Premios Simpson NBA 2018

Hasta que no acabe la temporada la NBA no repartirá sus premios oficiales, pero ya sabéis que este blog durante los playoff reparte los PREMIOS SIMPSON NBA 2018!!!! En este enlace podéis ver a los ganadores del año pasado… y aquí van los de esta temporada regular:

  • Premio anual Montgomery Burns por su sobresaliente labor en el campo de la Excelencia: El año pasado le veía un poco perdido tras abandonar Atlanta, donde había discurrido toda su carrera. Pero este año Al Horford se ha reconvertido en un jugador clave para los Celtics similar a lo que ha sido Draymond Green en los Warriors: defiende posiciones interiores y exteriores, es el Celtic que más tiros sale a defender, cierra a los rivales para permitir el rebote de sus compañeros, en ataque es capaz de generar juego y situaciones de ventaja como si de un base se tratara… Dejo de lado los números clásicos, para mi Horford ha sido el jugador de la campaña.

  • Premio Matlock: Va a cumplir 41 años en julio y nos volvemos a preguntar ¿Habrá visto esta temporada su último Maaaaatlock Manu Ginobili? Pues esperemos que no, porque a pesar de los años y la pérdida de físico que implican él sigue siendo un jugador productivo en ambos lados de la cancha: por su técnica, por su inteligencia táctica, por su intensidad. El propio Kerr se lo pidió en los Play off, queremos un año más de Manu.

  • Premio Hank Scorpio: Danny Ainge. Personalmente, creo que lo que le hizo a Isaiah Thomas estuvo mal viéndolo desde el punto de vista personal, pero desde el punto de vista del negocio le salió redondo: se hizo con una estrella de la liga como Irving sacrificando a un Thomas muy tocado físicamente y a un buen jugador como Crowder,  en el mercado de agentes libres también pescó bien con Hayward (aunque se lesionara en el primer partido, pero eso ya escapa del control de la dirección deportiva), apostó por Rozier y Smart para no hipotecarse con la renovación de Avery Bradley y le traspasó por un Morris que ha rendido bien, y finalmente la jugada de intercambiar puestos en el draft con los Sixers también parece que de momento ha sido muy inteligente (Tatum liderando en anotación al equipo en playoff vs un Fultz que se pasó más de medio año con problemas de espalda y que ha sembrado dudas).
  • Premio yo me llamo Ralph: En este vídeo hay un pase de Julius Randle que… en fin, judgad vosotros mismos.

  • Premio a la persona que menos se ha esforzado para llegar hasta aquí: John-Blair “J. B.” Bickerstaff se encontró con un equipo plagado de lesiones y un proyecto que se caía a pedazos tras la destitución del mediocre Fizdale. ¿Qué se le exigía al joven JB? Perder todo lo posible de cara al draft. Y así lo hizo, presión 0.
  • Premio Tiborowski: Repite el ganador del año pasado, Giannis Antetokounmpo ha firmado otro año para estar en las quinielas por el MVP y ha sido el jugador nacido fuera de los EEUU con mejor rendimiento, una bestia capaz de finalizar (el mejor anotador hoy por hoy cerca del aro), generar juego, rebotear y defender. Un jugador de impacto en ambos lados de la pista. Parece que sus Bucks no acaban de despegar ¿Acabará cambiando de aires o llegará algún entrenador (o entrenadora) que cambie el rumbo mediocre y desencantado que marcó la era Kidd para este joven equipo?

  • Premio Nelson Muntz: Todavía está fresca en mi retina la imagen de Marcus Smart echándose al cuello de JR Smith tras una falta flagrante muy fea del jugador de Cavs sobre Al Horford. Ramón trecet llama a Smart “el centurión de los Celtics”, siempre presto a defender a sus compañeros y con una actitud irreprochable en defensa. Es cierto que como finalizador en ataque es muy flojo pero ¿se acuerda alguien de sus bajos porcentajes cuando salta a intentar un tapón a dos manos? ¿cuando maltrata su propio cuerpo para defender a jugadores más altos y pesados en situaciones de pick&roll? ¿cuando persigue como un perro de presa a su rival? Smart no es un estilista, pero es un tío cuyo juego se basa en la entrega y la dureza, como lo fueron en el pasado gente como Dennis Rodman o un Tony Allen de quien sería justo sucesor cuando se retire.

