El Bandcamp de la quincena: Moon Coven – Moon Coven (08/01/2017)

El primer disco de este 2017 para El Bandcamp de la quincena nos llega desde las siempre frías tierras suecas, un país que parece tener una cantera inagotable de talentos musicales. Así que para inaugurar el año vamos con el disco homónimo de Moon Coven.

Lo primero que le viene a uno a la cabeza ¿estos Moon Coven de quién vienen siendo familia? Pues son de Malmö de toda la vida y como buenos suecos son un grupazo que tras dos singles previos publicados allá por 2014 nos presentaban a finales del recién terminado 2016 su primer y homónimo LP. Y voy a empezar la crítica rosmando, como buen blogger cascarrabias que soy: con lo chulas que fueron las portadas de sus entregas anteriores la de este LP es un claro bajón.

Moon Coven

Y esa mala crítica al diseño de la portada es lo único malo que voy a decir de esta banda, porque el resto del trabajo está más que fetén: riffs pesados y ambientes hipnóticos, voces lacónicas que desgranan las letras con suavidad por encima de un muro de sonido, notas pegajosas que impregnan tu piel… si vienes buscando un rollo stoner/doom esta gente te lo da en generosas cantidades. El uso de tres (sí, tres) guitarras parece ser una de las claves para lograr ese sonido con extra de peso y saturación por parte de este quinteto.

Al contrario que otras bandas de la escena de sueca (como los referentes Graveyard o Witchcraft) estos Moon Coven no van de rollo revival setentero sino que apuntan a un sonido que, si bien bebe de los seminales Black Sabbath, Blue Cheer y Pentagram; los empareja más con las atmósferas y el sonido de Windhand, Holy Mount o Uncle Acid and the Deadbeats, sobre todo por el estilo vocal tan etéreo.

Empezamos el año con un buen trabajo de stoner/doom. Como siempre a estas alturas estamos cargados de ilusiones… a ver cómo progresa este 2017. Al menos la buena música no nos faltará.

El bandcamp de la quincena: Black Witch – Solve et Coagula (30/10/2016)

En esta entrega de El Bandcamp de la Quincena nos acercamos al lado más oscuro del país de la samba y la bossa-nova, porque Brasil también sabe dar caña, lo demostraron hace más de 30 años Sepultura y Sarcófago y generación tras generación nos llegan siempre bandas interesantes desde esas tierras. Dale a play para iniciar el viaje:

En este caso no nos encontramos con algo tan bruto como las bandas antes citadas, aunque no les envidian nada en cuanto a intensidad. Estos brasileños definen su sonido como “bong rock” y nos llegan desde Mossoró, una región petrolera al norte del país. A pesar de ser un grupo muy reciente, fundado en 2015, este Solve et Coagula ya es su segundo trabajo.

La banda fue fundada y está liderada por su vocalista Lorena Rocha, que desgrana la apocalíptica poesía de sus letras con su tono agudo y nasal sobre los guitarrazos lisérgicos de su compañero Rafaum Costa. Su “bong rock“, como ella lo define, viene a ser un stoner desértico que toma muchos elementos del doom metal, una lluvia de fuzz donde Kyuss, Sleep, Electric Wizard o Cathedral se dan la mano bajo el aglutinador paraguas de Black Sabbath y Pentagram. Canciones basadas en marcados riffs old-school cargados de fuzz donde de cuando se atacan partes con solos atmosféricos muy desert/Josh Homme o donde el distorsionado bajo de Amilton Jr toma el primer plano para generar una sensación de pesadez infinita.

Black Witch

En un guiño al título del disco este se abre con un tema titulado Solve y se cierra con otro llamado Coagula, pero los puntos fuertes vienen en piezas como el apocalíptico riff de Salem, esa pieza que pide a gritos disfrutarla en directo que es Necromancer, la intensa Sumerian Tongues o el tema-single del que han sacado el primer vídeo promo del disco: Sitra Ahra.

No he logrado saber quién es el autor de la portada, pero destacaré que me recuerda en su estilo a la de Dopethrone de Electric Wizard.

Black Witch son una joya que hay que descubrir, tanto su primer EP Aware como este Solve et Coagula con el que se desvirgan en el formato de larga duración. Una hora de excepcional doom-stoner nos ofrece esta bruja negra. Ten cuidado si pones el disco, si te unes a su aquelarre, caerás a sus pies y no podrás sino adorarla, recibiendo a cambio toneladas de satisfacción guitarrero/apocalíptica.

