Cinco cómics que leer o regalar, para este día del libro.

Mañana es el día del libro, así que me acerco por aquí a daros ideas, a recomendaros cinco tebeos que leer o regalar en este día, por si estáis dudando todavía.

  • Gran Hotel Abismo: De la mano del dibujante gallego David Rubín y del guionista Marcos Prior nos situamos en un futuro cercano y probable donde el individualismo y el neoliberalismo se han tornado una religión de estado. La violencia institucional conduce al estallido de violencia total en esta obra con un trabajo gráfico y narrativo impresionante y con una ambientación terriblemente cercana. Gran Hotel Abismo
  • Creepy Presenta – Bernie Wrightson: Fallecido recientemente, Bernie Wrightson fue uno de los maestros del cómic de terror. Su estilo vívido y aterrador hace que sus ilustraciones en blanco y negro den un plus de vida a las perturbadoras historias que ilustraba durante su paso por las míticas revistas Creepy e Eerie, de Warren Comics. Fuertemente marcado por la escuela EC Comics/Tales from the Crypt, Wrightson ganaría fama y un lugar en la historia y el Olimpo del tebeo por ser el padre de La Cosa del Pantano. Este tomo nos trae una selección de historias cortas, con sus trabajos más representativos en Creepy e Eerie, acompañado de varias portadas y ilustraciones como bonus. Bernie Wrightson
  • Elric de Melniboné – Biblioteca Michael Moorcock Volumen 1: La editorial Yermo Ediciones nos trae la adaptación de la primera novela de Elric de Melniboné al comic, con guión a cargo del mítico Roy Thomas y un trabajo gráfico excelente de las manos de P. Craig Russell y Michael T. Gilbert. Una adaptación muy fiel que no desmerece en nada a la novela original. Elric de Melniboné
  • La Casta de los Metabarones: Si hubo algo bueno del fiasco en el intento de Jodorowsky de llevar Dune al cine fue la gran saga de ciencia ficción que salió de todo ese trabajo. Empezando con El Incal que firmó junto al insuperable Giraud/Moebius y siguiendo por todas las obras que creó posteriormente vinculadas a ese universo. La Casta de los Metabarones sería una precuela de El Incal centrada en el personaje de El Metabarón, contándonos la historia de su linaje familiar y de cómo generación tras generación han ido forjando al guerrero más poderoso del universo. El trabajo gráfico de Juan Giménez, impresionante, Jodorowsky por su parte no defrauda y ofrece otro cómic magistral.La Casta de los Metabarones
  • El Cid: Tras dejar su carrera en el mundo de la publicidad Antonio Hernández Palacios se hizo un nombre en el tebeo europeo dibujando westerns, pero el cuerpo le pedía lanzarse a algo épico y medieval. Inspirado en El Príncipe Valiente comenzó una serie que había proyectado que durara de 20 a 25 tomos pero que, por desgracia, sólo llegó al cuarto. De hecho al quedarse en el arranque el personaje del Cid es casi secundario, hasta ese momento centrándose más en presentar a la familia real y el contexto histórico. La obra se mueve oscilando entre el relato mítico y la historia, buscando un balance entre ambas figuras: el mito del Cantar del Mio Cid y los personajes históricos. El tercer volumen, La Toma de Coimbra, marca uno de los pináculos del tebeo español. Hoy por hoy es posible disfrutar de los cuatro tomos recopilados por la editorial Ponent Mon en un tomo integral.El Cid
Anuncios

Emuladores retro de juegos para tu navegador

Si, como yo, has nacido en la primera mitad de los 80 recordarás el desorbitado precio de la Neo Geo. Todo el mundo tenía un primo/amigo en otra ciudad que conocía a alguien que tenía una… pero yo personalmente no conocí a nadie que la hubiera tenido en sus manos. Hasta había un troll que escribía al correo de la Hobby Consolas, creo que firmaba como Roberto Ajenjo o Asenjo o similar, que decía tener una y que los que tenían SuperNES o MegaDrive eran unos muertos de hambre (para que veáis que ya había trolls antes del advenimiento de Internet). En cualquier caso fue con la llegada de los primeros emuladores que muchos nos quitamos la espinita de no haber podido tener una carísima NeoGeo. Recuerdo el NeoRage con el que en mi viejo Pentium II disfrutaba de largas partidas a Street Hoop, King of Fighters o Metal Slug. Y ya con los años fue dándole a otros emuladores, que me permitieron por ejemplo recuperar las partidas en la NES o en la SuperNES (de eso ya os hablé en el pasado).

