enloquecido y animado.

img_20180811_203832_406

El proto-metal setentero de los germanos Kadavar era la siguiente entrega, una banda que en los últimos años ha logrado hacerse un nombre dentro de la escena de los riffs pesados. Músicos de gran técnica y marcada influencia de Black Sabbath, completaron un concierto muy bueno y cumpliendo muy bien teniendo que tocar tras dos conciertazos tan brutales como los de sus predecesores. Aquí os dejo uno de los vídeos de elgranguru666, en cuyo canal podéis encontrar documentos audiovisuales de algunos conciertos más de esta edición (y de muchos otros festivales)

Se acercaba el final del festival y arrancaba la recta final con otra de las bandas más esperadas, los Earthless llegaban a Portugal tras unos años de parón y descanso para presentar su nuevo trabajo, editado con Nuclear Blast. Si bien pensaba que se mandarían un concierto íntegramente instrumental intercalaron un par de temas cantados, pero fueron las largas jams psicodélicas con solos de la vieja escuela recorriendo pentatónicas las que marcaron su actuación. La clausura del festi llegaría de la mano de unos viejos conocidos tanto del festival como de los lectores de este blog: el hard rock setentero de The Black Wizards cerraba una edición más del Sonic Blast, y es que no podían no presentar su …What The Fuzz? y no pasar por la que es su segunda casa.

Y así acababa la edición de 2018, con más público que nunca, mostrando la buena salud del festival, con grandes aciertos como poner rampas y escaleras para acceder a la zona elevada a la derecha del escenario o la reubicación de barras y puesto de merchandising, pero abriendo algunos interrogantes al respecto de logística y crecimiento para la próxima edición ¿Es viable mantener el escenario de la piscina con tanta gente? ¿Por qué se hicieron este año tantas colas para salir del recinto? ¿No debería iluminarse mejor la zona de las letrinas? ¿Hay alguna solución para que el área donde están los puestos de comida esté mejor organizada? Esperamos comprobar todo eso en el Sonic Blast 2019

Crear una gráfica de dispersión con LibreOffice Calc

Toda buena hoja de cálculo tiene una utilidad de creación de gráficas y LibreOffice no va a ser menos. La suite ofimática libre nos permite crear, con su programa Calc, gráficas para dar color y hacer más visuales nuestras representaciones de datos.

Dispersión datos

Lo primero es meter los datos en las dos columnas. Para nuestro ejemplo vamos a hacer una gráfica que muestra la relación entre la distancia recorrida y el tiempo invertido, que mostrará la evolución de la velocidad. La columna X muestra el tiempo invertido y la columna Y la distancia recorrida en dicho tiempo. En dicha gráfica podremos comprobar como el cansancio va haciendo que en cada intervalo se vaya recorriendo menos distancia.

Tras insertar los datos lo siguiente es irnos al menú Añadir->Objeto->Gráfica y en los distintos modelos que podemos elegir escogemos Dispersión:

Asistente gráfica 1

Tras eso escogemos el rango de datos seleccionando las dos columnas donde hemos metido los datos. En el siguiente paso, donde hay que confirmar las series, ya nos debería traer los valores por defecto de ambas columnas. En caso contrario tendrías que seleccionarlas también.

Asistente Gráfica 2

Finalmente le damos un título a la tabla y también a ambos ejes de la misma, para que sea evidente su función.

Asistente de la gráfica 4

Y tras completar todos los pasos ya tenemos nuestra gráfica de dispersión lista y podemos visualizarla.

Gráfica evolución

El Bandcamp de la Quincena: The Heartwood Institute – Secret Rites

Un manto de oscuridad se cierne sobre nosotros en esta calurosa mañana de verano, este Secret Rites encapota los cielos.

Es posible que el nombre de The Heartwood Institute no te diga mucho, se trata de un proyecto musical de electrónica oscura que lleva muy activo, publicando múltiples EP, singles y discos desde 2015. Nos llegan desde Cumbria, en el norte de Inglaterra y nos trae a un veterano de la música electrónica: Jonathan Sharp.

Sharp tiene a sus espaldas una larga carrera que comienza a principios de los años 90, usando durante estos años los alias de Bio-Tek, Datura, Gunhed, Lashtal, New Mind, Nova, Psionic, Tyrophex 14, VENTZodiac, lo que complica un poco seguirle la pista y seguir sus múltiples cambios de estilo, ya que aunque se ha movido siempre dentro de la música electrónica ha orbitado entre géneros más agresivos, como en sus inicios con New Mind allá por 1991, acercamientos a sonoridades góticas como en Cyber-Tec y el puro industrial con Hexedene.

The Heartwood Institute

Inspirado por lo gris de los cielos de su ciudad, lo agreste de sus montes y por el cine de terror italiano de los 70 y las películas de folk horror inglesas de esa misma época (valga como ejemplo esa portada cargada de brujería que se ha currado Nick Taylor, de Spectral Studio) en este Secret Rites no encontraremos la agresividad de antaño, no veremos ese sonido industrial intenso y machacón. Con este proyecto, este The Heartwood Institute, lo que encontramos es música electrónica old-school ambiental y oscura, más en la onda de una banda sonora de Lucio Fulci cargada de sintetizadores analógicos.

The Heartwood Insitute nos ofrece en este trabajo un paseo por universos y ambientes inquietantes, música que mantiene una tensión constante y una oscuridad perpetua.  Un viaje al lado más oscuro de la mente de Jonathan Sharp.

fping: Una herramienta de ping “vitaminado” para Linux.

Todos conocemos ping, una utilidad diagnóstica que comprueba el estado de la comunicación del host local con uno o varios equipos remotos de una red IP por medio del envío de paquetes ICMP de solicitud (ICMP Echo Request) y de respuesta (ICMP Echo Reply). Hoy vamos a ver cómo funciona fping, un programa que nos permite ampliar las posibilidades que tiene el ping standar de Linux.

Para instalarlo, en un sistema de la familia Ubuntu/Debian, basta con teclear lo siguiente:

sudo apt-get install fping

¿Qué cosillas nos aporta fping? Veamos:

  • Lanzar un ping a varias IP a la vez: Basta con pasar como parámetro las direcciones IP separadas por un espacio y fping lanzará un ping a cada uno y nos responderá con el estado de cada IP.
  • Lanzar un ping a un rango de IP: Similar a lo anterior, pero en lugar de definir manualmente una lista de IP le damos dos valores para que compruebe todo entre ellos. Para hacerlo la sintaxis es fping -s -g y las dos direcciones IP separadas por un espacio. fping a rango
  • Lanzar un ping a toda la red: También podemos definir una máscara de red para que fping envíe ping a todos los equipos de la misma. En este caso la sintaxis fping -g seguido de la red que queremos revisar (en mi caso sería fping -g 192.168.1.0/24) dará una vuelta a vuestra red mandando pings a todas las direcciones.
    fping a toda la red
  • Carga direcciones desde un fichero: Supongamos que tenemos un fichero que se llama ListaIP.txt, pues con fping podemos cargar esa lista y recorrerla. Bastaría con hacer un fping < ListaIP.txt
  • Redirigir la salida a un fichero: Esto realmente no es una característica de fping sino que es algo general de Linux. Ya sabes que añadiendo el carácter > seguido de un nombre la salida de un comando se guarda en ese fichero. Por ejemplo fping -g -r 1 192.168.1.0/24 > red.txt crearía un fichero con ese nombre con el resultado de ese comando.

En este enlace puedes ver la documentación para exprimir a fondo todas las opciones de fping.