  • Premio Bombardeo: Dos años seguidos el premio se lo ha llevado Brad Stevens, pero esta temporada dejamos Boston para irnos a Utah a reconocer el trabajo del coach Quin Snyder. Un alumno aventajado de leyendas como Mike Krzyzewski, a quien asistió en Duke, Ettore Messina, con quien trabajó en el CSKA, o Greg Popovich, de quien no fue asistente pero sí aprendió sus métodos durante su paso por la liga de desarrollo entrenando a los Austin Spurs. Este año el papel era complicado, tras la marcha de Hayward y Georghe Hill había quien decía que no tenían potencial para alcanzar los playoff en el Oeste… y al final no solo entraron sino que se cargaron a Oklahoma. Un equipo donde la estrella es un pivot especialista en defensa, el peso anotador recae sobre un novato y donde la manija ha caído en la mano de un Ricky Rubio que ha tenido que reconvertir su juego de forma exitosa.
  • Premio Homero: Cambiaba de aires Ricky Rubio en un fichaje no exento de polémica, era un jugador muy querido en Minneapolis por su trabajo comunitario, y en ese traslado a Salt Lake City veía un cambio de filosofía al jugar para un entrenador muy distinto a Thibodeau. Este cambio nos ha mostrado a un Ricky que ha firmado sus peores números en asistencias y robos, dos categorías donde acostumbraba a estar entre los cinco mejores de la liga, pero que a su vez ha logrado sus mejores dígitos en anotación y porcentaje de tiro. Y que la bajada numérica en asistencias y robos no resulte engañosa: ha estado mejor tanto a la hora de manejar el ritmo de los partidos y distribuir juego como en defensa, más agresivo y sólido (recordemos aquí lo que hablábamos en el artículo sobre el porcentaje de robos.)

  • Los Excitantes de Springfield: Hemos quitado este año el premio Qué Homer he Tenido a la canasta más afortunada y añadimos el quinteto que formará Los Excitantes de Springfield. Este año es evidente que empezamos con el ganador del Premio anual Montgomery Burns por su sobresaliente labor en el campo de la Excelencia: Al Horford, que sería el pivot e iría acompañado en mi quinteto por Giannis Antetokounmpo y Kevin Durant en los aleros y por el rejuvenecido Chris Paul y el salto de calidad de Victor Oladipo en las posiciones exteriores.
Anuncios

Baloncesto y estadística: ¿Cómo se calcula el porcentaje de impacto o PIE?

Iba a hacer una entrada hablando de cómo calcular el PIE en una tabla de Excel o en una consulta SQL, pero mejor dejaré por aquí la fórmula y que cada cual le de el uso adecuado. Pero vayamos por partes ¿qué es el PIE? ¿Existe también la MANO?

PIE no es otra cosa que el acrónimo de Player Impact Estimate, una estadística que pretende medir el impacto estadístico de un jugador respecto a las estadísticas totales de un partido. Citando textualmente a la web de la NBA:

In its simplest terms, PIE shows what % of game events did that player or team achieve”.

Desde el fenómeno “Moneyball” en (casi) todos los deportes vivimos una época de obsesión con las estadísticas. Este artículo de Andrés Monje es un guía genial para echarle un ojo a todas estas nuevas métricas que hacen que cada vez muchos llamados “intangibles” sean más tangibles y contables. También puedes pegarle una oída a los podcast de Javi Mendoza, un apasionado de todos los temas relacionados con estadística y baloncesto.

Este PIE fue incluído en un primer momento en las estadísticas oficiales de la WNBA en la temporada 2013, como una alternativa a la popular estadística avanzada de eficiencia (PER) de John Hollinger. Seguidamente la gente de su sección de estadística  lo incluiría dentro de las estadísticas oficiales de la web de la NBA también.