En todo caso, si no tenéis interés en buscar y descargar emuladores y ROMS ya que sólo os apetece una partidilla ocasional para recordar viejos tiempos siempre podéis probar con el siguiente listado de webs, que ofrecen emuladores para disfrutar en vuestro navegador sin necesidad de descargar nada (bueno, en algunos casos puede que Flash o Java, cierto, pero que no os romperá la cabeza, vamos):

  • Empezamos con la NeoGeo, la consola prohibida para todos aquellos que no éramos hijos de un directivo de Repsol.
  • La SuperNES para mi es la consola con más valor sentimental (junto a la Hartun Game Master… y ahí hay un proyecto del que ya os hablaré en el futuro si sale). Zelda, Mario, Castlevania, Metroid ¿hay que decir más?
  • La Game Boy Advanced a mi ya me pilla como cosa de una generación más joven, pero tiene juegos muy divertidos.
  • La Megadrive, conocida en otros mercados como Genesis, el asalto de Sega a las 16 bits con clasicazos como Sonic o Golden Axe.
  • Si eras de PC también hay una serie de juegos que se ejecutaban en entornos MS-DOS.
  • La TurboGrafx-16, conocida también como PCEngine, creo que no tuvo distribución en España por parte de su fabricante, NEC, aunque gozó de popularidad en Francia. Si quieres darle un muerdo, ahora puedes.
  • La GameGear de SEGA era muy de comerse las pilas en cuestión de minutos. La ventaja del emulador es que no te deja colgado. También hay juegos de Master System en esta página.
  • La MSX tiene una historia curiosa historia: dominó el mercado en Japón, tuvo repercusión en la Europa Continental e incluso llegó a penetrar en la Unión Soviética por medio del ministerio de Educación. Pero se la pegó en los USA y en Reino Unido, dos de los mercados más grandes. MSX se trataba de un standar sobre el que construían varios fabricantes como Canon, Toshiba, Phillips, Sony, Amstrad… se registraron hasta 122 fabricantes.
  • Y si eres de los retro a muerte vete descargando el Java para darte unas partidas con este emulador del mítico Atari, el primer dominador del mercado americano del videojuego.

En fin, disfrutad con sana nostalgia de estos enlaces, recuperad una parte de vuestra infancia y satisfaced a vuestro niño interior. Lo estáis deseando.

Las mejores series de animación… en las que no participa Matt Groening.

Si me preguntas por la mejor serie de animación de la historia te diría que en global Futurama y que siendo tiquismiquis Los Simpson entre la tercera y la octava temporada, donde fueron totalmente imbatibles, ni un capítulo malo. En resumen, que Matt Groening es Dios. Pero como en este blog somos politeístas vamos a ir con una lista de series de animación que no debes perderte… y tras las que no está la mano de Mr. Groening.

  • Rick & Morty: un niño más simple que el mecanismo de un chupete vive extrañas aventuras de ciencia ficción junto a su abuelo, un genio científico alcohólico y drogadicto. De momento dos temporadas excepcionales y dentro de poco llegará la tercera: una completa locura, gags extremadamente cafres y referencias por doquier a clásicos del cine de terror y ci-fi. Una delicia para todo fanboy que se precie, una pura y absoluta locura geek. Diría que hoy por hoy la mejor serie de animación que pueda seguirse.

  • Archer: Esperando por la octava temporada estamos, tras un final de esos infartantes en la séptima. Sterling Archer es guapo, alcohólico, machista, simplón, impulsivo y de gatillo fácil: es James Bond si le quitamos la capa pompa glamourosa con la que lo disfrazan. A su alrededor una panda de desgraciados como su madre alcohólica, un contable neurótico al más puro estilo George Constanza, una pija millonaria con múltiples y extrañas filias y fobias o un científico de pasado nazi conforman la agencia de inteligencia más absurda desde que Ibáñez parió a la TIA para sus Mortadelos. Durante la serie irán avanzando pasando por otras ocupaciones como el narcotráfico o el trabajo de detectives. Para amantes del humor garrulo y las referencias al cine de acción ochentero.