Monolithic Fest: la previa

En un par de semanas tenemos la primera edición del Monolithic Fest en Santiago de Compostela, un festival netamente stoner que verá la luz en la Sala Malatesta el 17 de septiembre. Participan algunos viejos conocidos de este blog como The Black Wizards o Black Smoke Dragon. Hace un par de semanas entrevistábamos al organizador, Andrés Cortés, y hoy vamos con una pequeña lista de reproducción de youtube para ir abriendo boca.

Una pequeña muestra del sonido de las bandas que tocarán en dicho festival, con algunas he tenido que tirar de grabaciones en directo más caseras, pero no quería dejarme fuera a nadie.

Monolithic Fest

Entrevistamos a Andrés Cortés, organizador del Monolithic Fest.

Bueno, hacía eones que quería volver al tema de las entrevistas, cosa que nunca había hecho en este blog aunque sí en otros fanzines en el pasado. El “desafortunado” en abrir esta sección es Andrés Cortés, de la productora ourensana Black Moon Creep Agency. Con dicha productora ha estado organizando conciertos por Galicia de diversas bandas tanto Españolas como internacionales, y el próximo 17 de septiembre nos trae a Compostela el Monolithic Fest, un festival centrado en el stoner y la psicodelia donde podremos disfrutar de viejos conocidos de este blog como The Black Wizards o Black Smoke Dragon, junto a otras grandes bandas gallegas, portuguesas y hasta del más allá de nuestras costas como Mondo Generator (en el link tenéis toda la información del evento). Aquí os dejo reflejada la conversación que tuvimos con él hablando sobre el festival y sobre lo complicado de producir conciertos de rock en Galicia.

Muy buenas Andrés. Ante todo, como primeras preguntas ¿Quita muchas horas de sueño el rocanrol ? Hola Donnie, un placer hablar con vosotros.En cuanto a tu pregunta: Sí, quita muchas horas de descanso .

Ya metiéndonos en harina, el próximo septiembre nos traes la primera edición del Monolithic Fest a Compostela. ¿Qué nos ofrecerá ese cartel? El cartel sobre todo ofrecerá entre 7 y 8 horas del mejor Stoner  , Psych , Doom… y el valor añadido que por fin se hace algo de estas características en suelo gallego . Además las bandas han sido elegidas con mucho enfoque a esta primera edición para tener parte de lo mejor en Galicia ,de nuestro país vecino, de Europa y de Estados Unidos .

Pensando a largo plazo, si la primera edición funciona bien ¿podría convertirse en una cita anual en Compostela? ¿o podría pasar a ser un evento itinerante que se celebrara en diversas ciudades gallegas? Si funciona bien se barajan todas las opciones, puede convertirse en cualquiera de las que expones. No nos cerramos a nada.

Monolithic Fest

¿Hay vida después del Monolithic? ¿Qué más eventos tienes programados tras el festival? ¿Te refieres en Plan Festival ? Puede ser. Como puedes comprobar somos una promotora que trabaja muchos estilos todos alrededor del Rock : Desde Bluesrock, HardRock, Metal, Stoner, Doom, Classic Rock  y un largo etc. Después del Monolithic afrontamos unas semanas frenéticas de conciertos: Ben Poole, Michael Monroe, Avon Desert Rock, Electric Mary, Mos Generator, Tyler Bryant & The Shakedown, Eldorado y muchas mas cosas por confirmar o anunciar. ¡¡La rueda no para!!

Llevas ya un tiempo moviendo conciertos por varias ciudades gallegas ¿hay mucha diferencia en cuanto a implicación o afluencia de público entre una urbe y otra o está todo más o menos igual? En algunas ciudades sí, realmente el público no se implica gran cosa. Pero la norma no es esa, el público va más o menos a los conciertos dependiendo del artista que traes, otras porque hay demasiada oferta el mismo día que tu concierto y el publico se divide (de un tiempo a esta parte hay demasiada saturación de conciertos, lo cual no es bueno para nadie).  Hemos hecho desde conciertos en sala para 600 personas de media, 400/300/200/100 personas, hasta bolos minoritarios para 40/50, en diferentes ciudades y como te comenté antes el público se mueve por estímulos y por la banda que les muestras. Hay gente que se cree que porque hagas un bolo en tal o cual sala llenas fácil (Es una gran equivocación, algunas de esas salas se pegan buenas leches como todo hijo de vecino).