Para calcular el PIE tenemos que sumar y restar las estadísticas positivas y negativas del jugador y dividirlo entre los totales de esas estadísticas del partido. La fórmula, tal cual está recogida en la web de la NBA, es la siguiente:

(PTS + (FGM + FTM – FGA – FTA) + DREB + (0.5 * OREB) + AST + STL + (0.5 * BLK) – PF – TO) / (GmPTS + (GmFGM + GmFTM – GmFGA – GmFTA) + GmDREB + (0.5 * GmOREB) + GmAST + GmSTL + (0.5 * GmBLK) – GmPF – GmTO)

O lo que es lo mismo: Sumamos los puntos, tiros de campo anotados, tiros libres anotados, rebotes defensivos, asistencias, robos, los rebotes ofensivos divididos entre dos y los tapones divididos entre dos, y restamos los tiros de campo intentados, los tiros libres intentados, las pérdidas de balón y las faltas cometidas por el jugador. Luego dividimos ese resultado entre el producto de la misma operación pero con los valores totales del partido: todos los puntos, todos los tiros intentados, todos los rebotes, etc.

¿La diferencia con el PER? El PER nos da un valor ajustado por minutos, ritmo y la media de la liga, mientras que el PIE nos da un valor relativo a los totales del partido disputado (o de todos los partidos, si así lo queremos).

¿Y con la Valoración del basket FIBA? En ese caso esa estadística solo realiza la suma de la aportación estadística del jugador, pero no la pone en relación con los totales.

¿Qué estadística es más útil? Pues hay tantos defensores como detractores de ambas. Se critica, por ejemplo, que el PER no valora el impacto defensivo del jugador o que no tiene en cuenta la eficiencia de los tiradores, no penalizando a los que fallan muchos tiros. También hay quien critica que el PIE no es más que una versión actualizada de la antigua estadística de EFF de la NBA, añadiendo el denominador con los totales para compensar el que no haya una relación con el ritmo del partido.

 

 

The Tick (2001) vs The Tick (2017)

The Tick, La Garrapata, es un paródico superhéroe creado por el autor Ben Edlund en 1986,cuando este todavía escribía en el semanario de su instituto y que, posteriormente, se convertiría en una serie de la editorial New England Comics. En 1994 la MTV produciría una serie de animación y en los dosmiles nos llegarían las dos series de imagen real que hoy nos ocupan.

Cabe destacar que Edlund, que ha tenido una destacada carrera también como guionista de televisión (escribiendo capítulos de Firefly, Angel, Supernatural, Dr. Horrible’s Sing Along Blog o Gotham), siempre ha estado vinculado a las adaptaciones de la serie, ejerciendo tanto de guionista como de productor. Y ahora la pregunta ¿mejor la adaptación de 2001 o de 2017? Comparemos varios puntos:

Warburton Tick

  • The Tick: Vamos con el personaje principal, The Tick, La Garrapata. ¿Mejor Patrick Warburton o Peter Serafinowicz? Sería la decisión más complicada: ambos hacen una interpretación muy similar, ambos logran resultar convincentes en un papel tan caricaturesco, clavando movimientos y voz para acentuar esa sensación de superpoderoso bonachón/tontico. Para mi en este caso quedaría en empate. Como curiosidad: Warburton estuvo a punto de repetir papel como The Tick en la nueva adaptación, pero finalmente Amazon decidió que había que cambiar a todo el reparto. A pesar de eso sigue ligado a la serie, ya que es uno de los productores.
  • Arthur: En este caso me quedo con la serie de 2001. Si bien Griffin Newman hace un buen papel con esta versión más oscura y de pasado traumático de la encarnación de 2017 prefiero a David Burke con su personaje más permanentemente estresado y bufonesco, más ligero y sin carga dramática ni traumas, ya que a pesar de eso me resulta más empático.
  • Aliados principales: Ahí golea la serie de 2001. Un personaje como Batmanuel (interpretado por un fantástico Néstor Carbonell) puede que esté demasiado plagado de tópicos racistas sobre los latinos para una producción actual, pero su carisma es indiscutible. Frente a él un Overkill en la versión 2017 que se queda en una versión desdibujada del Juez Dredd, los justicieros ultraviolentos y vengativos ya han alcanzado tales cotas de autoparodia en algunos tebeos que es complicado caricaturizarlos más. La Capitana Liberty, por su parte, va más allá de ser una simple parodia de Wonder Woman convirtiéndose en un personaje metarreferencial, la heroína arquetípica de tebeo clásico que vive definida por una imagen sexualizada y a la vez tiene que mantener un comportamiento asexual. Captain LibertyEn la versión de 2017 tenemos a Dot, la hermana de Arthur, cuyo importancia en la trama es casi irrelevante. No es que el personaje esté mal diseñado, pero tiene muy poco peso dentro del guión, funcionando como una comparse de Arthur o de Overkill según el capítulo.
  • Villanos: La serie de 2001, al estilo de la antigua serie de Batman de los 60, mostraba enemigos nuevos en cada capítulo, la versión de 2017 tiene tres villanos fijos: el flojo Ramsés, una Miss Lint decepcionada con la vida pero que no renuncia a sus miras y el definitivo y temible hipervillano The Terror. En esto, punto para la nueva versión ya que uno le acaba cogiendo más cariño a estos malos que salen habitualmente.Miss Lint
  • Vehículos: Danger Boat, en la versión de 2017, nos deja unos cuántos momentos memorables ya que, a pesar de ser un vehículo, es un personaje con diálogos y entidad en la línea de KITT en El Coche Fantástico. El coche de Batmanuel, por mucho que mole, no puede competir ya que no es un personaje en si. Punto para 2017.
  • Secundarios: Al igual que con los villanos la serie del 2001 tenía pocos secundarios recurrentes, mientras que la versión de 2017 está llena de personajes con pequeños papeles que dotan a la serie de mayor variedad y de un buen número de sorpresas. De nuevo punto para la nueva versión, aunque hay que destacar que la versión de 2001 tiene el puntazo de haber tenido a Ron Perlman en un capítulo (y nadie vivo mola más que Ron Perlman)
  • Tono general: Siendo ambas dos comedias basadas en un mismo comic el tono de la historia es muy distinto, siendo ambas hijas de su época: la serie de 2001 nacía en pleno auge de las sitcoms, parodiaba los arquetipos de las series de superhéores de los 90 (como la primera serie de Flash o Lois & Clark: Las Nuevas Aventuras de Superman) y celebraba sin complejo alguno su pasión por el Batman de Adam West. La versión de 2017 es mucho más oscura, siguiendo la moda actual tanto en serie como en cine o en tebeos. Tiene más acción y se toma un pelín más en serio a si misma, jugando a su vez a meter referencias a otras películas (no solo de superhéroes, valga como ejemplo el homenaje a Whiplash que se marcan) y a la serie original.

Conclusión: Tras darle vueltas creo que me quedo con la primera versión, mucho más relajada, sin drama alguno ni tensión, con menos acción y más comedia. Ambas te garantizan un buen rato de risas y se ven rápido, pues son capítulos cortos. Si puedes, intenta ver las dos, te recomiendo empezar por la de 2001 y seguir con la actual.

The Tick

¿Por qué un número elevado a 0 es igual a 1?

Esto se sale totalmente de la línea editorial del blog, desde luego, pero me apetecía contarlo por aquí. El caso es que en una charla de oficina comenté que una vez cuando cursaba 2º de ESO la profesora me hizo explicar en clase por qué cualquier número elevado a 0 es igual 1, y un compañero me discutió que no. Así que con 32 años me volvía a ver delante de una pizarra haciendo esta demostración:

Podemos expresar que X0 es el resultado de Xn-n siendo X cualquier número real menos el 0 y siendo n cualquier número real. O, por ponerlo con número, podemos decir 20 es el resultado de (por ejemplo) 22-2.

Entonces por propiedades de las potencias Xn-n es igual a Xn/Xn. Siguiendo el ejemplo anterior 22-2=22/22.