  • Adventure Time: Cuando Pendleton Ward creó la serie tengo muy claro en que no estaba pensando en hacer la serie que los niños querrían ver, estaba pensando en hacer la serie que él querría haber visto cuando tenía 10 años. El resultado ha sido uno de los mundos de fantasía más originales y locos que se hayan disfrutado en la historia de la animación, una serie con capítulos en principio bastante independientes y que tocan los temas tópicos de la fantasía épica pero que, conforme avanza, nos deja entrever una historia postapocalíptica y más compleja. Una genialidad que te hará reencontrarte con tu niño interior, y que además podrás disfrutar en compañía de tus hijos o sobrinos.

  • South Park: Una veterana serie, lleva 20 temporadas ya: con una estética feísta nos narra la historia de cuatro niños cazurros y malhablados en un pequeño y aburrido pueblo del centro de EEUU. Empezó en 1997 y aquí nos llegó más o menos sobre 1999: tres temporadas brutales y una película donde parecían tocar techo. Tras eso la serie parecía estancada: abuso de los chistes escatológicos, gracietas que sólo se basaban en apariciones de famosos, guiones cada vez más lineales… la serie perdía calidad, la cuarta y la quinta temporadas eran flojas y se salvaban pocos capítulos, parecía que la sexta sería la última. Y entonces la serie resucitó, la sexta temporada recuperó el espíritu de las primeras y ahí sigue en antena hasta hoy en día. Por lo que he leído han firmado con Comedy Central hasta 2019, cuando realizarían la temporada 23.

  • Over the Garden Wall: Más allá del jardín es una miniserie creada por Patrick McHale, un guionista y director creativo de Hora de Aventuras. Un motivo para verla es que son sólo 10 capítulos de 10 minutos, así que te la puedes ver en una tarde como si se tratara de una película. Nos presenta una imaginativa historia con dos hermanos atravesando un bosque encantado. Un bonito cuento de hadas con un diseño y producción geniales, pensado para encandilar tanto a niños como a adultos… y sobre todo a críticos, ya que en su momento fue muy premiada.

Alguna más se quedó en el tintero, como las garrulas Metalocalypse o Mr Pickles de Adult Swim o la divertida Trollhunters de Netflix con un enfoque más juvenil/para toda la familia. Pero cada  serie de la lista es una joya a disfrutar, algunas para todas las edades y otras sólo para adultos, pero todas esenciales.

Edgar Allan Poe y el siglo XXI.

Hace uños años conmemoraba la muerte de Edgar Allan Poe con esta entrada. Por no repetirla, como todos los años desde que la subí, para este año os dejo unos enlaces a un par de vídeos de youtube para disfrutar de varios grandes homenajeando al maestro. Porque en el siglo XXI su legado sigue tan o más vivo que en el XIX:

Primero Vincent Price:

Seguimos con Christopher Lee:

Pasamos a Christopher Walken:

Y para acabar, un fan-film:

Tened un feliz día con cuervos, gatos negros, gorilas con navajas de afeitar y viejos con ojos de buitre de azul mortecino.

Siete novelas de ciencia ficción que ya deberías haber leído.

Robots armados patrullando aeropuertos chinos, drones estadounidenses programados para reconocer y atacar objetivos de forma autónoma, inteligencias artificiales entrenadas para rastrear y cazar objetivos… no son argumentos de ninguna de las novelas de las que voy a hablar, son noticias reales de periódicos actuales. El progreso tecnológico siempre es excitante pero preocupa a muchos la falta de ética, por acción o por omisión, de la gente que está detrás del mismo. Y no hablamos de conspiranoicos de foro de cuñaos sino de voces respetadas por la comunidad científica. Y lo curioso es que cualquier lector habitual de ciencia ficción ya tendría que ver que estos desarrollos de inteligencias artificiales militares son una mala idea, puesto que chocan contra las leyes de la robótica que el propio Isaac Asimov enunció en sus escritos hace más de setenta años. Por tanto creo que es justo afirmar que el mundo necesita hoy por hoy de la ciencia ficción más que nunca.

