Gracias otra vez.

El pasado sábado vi Los Hombres que Miraban Fijamente a las cabras y, tras comentarlo en Facebook, un amigo me replicaba que no entendía cómo todavía no la había visto a estas alturas. Le contesté que yo no me doy prisa con los estrenos, que me tomo con calma el cine… y me replicó que la película tiene casi una década. Lo comprobé en IMDB y era cierto, 9 años que habían pasado casi desde su estreno.

¿A qué viene esto? A que hoy hace siete años ya que empecé este blog: era abril de 2011, estudiaba FP y era el único que apostaba por los Mavericks para llevarse el anillo de campeones de la NBA. Creo que todas esas decisiones fueron buenas (el blog, el FP y apostar por los Mavs). Han pasado los años y el blog ha ido creciendo: de 80 visitas el primer mes a una media de 1300 al día en lo que llevamos de año. Está claro que no es Gizmodo, pero tampoco permanece instalado en la irrelevancia.

¿Por qué seguir a estas alturas? Pues hay una cosa que me motiva mucho en mis estadísticas, y es cuando veo que muchas visitas llegan a través de URL de intranets de facultades o de institutos de FP donde se ha enlazado algún artículo de corte técnico. Me hace sentir que aporto un poco de valor a la sociedad.

Así que gracias por leerme y perdonad esta nota nostálgica de hoy.

Anuncios

Siete puntos a tener en cuenta para comprar on-line.

En estas fechas navideñas se hacen muchas compras, y en los últimos años las compras on-line han crecido exponencialmente. Tanto como para colapsar los centros de algunas empresas de transporte. Pero ¿Son seguras? En los últimos años la seguridad de estas transacciones también ha mejorado mucho, pero sin una serie de buenas prácticas por parte del usuario todo el trabajo de los programadores de dichos sistemas puede irse al garete.

Hace unas semanas, motivados por el Black Friday, INCIBE y OSI realizaron una guía con una serie de pasos para comprar de forma segura en Internet. Con ánimo divulgativo os dejo por aquí la infografía que realizaron y también este enlace donde podéis ver el contenido del post original en el sitio web de la OSI.

Guía OSI INCIBE compra on-line

 

Graham Bonnet Band – Santiago de Compostela 05/11/2016

Vamos con una minicrónica del conciertillo/conciertazo que se marcó ayer la Graham Bonnet Band, aka Graham Bonnet y Señora. Sólo unas líneas que ya se encargarán los colegas de Pelletier Horror de contarlo fetén.

A los teloneros, Aquelarre, no los conocía. Allá en la sala no logré sacar mucha más información aparte de su procedencia: son vigueses. Literalmente suenan a banda española del catálogo de Locomotive Music de finales de los 90-principios de los dosmiles.

En cuanto al señor Bonnet la impresión general fue buena, con sus luces y con sus sombras. Decía aquel comentarista latino “Cuidado, que este sabe, cuidado que Milla sabe” y con Bonnet pasa lo mismo, perro viejo con muchos años de escenario y de no probarlo. Se recorrió muchos de los grandes hitos de su carrera haciendo hincapié en el Down To Earth del que sonaron cinco temas: Eyes of the World y All Night long, con las que abrió, Love’s no friend, un Since you’ve been gone  que le quedó fetén y levantó a todo el público y Lost in Hollywood para despedirse de la audiencia. Entre medias hubo tiempo de recordar también su paso por MSG con piezas como Assault Attack, sus años de boss de Malmsteen y Vai en Alcatrazz o su muchas veces olvidado e infravalorado disco en solitario Line Up, del que sonaron SOS y esa tremenda pieza de hard rock que es Night Games. Así que haciendo un balance la cosa quedaría así:

Contras (empiezo por lo malo):

  • Los coros pregrabados ya son un mal de estos días que asumimos que ocurrirá con la mayor parte de bandas ochenteras, pero llevar los teclados pregrabados y disparados en un grupo donde van a sonar en todos los temas es bastante cutre. Mr Bonnet, estírese y contrate a alguien que le toque las teclas.
  • Lógicamente la edad no perdona y con 68 años hubo algunos temas donde los años pesaron.
  • No es un contra propiamente dicho, pero me faltó que metiera algún temilla de Impelliteri y alguna más del No Parole de Alcatrazz (Hiroshima mon Amour o Too young to Die, too drunk to live habrían estado más que fetén)

Pros (lo bueno, lo fetén)