A la hora de montar bolos ¿la cosa está mejor en Portugal que en Galicia? ¿y en el resto de España? No lo se realmente. Llevamos poco tiempo trabajando en Portugal como para darte una opinión razonable .

¿Faltan salas en Galicia o falta público que las llene? Las salas sobran, falta público que las llenen.

Te has esforzado en traer a gente que defiende su material propio ¿es más difícil hoy por hoy mover a bandas que hacen su propia música frente a las omnipresentes bandas tributo? ¿el público se ha apalancado en la comodidad de escuchar siempre lo mismo? Sí, el material propio siempre es mucho mas difícil de vender. En mi opinión las bandas tributo son una gran enfermedad en la música de nuestros días, respeto que las haya porque muchos músicos viven de ello y tienen que comer, tengo amigos en algunas de esas bandas y ellos saben como pienso. Pero hacen un daño tremendo a grandes bandas que defienden su material propio. Ejemplo: el mismo día tocan los Tributo a menganito, que a su vez tocan en orquestas de la zona, y en otra sala vienen una banda que arrasa en toda Europa, que son la leche y con material propio (incluso algun numero 3 en listas de su pais ). Los números de asistencia son: Sold Out (300 personas) el tributo, la banda original que viene de fuera con todo su nombre meten 50 personas en la otra sala y se comen los mocos. ¿Quién tiene la culpa? Primeramente el público y su desidia a la hora de mamar material nuevo. Segundo culpable la banda tributo que va a lo fácil , a ganar dinero, lo que menos importa en este caso es la música. Se da el caso que algunas de esas bandas tributo estén cobrando auténticas fortunas viviendo de temas que no son suyos. Es algo verdaderamente triste pero existe, y veo difícil que esto ayude a la música original a largo plazo.Monolithic Fest Compostela

Has traído a bandas internacionales a Galicia ¿te planteas tomar la otra dirección? ¿intentar mover a bandas gallegas por el resto de la península? Te aseguro que ya es muy difícil que las bandas internacionales vengan hacia aquí, por lo cual el proceso inverso que me comentas es más complicado todavía. Es una pena porque hay muy buenas bandas aquí, algunas con nivel internacional, pero el gran problema es venderlas.

Bueno, muchas gracias por hacernos un hueco en tu agenda para contestar a estas preguntas. No sé si quieres añadir algo más para nuestros lectores. Si todo va bien, nos vemos en septiembre para disfrutar del Monolithic Fest.  Gracias a vosotros !! Pues nada decirles a los lectores que vengan a disfrutar del festival, que lo apoyen, será la mejor forma de que la aventura prospere y dure en el tiempo. Además cartelazos como estos y tan cerca no se ven todos los días!!  Un saludo a todos y nos vemos pronto.

Como ya comentaba por ahí arriba, si todo va bien y no sufro ningún percance (tengo la superstición de decir esto porque no os podéis imaginar la de veces que me he quedado con entradas en la mano o he tenido que regalarlas en el último minuto) tendréis por aquí una crónica del Monolithic Fest. Pero ¿por qué esperar a que yo os lo cuente? Mejor os veo allí, y de paso me invitáis a unas cañitas.

 

 

Sonic Blast Moledo 2016: la crónica express.

Quería currarme la crónica ayer cuando llegué a casa pero venía muy cansado así que, aprovechando el festivo, aquí os va la condensada crónica express del Sonic Blast Moledo 2016.