Hari Seldon

 

Es por esto por lo que toca esta entrada, aunque no voy a descubrir nada nuevo: todas las obras aquí citadas son de perogrullo, clásicos básicos. Pero al final los clásicos son clásicos por algo, así que si te vas a sumergir en el género mi recomendación es que empieces por esto:

  • Neuromancer, de William Gibson (en castellano Neuromante). La primera novela en ganar el mismo año los premios Nébula, Hugo y Philip K. Dick, considerada la madre del cyberpunk y obra fundamental en la cultura hacker marca el inicio de la llamada Trilogía del Sprawl. Con una ambientación post-apocalíptica tan propia de la época (se publicó en 1984) introdujo el concepto de ciberespacio y casa perfectamente con el tema del que hablaba en la introducción: inteligencias artificiales que se van de madre.
  • Dune, de Frank Herbert. Publicada en 1965, Dune lograría ganar los premios Nébula y Hugo y marcaría el inicio de una de las sagas más importantes tanto en el campo de la fantasía como de la ciencia ficción, una historia épica cargada de conspiraciones políticas e intrigas familiares que dejan a Juego de Tronos en una partidilla de Cluedo, donde su protagonista Paul Atreides vivirá su historia como un rito de iniciación que le encaminará hacia intentar trascender a niveles mesiánicos. Luchas sin cuartel por controlar vastos desiertos plagados de gigantescos gusanos de arena donde crece la materia prima más valiosa del universo ¿No suena sugerente? Fue llevada al cine por David Lynch, tras un previo intento infructoso de Jodorowsky, con un resultado bastante caótico y mediocre, dado que tuvo que hacer un copia/pega de la película de siete horas que había filmado para dejarla en algo menos de tres. También hubo un videojuego inspirado en la saga bastante exitoso en la primera mitad de los 90, muy recomendable. Cuidado porque esta saga engancha mucho, si te devoras el primer libro no podrás parar.
  • Foundation, de Isaac Asimov (en español Fundación). Con este libro comienza el llamado Ciclo de Trántor, y está conformado por cinco capítulos que fueron publicados de forma autónoma durante los años 40. Hay conceptos muy interesantes en toda esta saga, fundamental en la ciencia ficción, y en esta novela en concreto: la idea de rodear a la tecnología de un aura religiosa, el comercio y economía como armas de guerra y dominación o el concepto de psicohistoria que en cierto modo anticipa lo que será el actual Big Data. Como con Dune se trata de una saga que engancha, creo que todo el Ciclo de Trántor son siete novelas, pero la que es fundamental es la llamada Primera Trilogía (Fundación, Fundación e Imperio y Segunda Fundación).
  • The Man in the High Castle, de Phillip K. Dick (en español El Hombre en el Castillo). Ha ganado mucha fama en el último año y pico por la serie que ha producido Amazon inspirada en ella (y podéis apedrearme, pero todavía no la he visto). El gran y enorme Dick (que ya sabéis que está mi Olimpo particular) en esta ocasión nos plantea una ucronía donde los nazis han salido victoriosos de la Segunda Guerra Mundial y han ocupado, junto a Japón, los EEUU. Y dentro del libro tenemos una referencia a otra novela que plantea una ucronía distinta: los EEUU ganan la guerra del Pacífico, pero no llegan a combatir en Europa donde es Reino Unido quien derrota a los nazis. Hay una novela dentro de la novela, pero a su vez ¿hay otro mundo alternativo fuera de ambas novelas? ¿Son las novelas reflejos de otras realidades? Como es habitual en Dick la realidad puede no ser la única. Hay que añadir que fue su novela más exitosa, por la que recibió el premio Hugo.
  • A Brave New World, de Aldous Huxley (Un mundo feliz para los castellanoparlantes). Una sociedad extremadamente materialista, superficial e hiperplanificada donde la gente consume a diario drogas que le ayuden a evadirse. Si se hubiera escrito hoy en día diríamos que es superficial y oportunista, pero como fue escrita en 1932 realmente se trata de una obra extremadamente visionaria, una revisión genial del mito de la Caverna de Platón que a mi, cuando le leí a los 14 años, me resultó increíblemente impactante a la par que deliciosa como lectura. La cantidad de bandas que han hecho referencia a esta obra en sus discos, o las muchas referencias que se hacen en el cine a conceptos aquí presentados (desde Demolition Man hasta Matrix) es una clara muestra de lo vigente que continúa.
  • 2001: A Space Odyssey, de Artuhr C. Clarke (2001: Una Odisea Espacial en la lengua cervantina). Basada en su relato corto previo El Centinela, esta novela alcanzaría gran fama gracias a la adaptación que realizó para la gran pantalla el todavía más grande Stanley Kubrick. La película era puro cine, poesía en movimiento, y la novela es uno de los grandes clásicos del género por meritos propios. De nuevo tenemos una inteligencia artificial que ha logrado superar a sus controladores humanos, una historia con momentos de enorme tensión y un final totalmente inesperado que dejó la puerta abierta a un par de secuelas también muy interesantes.
  • The Martian Chronicles, de Ray Bradbury (Crónicas Marcianas, título arrastrado por el barro en España por culpa de un programa de telebasura de principios de los dosmiles). La colonización del vecino planeta rojo es una idea que sigue en la cabeza de muchos, ahí tenemos a Elon Musk trabajando con su empresa SpaceX para lograr llegar a Marte. Pero si alguien ha tocado este tema con maestría ese ha sido Ray Bradbury en esta colección de relatos, donde a través de la colonización de Marte trata temas como la guerra, la sinrazón humana, el racismo o la insignificancia del hombre frente al universo.

