Odio eterno al metal moderno (lista de reproducción)

¿Gojira? ¿Arch Enemy? ¿Children of Bodom? ¿Meshuggah? ¿Lamb of God? ¿metalcore? ¿power metal? ¿djent? Paso de todo, soy un orgulloso rancier clásico. Odio eterno al metal moderno.

Anuncios

Instalar los iconos Papirus en Linux

La colección de iconos Papirus incluye más de mil elegantes y minimalistas iconos para los programas más populares de Linux y es una de las colecciones preferidas por los usuarios. ¿Cómo podemos agregarla a nuestro linux? Vamos con las instrucciones para Ubuntu y para Debian.

iconos papirus

En Ubuntu:

sudo add-apt-repository ppa:papirus/papirus
sudo apt-get update
sudo apt-get install papirus-icon-theme

En Debian:

sudo tee /etc/apt/sources.list.d/papirus-ppa.list << EOF
deb http://ppa.launchpad.net/papirus/papirus/ubuntu xenial main
EOF

sudo apt-key adv --recv-keys --keyserver keyserver.ubuntu.com E58A9D36647CAE7F
sudo apt-get update
sudo apt-get install papirus-icon-theme

Otra opción para Ubuntu puede ser recurrir a descargar el .deb e instalar con el agregador de paquetes.

Cinco películas épicas y fantásticas de animación que recomiendo encarecidamente.

El otro día hablaba con un colega en facebook sobre la idoneidad de hacer una película o serie sobre Elric de Melniboné y planteaba una cuestión: una película o saga sobre Elric sería necesariamente cara porque requeriría una inversión potente en efectos especiales. Pero ¿y una película de animación de Elric? De hecho hasta lo planteé de forma muy concreta: “Una película de Elric hecha con animación rotoscópica y con banda sonora de The Sword y Blue Oyster Cult“. He de decir que había estado leyendo poco antes sobre el proyecto de Planet of Doom y me parecía en ese momento una idea poco comercial pero potencialmente prometedora a largo plazo.

Un par de días después de lo antes citado me comenta otra amiga en twitter que comenté qué cuatro pelis no me canso de ver, y en ese momento pensé que mi póker infalible serían Pulp Fiction, Taxi Driver, El Salvaje y Heavy Metal. Y recuperando la primera conversación pensé “¿Y cinco pelis de animación que no me canse de ver? Es más ¿cinco pelis de animación de género fantástico?” Así que vamos con ello, cinco joyas de la animación que espero que os gusten si no las habéis visto:

  • Heavy Metal: Está en mi top de pelis favoritas en general, así que empiezo con esta. Una película basada en historias cortas de la revista del mismo nombre, con una banda sonora pefectamente elegida y llena de momentazos y que cuenta con grandes del cómic entre sus colaboradores: Richard Corben, Bernie Wrightson, Dan O’Bannon y Angus McKie… y de forma indirecta Moebius, ya que para la historia final Len Blum se inspiró mucho en Arzach y no creo que se pueda atrever a negarlo.

  • Tygra: Hielo y Fuego: Su título original es Fire & Ice y sobre el papel no podía pintar mejor pues contaba con Ralph Bakshi como director y productor, con Frank Frazetta como productor y diseñador de personajes y con Roy Thomas (guionizó los mejores años de Conan y se había encargado de adaptar Elric de Melniboné al comic) y Gerry Conway (también tuvo una buena etapa guionizando Conan y fue responsable de uno de los hitos de Spiderman: la muerte de Gwen Stacy). Una película de fantasía épica que no logró en su día el reconocimiento de crítica ni de público pero que con los años ha pasado a ser una pieza de culto.

  • El Señor de los Anillos: De nuevo nos vamos con Bakshi, a la adaptación de El Señor de los Anillos que lanzó en 1978 tras el éxito de su primer acercamiento a la fantasía con Wizards. Esta película, que era emitida habitualmente por la TVG en mi infancia, fue mi primer acercamiento al universo de JRR Tolkien, así que le tengo bastante cariño, además cuenta con una banda sonora brutal y con John Hurt entre las voces ¿Qué más se puede pedir? Pues habría pedido una segunda parte, ya que la película cubre sólo libro y medio de la saga, más o menos hasta la mitad de Las Dos Torres.  La producción costó 4 millones y recaudó 30, por lo que no acabo de entender por qué no hubo secuela. Puede que sea por nostalgia, pero con el paso de los años no he revisionado las adaptaciones de Peter Jackson pero esta ya ha caído unas cuantas veces.

  • Taron y el caldero Mágico: Titulada originalmente The Black Cauldron y estrenada en 1985 fue, en su momento, un fracaso estrepitoso en taquilla, donde no llegó a recaudar ni la mitad de lo que había costado la producción. Denostada durante años por Disney, esta adaptación bastante libre de Las Crónicas de Prydain ha acabado por ser reivindicada como un clásico de la mítica productora. También cuenta con el legendario John Hurt como doblador, en este caso como el terrorífico antagonista, y en general es una película impecable técnicamente pero cuyo tono más oscuro no acabó de convencer al público ni a la crítica.

  • La princesa Mononoke: Acabamos esta lista con este clásico de mediados de los 90 de los estudios Ghibli, escrita y dirigida por el siempre admirado y nunca bien ponderado Hayao Miyazaki. En su momento fue la película más taquillera de la historia de Japón, superando a Titanic y siendo desbancada tiempo después por El Viaje de Chihiro (también de Miyazaki) y nos presenta una trama que muchos toman por ecologista pero que, viendo la trayectoria de Miyazaki, tiene más de tradicionalismo cultural e identitarismo nipón. Una película para la que sólo cabe usar un término: excelente. Como curiosidad, en la versión doblada al inglés contó con actores de la talla de Billy Bob Thornton y Gillian Anderson, y a pesar de eso Miramax apenas se curró la distribución, provocando que no estuviera presente apenas en los cines europeos y estadounidenses.