  • Organización y ubicación
    • Pues la ubicación es la misma que el año pasado, así que a esa crónica me remito. La cuestión es que este año para el sábado vendieron todos los abonos y da la impresión de que el camping y el escenario de la piscina se quedan un poco pequeños. En los conciertos de primera hora había sitio en la piscina, pero en los últimos de ese escenario ya la cosa se apelotonaba. Suponiendo que, como parece indicar la lógica, para el año debería haber la misma gente o más deberían estar buscando ya una solución para no verse superados.sonicblast
    • Los precios siguen estando muy bien dentro del recinto a nivel de birra/sidra/refrescos/aguas. Se hacía caro para los que querían beber copas, no tanto por el precio de una sino por el tamaño ya que las servían en unos vasos muy pequeños. En cualquier caso, sabiendo buscar era posible encontrar bares locales donde tomarse un refrigerio baratito (ejemplo real, y tengo testigos: dos tercios de superbock y un gin-tonic de Gordons por 3.40 euros). Para comer también era fácil encontrar sustento a buen precio: en los puestos de la entrada del festival había bocadillos y raciones a precios populares y en el pueblo el domingo nos tomamos una parrillada consiste en pollo a la brasa y bifanas a la brasa, con patatas y arroz como para una boda, que nos salió a 6 euros por cabeza.
    • El sonido en el escenario grande estuvo bien, como el año pasado. En la piscina en cambio lo noté peor, daba la impresión de que intentaron dar más volumen que el año pasado, que estaba un pelín bajo, pero sin aumentar la potencia de la amplificación, de modo que sonaba algo saturado en exceso. El primer día los horarios se cumplieron con impecable puntualidad, y se mejoró el tiempo excesivo de los últimos cambios que se apreció el año pasado. El segundo día el escenario grande empezó con media hora de retraso, pero se cumplió bien con los tiempos y los cambios de forma que no se acumuló más, tocando cada grupo media hora más tarde de lo previsto pero sin más incidente.
    • Muy bien en el escenario grande el tema de la iluminación, muy currada este año y que ayudó a magnificar la puesta en escena de varias bandas.
    • Cosas a mejorar: ha dado la impresión de que este año no esperaban tanta gente. El primer día, a las 10 de la noche, escuché a un camarero decir que necesitaban pedir urgentemente cerveza para el día siguiente porque ya habían superado la cantidad que esperaban vender el viernes. Las colas para comprar bebida o para usar los baños del recinto se hicieron mucho más grandes, así que para la próxima edición seria el punto a revisar: más baños y más barras. En todo caso, a nivel organizativo se merecen una buena nota.
  • Bandas del viernes
    • Vamos con lo que todo el mundo quiere saber ¿qué tal los conciertos? Bueno, este año no pude ir el jueves a la fiesta de presentación y entre pitos y flautas, llegar, instalarnos… pues nos perdimos casi todo el escenario de la piscina, llegando justo para ver a Correia, que nos ofrecieron un stoner contundente con dejes metaleros. Hicieron un buen concierto que, para mi, fue de menos a más acabando muy potentes.piscina día 1 Tras eso desaparecí un rato y me perdí a Brain Pyramid y a Acid Mess, aunque desde mi posición podía escucharles y ambas bandas sonaron bien, pero no puedo deciros mucho más. Llegamos al recinto para ver a Miss Lava, que cuajaron un directo enérgico muy centrado en su último trabajo y dieron muestras de ser una banda con actitud y tablas. Tras ellos asaltaron el escenario los Sacri Monti con su estilo setentero y melódico, rodeados de luz violeta nos dieron una buena ración de su sonido que evoca a unos primos psicodélicos de Deep Purple o Uriah Heep y completaron un concierto estupendo. sacrimontiLo de All Them Witches ya fue de otro mundo, qué forma de destilar clase por los cuatro costados, qué forma de sonar y hacer volar al público desde el norte de Portugal a un paisaje fantasmal y desértico, su sonido me hacía sentir siseos de serpiente de cascabel, arena en el calzado y olor a flores de cactus, simplemente un concierto de sobresaliente. Cerraban la noche Valient Thorr, la banda que había entrado como recambio tras la caída de Eyehategod. Desde un primer momento pensé que no pegaban mucho con el cartel, aunque a mi me gusten. Valient Thorr suenan como si unos heavys clasicorros y cerveceros del sur de los EEUU intentaran grabar un disco de punk escandinavo, lo que da una combinación muy divertida. Su vocalista, Valient Himself, se pasó el concierto saltando de un lado a otro como poseído, muy enérgico, y soltando tremendas parrafadas entre tema y tema (nos inventamos “El Juego de beber con Valient Thorr“, cada vez que el cantante diga “Ya’ know we’re talkin’ ‘bout” te tienes que beber un chupito… ojo, peligro de muerte). Una banda muy divertida, aunque no acabara de pegar con el resto del cartel demasiado. Tras eso after-party y un montón de anécdotas absurdas sobre las que correr un tupido velo…