Muchos podréis argumentar que faltan un buen puñado de clásicos, y yo no podré negarlo, pero era evidente ya en el título. Si sólo iba a hablar de siete novelas, muchas se quedarían fuera. Para mi estas son las siete más importantes, mucha gente dirá que deberían estar El Juego de Ender de Orson Scott Card o Starship Troopers de Robert E. Heinlein. Otros dirán que de Dick o de Asimov habrían escogido otras obras. Argüirán también algunos que me paso de pro-anglosajón y que me he dejado fuera al excepcional Stanislav Lem. La ciencia ficción es un género denostado por los críticos más gafapasta e intelectuales, pero está plagada de joyas. En fin, me ha quedado una lista muy básica, con clásicos muy elementales pero que, como he dicho antes, son clásicos por algo. Muchas escritas hace más de medio siglo pero capaces de tocar temas que deberían estar en el debate a día de hoy. No me he explayado demasiado en las descripciones para no caer en el spoiler. Si hay alguno que no hayas leído mi recomendación es que lo hagas lo antes posible. Me lo agradecerás.

Stranger Things ¿y si ya nos han contado el origen del monstruo?

Si no has visto Stranger Things, la genial creación de los hermanos Duffer, entonces para de leer. En serio, para de leer. Porque más abajo te comerás algunos spoilers, y porque es una serie que conviene ver envuelta en un halo misterioso. Así que para de leer, mírate la primera temporada y cuando la acabes vuelve y continúa con este artículo. Porque merece la pena, porque aunque abusa de la nostalgia y de referencias calcadas plano a plano estilo Tarantino es una joya y tiene sabor fresco. Y porque su aire ochentero no radica sólo en hacer referencias a series de los 80, sino en hacer las cosas como en aquellas películas de antaño.

Stranger Things

Si has visto la serie entonces, como todos los que la hemos visto, tienes la cabeza llena de teorías sobre qué es el monstruo y sobre la dimensión oscura llamada The Upside Down. Yo tengo mi teoría, que he estado comentado estos días con más gente, y como estoy de vacaciones y tengo tiempo para escribir he pensado que mejor que dejarla en mi muro de Facebook para un puñado de colegas es publicarla aquí y que la lea más gente. He de decir que no he buscado más teorías por internet, pero que supongo que mucha más gente ha llegado a la misma conclusión que yo porque, bien pensado, me parece de perogrullo y no hay que ser un genio para sumar dos y dos. Entonces vamos por partes. ¿Qué sabemos?

