¿Qué significa que un teléfono o tablet es IP68 o IP69K?

Me preguntaba un amigo el otro día que significaba IP68 porque le habían ofrecido un teléfono Ulefone que en su descripción destacaba esa característica. IP será la abreviatura de Ingress Protection, protección de entrada en castellano y se trata de un estándar internacional para medir y certificar la resistencia de un dispositivo electrónico ante cuerpos extraños. Este estándar es definido y regulado por la normativa IEC 60529 (equivalente a la EN 60529 de la Unión Europea).

El primer número define el nivel de resistencia ante intrusiones o cuerpos sólidos:

  • X: Implica que no hay datos disponibles
  • 0: No hay ningún tipo de protección ante el acceso o el contacto con cuerpos sólidos
  • 1: Protección contra cuerpos mayores de 50 milímetros de diámetro.
  • 2: Protección contra cuerpos mayores de 12.5 milímetros de diámetro y 80mm de longitud. Por ejemplo, un dedo podría penetrar dentro del dispositivo
  • 3: Protección contra cuerpos mayores de un diámetro de 2.5 milímetros. El dispositivo podría ser penetrado por algunas herramientas o cuerpos de más de ese tamaño.
  • 4: Protección contra cuerpos sólidos de más de un milímetro de diámetro. El dispositivo solo podría ser penetrado con algún tipo de hilo o con herramientas de precisión.
  • 5: Protección contra polvo grueso, arena, etc. Puede entrar una cantidad de polvo en el dispositivo pero no suficiente para dañarlo.
  • 6: Dispositivo totalmente estanco al polvo.

El segundo número lo que marcaría es su nivel de estanqueidad ante el agua:

  • 0: Sin protección.
  • 1: Protegido contra la condensación
  • 2: Protección contra gotas de agua que caen con un ángulo de 15º sobre la posición normal del dispositivo, testeado con cuatro ejes.
  • 3: Protección contra gotas de agua que caen con un ángulo de 60º sobre la posición normal del dispositivo, testeado con cuatro ejes y con agua vertida en forma de spray.
  • 4: Protegido contra salpicaduras en cualquier dirección
  • 5: Protegido contra chorros en cualquier dirección.
  • 6: Protegido contra chorros y olas.
  • 7: Protegido contra una inmersión total durante un corto espacio de tiempo.
  • 8: Protegido contra una inmersión total durante un largo espacio de tiempo. Generalmente es testeado de 3 a 1.5 metros de profundidad durante 30 minutos.

¿Y la IP69K?

Pues en este caso iría un paso más allá en cuanto a estanqueidad. Fue regulada originalmente por el estándar alemán DIN 40050-9, que posteriormente sería substituído por la normativa ISO 20653. En el estándar EN 60529 sería IPX9.

Básicamente IP69K testearía la resistencia del dispositivo ante líquidos a alta presión y alta temperatura, con agua a 80 grados, a una presión de entre 80 y 100 bares a una distancia de 10 o 15 centímetros desde cuatro ángulos distintos, aplicando 30 segundos por cada ángulo.

Así que si necesitas un equipo electrónico para trabajar en condiciones duras, de polvo extremo, humedad extrema, arena, etc… buscar un dispositivo que cumpla estos estándares sería una buena idea.

Collapse OS: ¿Un sistema operativo para un futuro Mad Max o algo más?

Virgil Dupras es un programador quebequés que cree que el actual sistema de producción capitalista tiene fecha de caducidad: 2030. Calcula que para ese año un colpaso económico acabará con la actual cadena de suministros e impedirá que se pueda producir más electrónica de consumo masivamente durante décadas. Dice el refrán que “hombre precavido vale por dos” y Dupras a estas alturas debe valer ya por cuatro: en previsión de este posible colapso lleva un tiempo trabajando en un sistema operativo libre, licencia GNU 3.0, llamado Collapse OS. Ha sido a raíz de una entrevista en Vice que el proyecto ha saltado estos días a la luz pública y, tras leerla, ha despertado mi interés y me ha inspirado otra idea.