  • Bandas del sábado
    • Vamos con el segundo día. Subimos temprano a la piscina para ver a las Bala, una banda que me había gustado en disco pero cuyo directo no me convenció, dando la impresión de que el escenario se les quedaba grande y que salieron a tocar como si ya tuvieran ganado al público de antemano. balaTras ellas aparecieron Cachemira, una banda catalana que practica un sonido proto-metal/psicodelia setentera y que están girando en estas fechas con Sacri Monti por la península. Me gustaron a nivel instrumental aunque no me convenció de todo la voz, pero en general les doy mi aprobación. cachemiraCon mucho dolor de mi corazón me tuve que perder a Vircator por causas logísticas, y mira que su último disco me había gustado mogollón, y tampoco llegué para ver a Spelljammer. piscinadia2Llegué al recinto a las siete y me encontré con que todavía quedaba un rato para arrancar. A las 19:30 saltaban al escenario The Black Wizards, que el año pasado me habían gustado mucho en el escenario pequeño y también cuando les volví a ver meses después en un local pequeño, por lo que quería ver qué tal pegaban en el grande. Estuvieron muy bien tanto de actitud como a nivel instrumental, mostrando que durante el último año han ganado muchas tablas sobre el escenario y que saben cumplir en un recinto grande. Sólo le pondría un punto negro a su actuación: la voz no sonaba bien, cosa que no pasó en las dos ocasiones anteriores que los había visto así que imagino que sería un problema puntual (aquí lo leeréis cuando haga la crónica del Monolithic Fest, en Compostela dentro de un mes, ya que son uno de los grupos del cartel).The Black Wizards De Killimanjaro vi sólo la primera canción, estaban sonando bien pero no son muy de mi estilo, por lo que aproveché para cenar. Volví al recinto para Stoned Jesus: conciertazo de los ucranianos, le di a la cabeza hasta que casi se me desenrosca el cuello, muy bien, muy sólidos, cada vez más stoner y menos doom, eso sí, pero cumplidores sobre las tablas. Tras ellos nos esperaban Uncle Acid and the Deadbeats ¿alguien dijo que ya no salían buenas bandas del Reino Unido? Pues ni caso, lo de este grupo es sobrenatural mis queridos lectores. Como el híbrido bastardo que son entre Black Sabbath y los Beatles nos regalaron un concierto impresionante donde cada canción era una bofetada en la cara del público a base de hipnóticos riffs. En una palabra, y con mayúsculas, IMPERIALES. UncleAcidTras ellos salían Truckfighters, con la papeleta de tener que cumplir tras la monolítica exhibición de Uncle Acid. Desde el primer minuto salieron a comerse el escenario con una garra y una actitud inmejorables, sobre todo por parte del guitarrista Dango Källgren que no paró de animar, correr, saltar, revolcarse y provocar al público con una energía que sólo podría comparar  con la de Ruyter Suys de Nashville Pussy o Joel O’Keeffe de Airbourne. Aunque en algunas partes creo que se alargaron en exceso completaron un gran concierto. TruckFightersAhí mi cuerpo dijo basta, y aunque tenía ganas de ver a Salem’s Pot la contractura de mi hombro tenía más ganas de estar en cama. Escuché un rato sentado en la terraza tomándome la última cerveza y sonaban bien, pero no les vi. Me dijeron, gente en cuyo criterio confío, que tuvieron la mejor puesta en escena del festival con una escenografía muy cuidada, pero ahí ya os hablo de oídas. No hubo after-party el segundo día, y el tercero nos despedimos de Moledo con una opípara comida de uno de los restaurantes locales (si visitáis Moledo do Minho, aunque no sea para el festi, buscad la parrillada que está junto a la estación de tren, al lado del paso a nivel: ojito a lo bien que se come allí, ojito).