El Bandcamp de la quincena: Bewitcher – Bewitcher (11/06/2017)

Hace cuarenta años los Portland Trail Blazers se proclamaban campeones de la NBA. Y hoy nos vamos para allá en El Bandcamp de la Quincena, pero no para hablar de baloncesto sino de metal de ese puro y sin alear.

Bewitcher son metal, muy metal y mucho metal, como diría cierto presidente español que, por otra parte, es bastante inútil mental (y que hace pareado). En estos tiempos de miles de etiquetas, de postureo moderneta, de metal posmoderno y de beber poleo-menta mesando la barbocha y el chichito tener a Bewitcher es como tener a Ortega y Pacheco en el FIB de Benicassim. Este power trio de Oregón no pretende inventar nada, sólo traernos fórmulas que ya conocemos pero que, por desgracia, a veces olvidamos.

Bewitcher

Bewitcher es metal clásico con mucha mala baba, ruidoso, jodón y con un extra de Satán. El precio del disco, 6.66 $, es una clara declaración de intenciones pero no la única: los nombres de sus miembros son Unholy Weaver of Shadows & Incantations (guitarra y voz), Infernal Magus of Nocturnal Alchemy (bajo y coros) y Diabolic Crusher of Hallowed Light (baterista por la gracia de Belcebú). Alguno dirá que lo de Satán ya está muy visto, pero a estos chavales no les preocupa. Ellos son de Satán, Satán mola, Satán te ama.

El disco se abre con unos sintes ochentosos que dan paso a la primera descarga de riffs, y a partir de ahí el pie no se levanta del acelerador, heavy metal veloz como las cuchillas de una picadura de carne. Escucha el gruñido que “empuja” el riff de Speed ‘Till You Bleed ¿No has pensado en Tom G. Warrior de Celtic Frost? La prehistoria del black metal, la de Hellhammer, Venom, Celtic Frost o los primeros Bathory está muy presente para estos chavales, pero sin limitarse a ello y asumiendo también el rocanrol sucio y desenfrenado de Motorhead, los clásicos del underground americano de finales de los 70 como Pentagram o Manilla Road y lo más speedico de la NWOBHM: Jaguar, Angel Witch, Tank, Raven, Holocaust o Diamond Head. Un batiburrillo de estilos para sonar como intentarían sonar una chavales que quisieran hacer thrash metal antes de que el thrash metal naciese, como si fuesen los directos antecesores de lo que harían Sodom y Kreator en sus discos debut.

Canciones cortas, sencillas, sin alardes, directas. Voces desgarradas y agresivas sin agudos gorgoritos. Temas de heavy metal veloz y satánico, sin virtuosismos pero también sin miedo a meter el obligatorio punteo, apostando por la vieja escuela sin complejo alguno, mostrando su dedo corazón a la haterada posmoderna. Si eres de los que llevan parches en su chaleco o chupa estás tardando en añadir uno de Bewitcher, y en escuchar un par de docenas de veces este disco. Metal up your ass! Garantizado.

Creando contraseñas en Linux con mkpasswd

El programa mkpasswd, que es parte del paquete whois, nos permite generar contraseñas complejas y seguras a través de diversos algoritmos criptográficos.

Si no lo tienes instalado puedes agregar el paquete whois tal que así:

sudo apt-get update
sudo apt-get install whois

Una vez tengamos whois instalado ya podemos hacer uso de mkpasswd. Veamos que opciones tiene:

  • -m: Nos permite elegir el método con el que encriptaremos: entre des, md5,sha-256 y sha-512.
  • -5: Es una forma abreviada para seleccionar el método md5, sería equivalente a usar -m md5.
  • -S: Una cadena que usar como salt para el password.
  • -R: Definimos el número de rondas que se usarán, si son aplicables.
  • -P: Lee la contraseña del descriptor de fichero que le pasemos en lugar de hacerlo de /dev/tty
  • -s: Método acortado equivalente a -P 0

Por ejemplo:

#usamos el algoritmo sha-256
#pasamos como sal la cadena salamos1
mkpasswd -m sha-256 -S salamos1

#lo mismo pero con md5
mkpasswd -m md5 -S salamos1

Una captura viendo distintas opciones, distintos algoritmos y comprobando también cómo el salt no permite ciertos carácteres:
mkpasswd

Javascript: Obtener el último carácter de una cadena

Ayer veíamos cómo obtener la primera letra de una cadena, hoy vamos a ver cómo obtener la última. Básicamente es lo mismo que en el otro ejemplo: usamos la función charAt(), pero en este caso en vez de un 0 le pasamos la longitud de la cadena restándole el último carácter (obtenemos la longitud a través de la propiedad length de la cadena). Tal que así:

#Un ejemplo donde haremos un alert
#de la última letra de una cadena

var cadena = "abc";
window.alert(cadena.charAt(cadena.length-1));

Javascript: obtener el primer carácter de una cadena.

¿Cómo se obtiene el primer carácter de una cadena con javascript? Pues es muy simple: con la función charAt(). Dicha función recibe como parámetro la posición dentro de la cadena en la que queremos buscar y devuelve el carácter que está en esa posición. Así que para obtener el primer carácter tenemos que pasarle un 0. Tal que así:

var cadena= "cadena";
var fstChar = cadena.charAt(0);