¿Cual es el objetivo de Collapse OS? Pues proveernos de una serie de herramientas básicas para trabajar con pequeños microprocesadores z80 de 8 bits, puesto que son populares, están presentes en muchos productos y podrían encontrarse con facilidad y extraerse de viejos equipos desechados en vertederos, trasteros y puntos limpios. De momento, según su hoja de ruta, ya ha logrado hacerlo funcionar en un miniordenador RC2014 Classic y en una Sega Master System. Sus próximos objetivos serían calculadoras científicas TI83+ y TI84+ y un viejo ordenador TRS-80 de finales de los 70. Hoy por hoy Collapse OS ya permite algo varias cosas fundamentales: editar texto, autorreplicarse, soporte de algunas interfaces de entrada/salida como puertos ACIA o teclados PS/2 , leer y escribir datos en tarjetas SD y en chips de almacenamiento AT28 EEPROM y compilar código para procesadores z80. La lista de interfaces de la que recoger datos de entrada, de otros procesadores para los que compilar código y de unidades de almacenamiento que soportar está recogida en dicho plan y esperan que pueda ir creciendo conforme se acerca la fecha de su anunciado colapso. Si quieres colaborar puedes visitar la página del proyecto en GITHub.

Procesador Zilog Z80

¿Por qué me ha interesado el proyecto? Pues porque es software libre, es creativo y porque creo que tiene un potencial más allá de un eventual colapso económico/industrial: creo que nos podría permitir reciclar mucho material electrónico. Ya hace años algunos recodaréis que participé en un proyecto que llamamos “trashware” junto a un programador italiano en el que ensamblamos equipos a base de piezas rescatadas de la basura que donamos a proyectos educativos de países en vías de desarrollo. ¿Podría este Collapse OS ser una oportunidad para dar nueva vida a mucho material que estaba condenado a la basura? Creo que merece la pena pensarlo, porque estamos pensando en “reciclar cuando llegue el colapso” y tal vez deberíamos verlo como “reciclar para que el colapso no llegue

Lista Robinson: cómo solicitar que no nos envíen publicidad indeseada.

Es posible, diría que hasta probable, que habitualmente suene tu teléfono y al descolgar te encuentres al otro lado de la línea con algún telecomercial ofreciéndote contratos telefónicos, de energía o productos financieros. Son insistentes, incansables y fraudulentos en muchas ocasiones. Lo que mucha gente desconoce es la existencia de un mecanismo, autorizado por la UE, para denegar el derecho a estas comunicaciones publicitarias.

Se llaman listas Robinson, en referencia al personaje literario Robinson Crusoe, y son varios directorios creados con la finalidad de ayudar a los ciudadanos a librarse del acoso publicitario a través de llamadas telefónicas, SMS, correos electrónicos, por correo postal o fax.

Existen apartados para cada categoría donde se recogen y guardan los datos de aquellas personas que han expresado voluntariamente que quieren dejar de recibir publicidad. El funcionamiento es el de tipo lista negra: toda comunicación hacia los recogidos en la lista queda por defecto bloqueada.

La más difundida en España es la gestionada por la Asociación Española de Economía Digital. Puedes darte de alta a través de su web. Tras un plazo de tres meses toda comunicación comercial no solicitada podrá ser denunciada.

La lista tiene ciertas limitaciones: la propaganda electoral está excluida de estas listas por no considerarse comunicación comercial sino información política de cara a las elecciones.

Tampoco bloquea a las empresas de las que somos clientes y a las que hemos cedido voluntariamente nuestros datos de contacto: La lista Robinson solo es efectiva cuando para la realización de la campaña publicitaria se tratan datos de fuentes accesibles al público o de bases de datos de otras empresas. Para estos casos debemos comunicarnos con la empresa y solicitarlo, aunque desde la web de la lista Robinson podemos gestionarlo.