  • Sabemos que Eleven tiene poderes psíquicos derivados de los experimentos que el gobierno realizó con su madre.
  • Sabemos que Eleven, si es puesta en suspensión sensorial, puede moverse por una dimensión donde el espacio y el tiempo discurren de forma distinta y que refleja la dimensión donde está su mundo físico. Digo lo del espacio y el tiempo porque cuando hacen el experimento en la base se va hasta un cuartel ruso caminando apenas unos metros en ese mundo.
  • Sabemos que Eleven encuentra al monstruo durante uno de esos experimentos, pero en un primer momento el monstruo sólo la asusta, no la ataca.
  • Parece que Eleven siente responsabilidad por las acciones del monstruo.
  • Sabemos que The Upside Down es un reflejo del mundo físico, pero sin humanos ni animales y casi sin luz, más oscuro.
  • Sabemos que The Upside Down es accesible por cualquiera de manera física si encuentra una puerta, aunque su ambiente daña a los seres vivos.
  • Sabemos que el monstruo puede crear accesos entre el mundo físico y The Upside Down.
  • Sabemos que el monstruo no se había manifestado en el mundo físico hasta que Eleven escapa del centro de investigación.
  • Hemos visto que para destruir al monstruo Eleven parece sacrificarse, se destruye para destruirlo (aunque tengo otra teoría también).

Vale, con todo este cuadro delante voy a formular mi teoría: El monstruo es una consecuencia de los poderes de Eleven, creado por sus poderes de forma subconsciente, y no sólo eso, The Upside Down también es una creación de los poderes de Eleven para encerrarlo. El monstruo es un reflejo de los temores, los miedos y también del lado más oscuro de Eleven y de sus traumas. No olvidemos que ha sido criada como un experimento, sin seres queridos a su alrededor y que con solo doce años ya conoce el sentimiento de matar, aunque fuera en defensa propia. La teoría de que el monstruo e Eleven son lo mismo, el mismo ser, ya es formulada en la serie por Lucas cuando esta manipula sus brújulas, pero finalmente no se aclara nada sobre el origen del monstruo ni de la dimensión paralela, que parece que se ampliará en una segunda temporada. En este punto estarás pensando que mi teoría no se sostiene demasiado, realmente se basa en que el monstruo no aparece hasta que Eleven escapa y que desaparece cuando Eleven desaparece. Y ahora me remito al título del artículo ¿y si ya nos han contado el origen del monstruo?¿Y si lo hicieron en el el principio mismo de la serie? ¿en la introducción del primer capítulo?

Recuerda el primer capítulo, al principio de todo, antes de la desaparición de Will, tras la partida de AD&D: los niños se retan a una carrera de bicis, y se apuestan un cómic. Pero es que la apuesta es muy concreta, no se apuestan “el último número de X-Men” o “todos tus números de X-Men“, se apuestan el número 134 de Uncanny X-Men. Cuando comentaron un número tan concreto en el capítulo no pude resistirme a buscar cual era, aunque en aquel momento no podía relacionarlo con la trama de la serie porque no sabía todos los detalles que listé arriba, pero esa es la pista clave, porque el número 134 de Uncanny X-Men no se publicó en otoño de 1983, año en el que se ambienta la película, sino en junio de 1980, más de tres años antes. ¿Por qué hacer una referencia concreta a un cómic publicado tres años antes del tiempo de la serie? Pues ese tebeo es lo que sostiene mi teoría: En ese número, titulado “Too late, the heroes!“, la psíquica y miembro original de los X-Men Jean Grey, cuyos poderes se habían visto potenciados por la entidad cósmica conocida como Phoenix, es torturada por el Club Fuego Infernal para convertirla en su Reina Negra. Básicamente los restantes X-Men  intentarán llegar hasta ella y rescatarla mientras Mente Maestra usa sus poderes para profundizar en lo más oscuro de la personalidad de Jean Grey con la intención de enloquecerla y hacerla unirse al bando de los malos. El clímax del número llega cuando Jean pierde el control sobre si misma y dice “Hear me, X-Men! No longer am I the woman you knew! I am fire! And life incarnate! Now and forever I am Phoenix” manifestándose entonces como Phoenix Oscura, una versión salvaje y malvada de si misma. Y otro detalle más: en X-Men, más adelante, descubriremos que la entidad Phoenix había hecho un duplicado del cuerpo de Jean Grey, que fue el que llegó a ser Phoenix Oscura, y que el cuerpo original estaba bajo el mar en estado de animación suspendida.