  • A pesar de lo reseñado arriba se marcó un set list completito, con temas de múltiples etapas y sin meter material de otros vocalistas.
  • Carisma y simpatía por un tubo sobre las tablas, y luego se bajó a firmar y sacarse fotos con todo el que quisiera.
  • Obviando la falta de teclista la banda muy bien. Al italo-brasileño Conrado Pesinato le tocaba un buen marrón, comerse los solos de Blackmore, Schenker, Moody, Vai o Malmsteen, un tremendo repóker de guitarristas del que salió airoso con gran talento aunque con algo de abuso del tapping. El batería parece ser que había sido contratado a última hora por tener lesionado al habitual pero cumplió sin fisuras. Beth-Ami Heavenstone se desempeñó también muy sobriamente en el puesto de bajista, atizándole unas buenas copillas de whisky entre tema y tema.
  • Aunque en algún tema se hizo evidente que los años pesaban no recurrió al rastrero truquito de ponerle el micro constantemente al público, y de hecho tampoco bajó el tono de los temas.
  • Bonnet ni lleva bisoñé ni subió a ningún telonero a que le cantara el Burn. Eso le da unos puntos más de dignidad sobre otros ex-vocalistas de Rainbow. Sigue con su clásico tupé de James Dean, sus eternas gafas y su corbata (nos faltó sólo la americana en tonos pastel), una marca de la casa, una de las estéticas más personales del heavy metal.

Yo, por mi parte, ya puedo decir que he visto a todos los cantantes de Rainbow a pesar de no haber visto nunca a Rainbow (con Black Sabbath me pasa lo mismo). No fue un concierto que diga “me cambió la vida” pero disfruté de una buena noche de buen hard rock/heavy metal clásico a cargo de la banda de Graham Bonnet y señora. Doy por bien invertida la entrada.

Si las bandas de rock y metal fueran desayunos…

Si las bandas de rock/metal fueron desayunos:

Asking Alexandria serían un batido de soja y pomelo con semillas de chía.
Alter Bridge serían chococrispies con batido de chocolate.
Mastodon serían una tostada con aguacate.
Metallica serían una caja de muesli que lleva abierta como seis meses pero que varios de tus colegas se empeñan en afirmar que sigue estando crujiente.
Ted Nugent sería un café largo, plato de tortitas con sirope de arce, bacon y una banderita americana decorando todo.
Black Sabbath serían un café con leche, croissant y zumo de naranja natural recién exprimido.
AC/DC serían un café con leche y unas tostadas
Hanoi Rocks serían un brunch.
Topo serían una tapa de tortilla.
Barón Rojo serían un bocata de calamares.
Overkill serían huevos fritos con bacon y una cerveza.
High on Fire serían un chupito de whisky y una ración de chicharrones.
Electric Wizard serían unas magdalenas de mariguana
Sleep serían una tortilla de hongos alucinógenos.
Primus serían la cena, pero por algún motivo te las estás tomando a la hora del desayuno.
Emerson, Lake and Palmer serían la cena, pero por algún motivo te las estás tomando a la hora del desayuno mientras estás sentado bocabajo en una silla de oficina.
Nashville Pussy serían pasar de desayunar y tomarte otra cerveza porque llegas de reenganche.
Motorhead serían pasar de desayunar y tomarte otra botella de Jack Daniels porque llegas de reenganche.
Red Fang serían pasar de desayunar porque estás de resaca.
W.A.S.P. serían pasar de desayunar e irte a una sesión de bondage.
Mercyful Fate serían pasar de desayunar para unirse a un aquelarre.
Burzum serían pasar de desayunar e ir a apuñalar a Euronymus.

Evolución de la población en Ortigueira, el Ortegal y alrededores

Esto no pretende ni pretendió nunca ser un artículo serio y científico, sino que lo publico como mera curiosidad, no voy a ponerme a hacer un sesudo análisis demográfico. Lo digo por si alguien está tentado de comentarlo en los comentarios de la página.

Todo esto viene al caso porque hablaba con un amigo sobre que en los veranos de nuestra adolescencia había más ambientillo en la calles de nuestro pueblo, que por la noche era habitual que hubiera gente en los bares incluso entre semana. Argumentaba un tercero que eso no era así, sino que era un producto de nuestra mente, que recordábamos las cosas como mucho mejores de lo que realmente eran, que había un sesgo positivo en nuestros recuerdos y que además la perspectiva que teníamos como adolescentes de 15 años no es la misma que podemos tener ahora como adultos que pasados los 30 hemos visto más mundo. Y puede que tenga razón, pero yo estaba convencido de que antes había bastante más gente, así que me fui a Google Public Data (herramienta de la que hablaremos más adelante en otro artículo) a buscar datos sobre población por ayuntamientos para sacar de allí una gráfica que lo ilustrara.