Youtube de calidad: canales con contenidos interesantes (Volumen 1)

A veces da la sensación de que Youtube es una plataforma, literalmente, llena de mierda: por un lado tenemos un montón de contenido irrelevante, que a veces puede ser divertido o entretenido para desconectar un rato pero que realmente no es de gran calidad (que yo soy el primero que mira vídeos graciosos de gatos, ojo, que no podemos estar siempre ejercitando la mente y esta necesita descansar y relajarse). Por otro lado tenemos lo que podemos llamar contenido realmente peligroso, como la pila de zumbados ultraderechistas esparciendo noticias falsas para incitar al odio o para justificar sus comportamientos e inventando conspiraciones absurdas y delirantes, o los zumbados pseudocientíficos diciendo que pueden curar un cáncer con agua con azúcar, pensamiento positivo y ralladura de limón.

Pero, como todo en internet, al final está en la mano del usuario o espectador el darle un mejor uso. Porque en Youtube también hay canales muy interesantes con los que podemos disfrutar de un contenido educativo y formativo. Hoy vamos a ver cuatro de esos canales, y habrá otras entregas con más canales que ya he ido seleccionando.

Langfocus: Empezamos con este canal, con más de medio millón de suscriptores, dedicado a los idiomas. En este canal podremos ver vídeos con curiosidades sobre distintos idiomas explicadas en inglés por Paul, el presentador de todas las entregas.

Minuto de Física: El título del canal es muy descriptivo, ya que se trata de una colección de vídeos cortos donde se explican varios conceptos de la física en castellano, acompañados de unos simpáticos dibujos. Ciencia fácil para todos.

Alfonso Teodoro Pimienta García: En este caso el nombre del canal no nos dirá mucho, pero este hombre tiene una buena colección de vídeos tutoriales sobre cuestiones técnicas de sistemas informáticos, mantenimiento de equipos y redes.

Território Conhecimento: Y vamos a cerrar con un cuarto canal, en este caso un canal brasileño dedicado a la filosofía donde podemos encontrar vídeos en portugués con ponencias y disertaciones de filósofos, profesores o escritores.

Gracias otra vez.

El pasado sábado vi Los Hombres que Miraban Fijamente a las cabras y, tras comentarlo en Facebook, un amigo me replicaba que no entendía cómo todavía no la había visto a estas alturas. Le contesté que yo no me doy prisa con los estrenos, que me tomo con calma el cine… y me replicó que la película tiene casi una década. Lo comprobé en IMDB y era cierto, 9 años que habían pasado casi desde su estreno.

¿A qué viene esto? A que hoy hace siete años ya que empecé este blog: era abril de 2011, estudiaba FP y era el único que apostaba por los Mavericks para llevarse el anillo de campeones de la NBA. Creo que todas esas decisiones fueron buenas (el blog, el FP y apostar por los Mavs). Han pasado los años y el blog ha ido creciendo: de 80 visitas el primer mes a una media de 1300 al día en lo que llevamos de año. Está claro que no es Gizmodo, pero tampoco permanece instalado en la irrelevancia.

¿Por qué seguir a estas alturas? Pues hay una cosa que me motiva mucho en mis estadísticas, y es cuando veo que muchas visitas llegan a través de URL de intranets de facultades o de institutos de FP donde se ha enlazado algún artículo de corte técnico. Me hace sentir que aporto un poco de valor a la sociedad.

Así que gracias por leerme y perdonad esta nota nostálgica de hoy.

Siete puntos a tener en cuenta para comprar on-line.

En estas fechas navideñas se hacen muchas compras, y en los últimos años las compras on-line han crecido exponencialmente. Tanto como para colapsar los centros de algunas empresas de transporte. Pero ¿Son seguras? En los últimos años la seguridad de estas transacciones también ha mejorado mucho, pero sin una serie de buenas prácticas por parte del usuario todo el trabajo de los programadores de dichos sistemas puede irse al garete.

Hace unas semanas, motivados por el Black Friday, INCIBE y OSI realizaron una guía con una serie de pasos para comprar de forma segura en Internet. Con ánimo divulgativo os dejo por aquí la infografía que realizaron y también este enlace donde podéis ver el contenido del post original en el sitio web de la OSI.

Guía OSI INCIBE compra on-line