Uncanny X-Men 134

En resumen, que en una serie donde tenemos a una psíquica con la que unos desalmados han experimentado y a un monstruo desconocido, que sabemos que fue descubierto por ella,  hacen una referencia muy exacta a un cómic donde una psíquica se convierte en un monstruo tras sufrir distintos abusos y agresiones a su mente ya en el inicio del primer capítulo. Al menos da que pensar si queremos teorizar sobre el origen del bicho ¿no?.

Stranger Things, cartel

Como ya decía, supongo que hay más gente desarrollando y defendiendo la misma teoría, ya que puesta negro sobre blanco parece hasta una perogrullada… o no, puede que la segunda temporada nos den una explicación diferente, pero como ya decía, una referencia tan concreta a ese cómic… es que algo hay.

En el listado de arriba os decía que tengo una teoría sobre el sacrificio de Eleven para destruir al monstruo, y que creo que la segunda temporada tirará por ahí: ¿y si Eleven no se ha sacrificado del todo? ¿y si sólo ha destruido su forma física y, por extensión, la del monstruo pero su mente sigue flotando por la dimensión paralela? ¿y si puede tomar otro cuerpo anfitrión para volver, al estilo de la propia Phoenix de los X-Men? En fin, eso ya nos lo contarán o no en la segunda temporada.

Pluto.tv: servicio de televisión gratis por Internet

Primera pregunta que te vendrá a la cabeza ¿Qué es Pluto.tv? Se trata de un servicio de televisión por internet gratuito con más de 100 canales. ¿Dónde está la trampa? Muy simple: Pluto.tv se nutre de material que ya está disponible en la red de forma gratuíta: vídeos de youtube o material de acceso libre de la plataforma Hulu, con la que tiene un acuerdo desde este año. ¿Entonces qué nos aporta Pluto? Bueno, nos da material con buena calidad de imagen y ordenado por canales temáticos. Un poco a modo de “me abruma la cantidad de contenido a elegir, vamos a ver qué ponen por aquí“.

Listado de canales de Pluto.tv

Puede accederse a Pluto.tv a través del navegador, aunque existen apps nativas para iOS, Android, MacOS y Windows. En el caso de Linux no hay app, aunque sí está disponible como app para los navegadores Chrome/Chromium. En todo caso, no hay limitación para usar ningún navegador (no como ocurre con Netflix, donde no es posible usarlo con Firefox). Su característica más atractiva es poder ser utilizado en televisores con conexión a la red, estando disponible para AppleTV, AndroidTV, Roky, Amazon’s Fire TV, televisores de Sony o dispositivos Chromecast.

Pluto.tv

La mayor parte del contenido que oferta la plataforma está en inglés, exceptuando uno de los canales infantiles donde vi que había varios capítulos de una serie manga con audio latino. Se agredecería la opción de contar con subtítulos, como una mejora de cara al futuro y que podría darle una mayor penetración en mercados fuera de los EEUU a esta plataforma. En los canales musicales echo en falta un mayor número ya que, dada la cantida de videoclips que hay disponibles en youtube, no sería difícil meter canales temáticos con más estilos. Que hay un canal dedicado a Nicky Minaj pero no existe ninguno de rock clásico, blues, heavy metal o jazz, por Dio!!!! Y ya puestos no estaría de más algún canal de tutoriales y cursos, que youtube está lleno, y alguno de noticias internacionales. Yo, por pedir, que no quede.

En resumen, no es la panacea ni una revolución, pero se trata de una plataforma interesante para consumir contenidos. De momento le daré una oportunidad, y habrá que esperar a ver cómo evoluciona, qué opciones van agregando y cómo evoluciona su oferta.

Os dejo para finalizar un vídeo tutorial de cómo integrar Pluto.tv en Kodi (el media center antes conocido como XBMC):