En resumen, que la edición de 2016 ha sido muy grande. Han agotado entradas y creo que están llegando al punto de tener que pensar en qué hacer para poder seguir creciendo, pero no me cabe duda de que estarán trabajando en ello. Hay cosillas que mejorar para que el año que viene no se queden superados por la afluencia de público, pero ha sido un festival memorable, con un gran ambiente y sin esa sensación de “parque de atracciones” que dan muchos festivales ya masificados. Todavía queda un año para la próxima edición, pero en mi cabeza ya está la idea de repetir si las circunstancias personales me lo permiten, porque vale la pena.

En este link os dejo una cuenta de youtube con variado material audiovisual del festival como este videaco de los Uncle Acid que cierra el artículo. Y también le mando toda mi gratitud a Noelia por dejarme robarle sus fotos de Uncle Acid y Truckfighters para ilustrar esto un poco (que las que saqué yo con mi móvil quedaron horripilantes… como ya veríais) y un saludo a los Pelletiers que me imagino que dentro de nada colgarán también una crónica guapa.

El Bandcamp de la quincena: Stoned Jesus – The Seeds, vol.II (07/08/2016)

Un viajectio a Ucrania, a escuchar a una banda que espero estar viendo dentro de una semana en el Sonic Blast Moledo 2016.

Este The Seeds, vol.II es un lanzamiento un poco particular. Salió hace un par de meses, en junio, como una iniciativa para recaudar dinero para su próximo lanzamiento discográfico, el que será su cuarto largo.  El EP que hoy tratamos incluye tres improvisaciones grabadas en estudio, que responden a los títulos 201,202 y 203, y una toma en directo de 2010, con la formación original de Stoned Jesus,  del tema Starshine Harvest, incluyendo en la misma pista algunas tomas de ensayos del tema. Al final entre los 4 temas nos ponemos en más o menos unos 40 minutos de música.

Esta grabación nos muestra la cara menos Doom Metal/Black Sabbath de Stoned Jesus y su lado más progresivo, espacial y psicodélico, acercándose en estas jams más gente como Earth, Mono, Belzebong o JPT Scare Band que a ese sonido más similar a Sleep o Saint Vitus que nos encontramos en sus discos previos.

Stoned Jesus - The Seeds vol II

El sonido, si lo tomamos como lo que es, una grabación de una jam en un ensayo, es bastante aceptable en los tres temas. Temas donde la banda explora sonidos espaciales y psicodélicos buscando la creación de atmósferas densas que transporten la mente del oyente a páramos marcianos, a novelas de John Carter o a un ballet cósmico Kubrickiano. He de decir que el tema en directo de 2010 sí que tiene un sonido peor, pero está bien como rareza de la época previa al lanzamiento del disco debut de la banda.

No nos engañemos, no es el disco más indicado para comenzar con Stoned Jesus. Tampoco sé si la banda tirará por estos derroteros más psicodélicos ya que en su previa trayectoria se han movido por un terreno más doom, aunque es una banda en constante evolución desde sus inicios más cercanos al sludge. Si eres fan de Stoned Jesus es un documento interesante, y si te gustan bandas como Vircator o Astrodome también disfrutarás de este The Seeds, Vol II.

 

Sonic Blast Moledo 2016, previa.

No queda nada para el Sonic Blast 2016, en Moledo do Minho, al norte de Portugal. Ya sabéis que en este blog somos fans de dicho festi: estuvimos el año pasado y disfrutamos de unos clásicos como Pentagram entre otros, hemos comentado los discos de algunas bandas participantes como The Black Wizards, Vircator o Bala en nuestra sección El Bandcamp de la Quincena y este año repetiremos festi, donde nos toparemos con todo tipo de engendros del rock and roll y el metal, como nuestros colegas de Pelletier Horror. Y para ir calentado motores, una listita de reproducción, una lista con vídeos de youtube de las bandas participantes en esta edición 2016. Disfrutad, y recordad que todavía podéis asistir!

El Bandcamp de la quincena: Slomatics – Estron (10/07/2016)

Esta semana viajamos a Belfast, y a 2014, en El Bandcamp de la Quincena. Puedes darle al play.

No es una novedad este disco de Slomatics, y de hecho dentro de un par de meses tienen anunciado sacar un nuevo disco (para septiembre de 2016). Una banda veterana, fundada en un ya lejano 2004, la propuesta de estos chicos de Belfast busca ofrecernos unos ritmos y riffs crudos y primitivos, muy básicos y cargados de sucia distorsión que surge de sus amplificadores Dunwich (con un nombre tan Lovecraft está claro que tienen que sacar un sonido totalmente primigenio).

Como comentaba nos vamos a 2014, a febrero, que fue cuando se publicó este disco que llegaba precedido de tres álbumes y de múltiples EP y splits y que se cocinó durante el otoño de 2013. Respecto a sus predecesores este Estron aportaba al sonido una serie de influencias del rock progresivo y setentero que añadían más variedad a su estilo denso y contundente.

Si bien la inicial Troglorite nos presentaba el sonido ya conocía de la banda en anteriores entregas, Tunnel Dragger nos presentaba esos ambientes más espaciales, psicodélicos y setenteros, entre esos riffs claustrofóbicos de hormigón, que progresan lentos como las gotas de sudor goteando desde la frente en una tarde de verano. La tralla de Lost Punisher o el largo y majestuoso final con los más de 10 minutos de The Carpenter marcarían los otros momentos álgidos del disco.

Llámalo doom metal, llámalo sludge, pero sobre todo llámalo discazo, discazo que no te debes perder. Con ambientes que por momentos llegan a emular la sensación de agobio de Sunn O))), pero sin el deje hipster/gafapasta de estos, y un sonido para amantes de propuestas como las de Belzebong, Bongripper y, como no, Conan. Estos últimos están bastante hermanados con Slomatics, habiendo publicado juntos un split que tiene la mejor portada que jamás haya visto para un disco de doom metal (en serio). Y es que hasta el arte de la portada me encanta en este disco, a cargo de Anthony Roberts al que es posible que conozcas por su trabajo con Electric Wizard, Cathedral o Conan.

Stron Slomatics

Doom pesado que te dejará sin aliento, banda sonora para Lovecraft, Robert Bloch, August Derleth, Robert Howard o Clark Ashton Smith. Ciencia ficción, sacrificios rituales y terror primigenio aderezados con buenos y densos riffs y empujados por una maníaca percusión. ¿Lo vas a dejar pasar?

El Bandcamp de la quincena: Astrodome – Astrodome (16/05/2016)

Volvemos a Portugal en esta sección, con otra banda también instrumental y psicodélica: Astrodome.

Intenso cuarteto llegado desde Porto que a finales de 2015 nos presentaba este LP debut, precedido de una demo recogida en directo en 2014. De hecho de esa primera demo, grabada con espíritu de jam-band, recuperan tres temas en este LP.

Repartidos en 6 cortes los Astrodome nos ofrecen más de una hora de viaje cósmico y uso y abuso del fuzz.Psicodelia, doom, stoner, heavy metal, blues, progresivo… todo se da la mano en este trabajo de excelente y virtuosa factura, con una base rítmica atronadora impulsado al doblete guitarrístico que oscilan entre lo atmosférico y lo pesado. Pero no sólo de saturación vive el hombre, logrando momentos de prístina claridad cuando levantan el pie de sus pedales para atreverse con líneas más limpias y melódicas.

Astrodome

Astrodome bebe de la devoción por Black Sabbath y seguro que no han hecho ascos en el pasado a Eyehategod o Pentagram, y podrían pasar por ser los primos del sur de los polacos Belzebong o los hijos adoptivos de JPT Scare Band, pero en su música se aprecia también que han disfrutado las influencias del lejano oriente o de la misteriosa India, como muestran los dejes asiáticos de The Arrival o esa explosión final, casi una eyaculación, de Coronation, donde la batería toma el primer plano, el protagonismo total como en el Moby Dick de Led Zeppelin o el The Mule de Deep Purple.

Astrodome es una banda que, ya sea en directo o en estudio, te transportará a otros mundos y dimensiones, te ofrecerá una banda sonora ideal para Heinlein, Asimov o Philip K. Dick, o para tumbarte un rato en el sofá y dejar volar tu cabeza. Junto a Vircator y The Black Wizards conformarían el tridente esencial del rock guitarrero y denso salido de tierras lusas en este curso musical 2015-2016. No te los pierdas, ni a Astrodome ni a los otros dos que ya fueron por aquí mencionados.

El bandcamp de la quincena: The Black Wizards – Lake of Fire

Portugal, tan cerca, tan lejos. Al menos para el fan español rockero/metalero medio, que parece que, por obra y gracia de la prensa musical tradicional, vive más cerca de Finlandia, Alemania o los EEUU que del país vecino.

Para un fan gallego es más rápido y barato acercarse a Porto que a Madrid haciendo uso del coche o incluso del autobús y la posible barrera idiomática no es acusada (es fácil hacerse entender incluso no sabiendo ni papa de portugués), pero hay quien sigue planteándose como primera opción Barcelona o Madrid frente a cruzar la frontera del Miño.

No podría hacer un análisis profundo del circuito underground portugués porque tampoco lo conozco con profundidad, pero sí da la impresión de ser más activo que el español, o al menos que el gallego. Tienen festivales muy especializados, como el SWR Barroselas dedicado a las tendencias más extremas del metal, el Sonic Blast más orientado a la psicodelia, el doom y el stoner o el Amplifest en una rama más alternativa. Y tienen una buena cantidad de bandas muy interesantes pero de las que en España rara vez se oye hablar. No sólo estos The Black Wizards que hoy nos ocupan, también otras bandas como Vircator, Lâmina o Astrodome (que probablemente acaben saliendo en este blog también). Si os suenan sus nombres es porque probablemente los leísteis en mi crónica del Sonic Blast 2015 (este año creo que tocará repetir).

Como ya os decía, a esta banda la conocí viéndola en directo. Tocaban muy temprano en el escenario pequeño y allí me senté a verlos con mi girafa de Super Bock. En la primera canción ya me había enamorado: espíritu setentero, riffs pesados y fuzz a tope. Al frente del grupo Joana Brito, te la podría describir como la hija que nunca engendraron juntos Grace Slick y Tony Iommi, derrochaba carisma y presencia. Y el otro guitarra, Paulo Ferreira, tampoco le daba mal. En la batería otra mujer, Helena Peixoto, aportaba una buena dosis de empuje y contundencia y abría un debate sobre cual era la mejor batería femenina del festi: ella o la batería de Lâmina. Sobre el bajista que vi en aquel concierto no puedo deciros si era el que grabó este disco o la anterior demo, sólo que cumplió muy bien su trabajo aportando el extra de peso necesario para los temas, con un sonido cálido pero distorsionado.

¿Qué nos ofrecen The Black Wizards en su Lake Of Fire? Bueno, lo primero que verás es un bonito artwork obra del artista Vasco Duarte, y como te decía arriba fuzz, psicodelia, pasión por el blues rock más contundente de finales de los 60 y principios de los 70.

Lake of Fire - The Black Wizards

El nombre de Black Sabbath es evidente, desde luego, al pensar en una banda así. Aunque su distorsión es más saturada que la que usaba el colega Iommi y a mi me trae más a la cabeza nombres como Blue Cheer, los primeros trabajos de Grand Funk Railroad o Sir Lord Baltimore. Incluso en algún momento mencionaría la influencia de Ten Years After, Cream o Jimi Hendrix (escucha el tema Lake of Fire que te he dejado arriba). Si queremos comparar con una banda más actual creo que Kadavar sería lo primero que me vendría a la cabeza.

El deje retro para nada te creas que le resta garra y contundencia a su sonido, o que hace que la banda no suene actual. Todo lo contrario, ofrecen un sonido muy fresco sin renunciar a sus raíces más old school.

El disco lo componen ocho cortes en una línea muy homogénea, sin sorpresas o grandes saltos estilístico entre un tema y otro: hacen muy bien lo que hacen y saben hacer y no se lanzan a otrs aventuras. Desde la inicial Pain hasta el cierren con Fallen Leaves la banda ofrece lo mismo: riffs densos, atmósferas pesadas, tempos lentos: como la primera birra después del trabajo, como el sexo en tu tienda de campaña tras una noche de festival, algo que hay que hacer con calma y deleitándose. A pesar de contener sólo 8 canciones no se trata de un trabajo para nada corto, ya que se trata de composiciones bastante largas, oscilando entre los 6:23 que dura el segundo tema, I don’t mind (la canción más corta del disco) y los 10:17 de Wicked Brain, el corte más largo, oscuro y funerario del álbum, 100% primeros Black Sabbath. Y aunque se trate de un trabajo compositivamente homogéneo tampoco peca de repetitivo como otras bandas del estilo, ofreciendo esos pequeños detallitos compositivos que dan vidilla y color a las canciones.

Para amantes del rock duro más pesado y denso Lake of Fire será una delicia, un disco debut que debería meter a esta banda en tu lista de “gente a la que tener en cuenta a medio plazo“. No te voy a vender que The Black Wizards son the next big thing, desde luego, pero si tienes la oportunidad de acercarte a su directo no deberías dudar. Y desde luego lo que no puedes perdonar es darle una escucha entera a este disco.