La comarca del Ortegal, situada en el norte de la provincia de A Coruña, en Galicia, engloba los ayuntamientos de Ortigueira, Cariño, Mañón y Cerdido, que actualmente suman alrededor de 13.000 habitantes censados entre los cuatro. Además en la gráfica he añadido los cercanos ayuntamientos de As Somozas, Cedeira, Moeche y As Pontes de García Rodríguez. En general se aprecia un decrecimiento de la población en todos estos ayuntamientos desde 1996 hasta 2014, pero siendo el de Ortigueira el más acusado tanto en totales como en porcentaje.

Uno podría esperar que sería As Pontes quien mostaría la mayor caída total por ser la población de mayor tamaño, con 12664 habitantes en 1996 y 10634 en el censo de 2014 ha perdido 2030 habitantes en ese lapso de 18 años. Pero en ese mismo tiempo Ortigueira cae desde los 8893 de mediados de los 90 a los 5997 de 2014, 2896 habitantes menos, casi un 33% de población menos en 18 años. Es curioso el caso de Cedeira, que ese tiempo resiste bastante bien y sólo pierde 603 habitantes, pasando de 7750 a 7147, superando en población censada a Ortigueira en 2006 en unas pocas docenas de habitantes, hasta hacerlo en más de mil en 2014. Comprobando los datos del padrón de 2015 la tendencia parece haberse invertido y se ha registrado un crecimiento de la población ese último año.

Así que me quedo con que tenía razón: había más gente (un porcentaje significativo) cuando yo tenía 15 años (año 2000) que ahora. Y otro punto a tener en cuenta, que no se refleja en esta estadística, la población que sigue residiendo en esta zona cada vez está más envejecida.

Evolución Población Ortegal

La versión autoalojada de WordPress no me permite embeber directamente la gráfica de Google (creo, si lo permite de momento no se cómo), pero aquí está el enlace a la gráfica de la imagen de arriba. En él podréis ver los datos detallados año a año moviendo el ratón sobre las líneas.

Comarca do Ortegal
Cariño y ría de Ortigueira. Fotografía de Ramón Piñeiro.

En fin ¿causas de este decrecimiento? No he hecho ningún estudio profundo para mostrar un verdadero análisis, pero la falta de oportunidades laborales tiene todas las papeletas para ser la principal. Y no podemos obviar las malas comunicaciones de la comarca: transporte público cada vez más deficiente, con un FEVE casi desmantelado y cada vez con menos líneas de autobús, y carreteras sensiblemente mejorables que no invitan a coger el coche, coche que por otra parte casi cualquier habitante de la zona está obligado a tener.

Ría Ortigueira Capelada
Ría de Ortigueira desde la Capelada. Fotografía de Antonio Ramos Soto

Como ya decía al principio, no se trata de un artículo sesudo, sólo la visualización de la constatación estadística de un hecho que cualquier conocedor de la zona ya habría percibido. Pero me da pie para hablaros, como ya dije, de Google Public Data… en un artículo que caerá en estos días.

Aquarius casero

Lo prometido es deuda, y aunque no suelo subir recetas había comentado en diversas redes sociales que esta sí la subiría al blog: cómo hacer una bebida isotónica con gusto cítrico casera. Vamos con la lista de ingredientes:

  • Agua (lógicamente)
  • Dos limas
  • Un limón
  • Un pomelo
  • Sal común (cloruro sódico)
  • Cloruro potásico (también llamada sal sin sodio)
  • Bicarbonato sódico
  • Azúcar moreno (puede ser sustituido por azúcar refinado, por panela, por estevia, por miel… a tu gusto)

En fin, la idea es hacer litro y medio (el popular formato del Aquarius), y mis medidas son a base de cucharillas de café. La idea es exprimir los cítricos y colarlos para que no vayan pepitas. Añadimos al agua una cucharilla de sal, una de cloruro potásico, una de bicarbonato sódico y cinco de azúcar moreno. Agitamos para que diluya bien, añadimos el zumo de los cítricos y dejamos unos minutos a enfriar. Yo suelo dejar el agua preparada con la sales y el azúcar enfriándose toda la noche en la nevera, y exprimo y añado los cítricos y el bicarbonato al día siguiente justo antes de beberlo, para que el zumo esté bien fresco y no pierda propiedades ni se altere su sabor.