Por lo tanto tenemos que X0 = Xn/Xn, y siendo el numerador y el denominador iguales en la división el resultado es necesariamente 1. Es decir 20 = 22/22, por tanto 20 = 4/4. Y 4/4=1, así de simple.

¿Y en el caso del 00? Bueno, eso a mi ya me supera. Pero os dejo un enlace a otro blog donde lo explican y debaten, para que matéis vuestra curiosidad.

Reciclando un viejo móvil Android en una consola portátil.

Hace unos meses cambié mi viejo móvil Huawei por un BQ, y desde el cambio el Huawei estaba metido en un cajón criando polvo (literalmente, no veas lo que me llevó limpiar la pantalla). En estos tiempos pre-Navidad andan todos los buenos jugones clásicos locos con la SNES mini, como lo anduvieron hace un año con la NES, así que me han entrado la ganas de jugar un poco. Llevaba unos días mirando proyectos de portátiles construidas sobre una Raspberry Pi Zero, y la cosa pintaba bien como proyecto factible.

Sword of Xolan

Pero la Raspberry y las piezas tienen un precio, no muy caro pero este mes ya he tenido muchos gastos (empieza la NBA y hubo que pagar el League Pass, jubilar ropa vieja, mi padre cumple años este mes y el que viene los cumple mi abuela, Eric Gales toca la semana que viene por aquí, el veterinario para el gato… pequeñas cosas de la vida que van sumando) así que pensé que el móvil podría tener una segunda vida. Le pegué un limpiado de pantalla, lo dejé cargando un rato, lo encendí y le desinstalé todas las aplicaciones viejas que tenía y que no necesitaba para esto.

Ya sabéis que soy un fan de los juegos de antaño, ya hablamos de alternativas para jugar en tu navegador o de emuladores en otro tiempo, así que decidí aplicármelo al móvil.

Clásicos Sega

Lo primero que hice fue irme al Play Store a la sección de Sega y descargarme 8 clasicazos que tienen allí disponibles de gratis para el jugador pureta como yo: Sonic, Comix Zone, Space Harrier II, Golden Axe, Phantasy Star II, The Revenge of Shinobi, Altered Beast y Kid Chameleon.

Altered Beast

Pero aunque estos clásicos de la SEGA me encanten para ranciear en el fondo soy un nintendero, mi consola es la SNES. Así que el siguiente paso fue descargarme el Super Retro 16 del Play Store. Como la legalidad de la descarga de ROMS de consolas antiguas es un tema sometido a debate no voy a comentaros que os paséis por LoveRoms, por ejemplo, para buscar los juegos clásicos de dicha consola, ya que podríais incurrir en algún delito. En todo caso hay algunos juegos propios pensados para jugarse en el emulador, como el Thor’s Quest al que podéis acceder desde la tienda de la aplicación y que no es sino una copia del mítico Donkey Kong.

Thor's Quest

Para remata la cosa me agregué algún juego más por fuera del emulador, como La Abadía de los Muertos o el Sword of Xolan, para dar variedad.

¿Qué echo en falta? Pues básicamente que los controles en pantalla son un coñazo. Están bastante bien adaptados, ahí chapeau por los desarrolladores, pero la sensibilidad… en fin, yo no me adapto sin sentir el botón. Así que para el mes igual pruebo con uno de esos mandos con bluetooth y soporte, y termino la conversión del teléfono en consola. Lo bueno de todo esto: que realmente no necesitas ningún conocimiento técnico para hacerlo, y de esta forma alargas la vida de un dispositivo en desuso y te das el capricho de hacerte con una consola sin dejarte una pasta.

Dragon Ball

Stranger Things: The Game

Dentro de cosa de dos semanas se estrena la seguna temporada de Stranger Things, serie de la que ya expuse conspirativas teorías por aquí. Para ir abriendo boca y que el hype no decaiga Netflix ha decidido sacar un juego de estética retro basado en la serie.

Con gráficos estilo 16 bits y un planteamiento multipersonaje el juego, al igual que la serie, pretende transportar al seguidor treintañero a su infancia. Puede descargarse gratuitamente para Android o iOS.

Aquí os dejo un gameplay por si queréis profundizar más antes de probarlo: