La encuesta del mes (04/2016): ¿Quién debe ser el MVP de la temporada regular en la NBA?

Bueno, el primer punto a comentar es que vamos a cambiar el concepto de encuesta quincenal por encuesta mensual, y vendrá en domingo cuando no toque Bandcamp de la quincena.

La temporada regular de la NBA llega a su fin, quedan dos o tres partidos a cada equipo para acabarla. Los Warriors ahora mismo están a una victoria de igualar la mejor marca de todos los tiempos en temporada regular y a dos de superarla. Los Spurs también tienen un récord a tiro: terminar el año invictos en casa. En el este reinan los Cavaliers pero ha subido la clase media de la conferencia mucho, con unos Celtics sorprendentes. En el oeste los Blazers, que partían como equipo en reconstrucción se meterán en playoff… y pueden quedarse fuera los Rockets que el año pasado jugaron la final de conferencia. Conclusión: ha sido un año agitado.

Así que ahora vamos con la pregunta del millón ¿qué jugador se debe llevar el MVP?

Anuncios

Baloncesto: Pick & Pop

Pues hace nada hablábamos del pick & roll, llamado bloqueo y continuación en español, y hoy vamos a comentar una variante del mismo: el pick & pop. Esta jugada podría ser traducida como bloqueo y apertura, aunque no suele utilizarse el término español tan habitualmente como al hablar del pick&roll.

Pick & Pop
Pizarra con la jugada, extraído del block Pick Your Poison

Esencialmente la jugada es similar a un pick & roll: Un jugador (generalmente un jugador exterior) maneja la bola por fuera de la zona y es estorbado por el defensor. El atacante con el balón entonces se mueve hacia un compañero, el cual por su parte se mueve hacia el defensor para crear una “pantalla” que evite que este pueda seguir sobre el jugador con balón. La diferencia es que el jugador que bloquea, si queda libre, en lugar de cortar hacia la canasta se abre hacia una posición exterior para buscar un tiro lejano o la opción de otro pase.

 

 

En esta última temporada proliferan los interiores que lanzan desde larga distancia, como Frank Kaminsky, que lo hacía mucho en su etapa en los Wisconsin Badgers, DeMarcus Cousins y Anthony Davis, que pasaron el verano de 2016 perfeccionando su tiro de larga distancia, Pau Gasol que con la edad lo ha ido mejorando, el rookie Karl Anthony Towns y, sobre todo, el paradigma de los tiradores de más de 2.10: Dirk Nowitzki. Con tiradores cada vez más altos el pick & pop se torna en una jugada cada más utilizada.

En el vídeo de arriba podéis ver como Kaminsky lo hace varias veces en sus entrenamientos de pretemporada, cuando estaba a prueba contra otros novatos. En el siguiente podéis ver un entrenamiento donde se explica esta jugada:

Aquí abajo un par de jugadas de Nowitzki realizando el movimento de abrise tras un bloqueo:

Y otro entrenamiento con ejemplo de esta jugada:

 

 

Baloncesto: Pick & Roll o Bloqueo y continuación

Diagrama de un pick&roll

En su día empecé una sección para aclarar algunos términos baloncestísticos de forma muy básica, pero me quedé en explicar el Corte de UCLA… y ya. He decidido recuperar esta idea a ver si la cosa cuaja, así que vamos con un clásico ¿qué es un bloqueo y continuación o un pick&roll?

Una de las jugada más típicas en ataque. En el vídeo de arriba puedes ver de forma clara y exagerada cómo va. Un jugador (generalmente un jugador exterior) maneja la bola por fuera de la zona y es estorbado por el defensor. El atacante con el balón entonces se mueve hacia un compañero, el cual por su parte se mueve hacia el defensor para crear una “pantalla” que evite que este pueda seguir sobre el jugador con balón. El defensor en este caso se queda con dos opciones:

  • Quedarse con el jugador que le ha bloqueado, lo que deja vía libre al conductor del balón para penetrar, buscar el pase a un compañero o tirar, al menos hasta que un compañero del defensor salga a defender.
  • Pasar el bloqueo e intentar seguir defendiendo al conductor del balon. En ese caso el jugador bloqueado puede quedar libre para cortar hacia canasta y conseguir una situación cómoda para anotar.

El bloqueo bien ejecutado es una jugada que permite conseguir ventajas en ataque. También puede ser usado para desgastar a jugadores claves rivales en defensa, como hizo Popovich con Steph Curry este pasado sábado (Por si lo lees dentro de algún tiempo, Warriors 79-Spurs 87 el 20 de marzo de 2016). Te dejo otro vídeo explicativo sobre cómo ejecutar un bloqueo, y también puedes leer un artículo más profundo sobre el tema en el blog Desde el Banquillo

Lo habitual suele ser que el jugador conductor sea un base o un escolta y el jugador que bloquea un pivot, pero en los tiempos de baloncesto aposicional que vivimos se dan otras opciones. Aquí el entrenador y gran comunicador de temas baloncestísticos Piti Hurtado lo explica con un vídeo analizando jugadas de pick&roll entre interiores (y es que con jugadores altos pasadores como Sabonis, los hermanos Gasol, Gallinari, Garnett, Duncan o Vucevic jugadas como esta ganan muchas posibilidades):

Pero si hubo dos jugadores que llevaron esta jugada al nivel de arte esos fueron John Stockton y Karl Malone en los Utah Jazz de los 90, con Jerry Sloan dirigiendo desde el banquillo. Tres de los “unringed” más injustos del basket. Alcanzaron dos finales consecutivas a finales de los 90 contra los todopoderosos Bulls de Jordan, Pippen, Rodman, etc.

 

Saltarse la redirección de nba.com hacia la web de AS

Hoy leía un artículo de SoloTriples donde comentan una forma de evitar la redirección que la web nba.com hace a sus lectores, redireccionándolos hacia su socio español: el diario AS. ¿motivos  para querer acceder a la web americana? Pues muchos, desde no querer pasar por un medio AEDE a querer leer alguno de los blogs o artículos de la web original, ya que no traducen todo el material. Como ya decía, en SoloTriples dan una solución, aunque yo hace tiempo tenía la mía.

Hace algún tiempo, en otro artículo, os comentaba la existencia de Hola Unblocker, un complemento para el navegador que nos permite usar una VPN gratuíta para acceder a páginas que, por una cosa u otra, estén bloqueadas en nuestro país. En su día lo utilicé para entrar a webs bloqueadas en España como Roja Directa o The Pirate Bay, para ver un partido en el servicio Orange Arena estando en el extranjero o para desbloquear el acceso a la web de la tv pública irlandesa. ¿Hay alternativas superiores a Hola en cuánto a velocidad y/o seguridad? Aunque realmente no haya pruebas de que Hola sea un servicio inseguro hay quien se plantea que si dada su gratuidad. En todo caso, hay alternativas mejores, pero Hola es gratis y es extremadamente intuitivo.

El primer paso es ir a su página oficial y seguir los pasos para agregarlo a nuestro navegador. Una vez lo tengamos instalado basta con entrar a nba.com y cuando nos redireccione a la web de AS acceder desde allí al enlace de la web original. Una vez en dicha web pulsamos el icono de Hola Unblocker y seleccionamos, de la lista de banderas que nos dará, que a esa página se acceda siempre desde los EEUU. A partir de ese momento debería ya acceder siempre a través de esa VPN evitando así la redirección.

Tweet-Previa de la Copa del Rey ACB 2016

Siguiendo el habitual estilo para análisis baloncestísticos que inauguramos el pasado Eurobasket, vamos a analizar la Copa del Rey 2016, donde el anfitrió será el Obradoiro a pesar de no disputarse en Santiago de Compostela sino en A Coruña, ciudad que cuenta con un pabellón de mayor capacidad (el Coliseum). Vemos cómo está la cosa en 12(+1) tweets (el +1 no es por superstición, sino porque va de otra cosa el tema)

Parón del All-Star: Tweet-análisis de la NBA

Recuperamos otra vez más el formato Tweet-crónica para hablar de la NBA, en este caso de cómo está la cosa a la altura del parón del All Star. Vamos allá, 20 tweets:

En fin, nos quedan un par de meses para los Play Off. ¿Cambiará mucho la cosa? Como ya comentaba arriba, el Trade Deadline este año se antoja clave. Hay varios equipos que pueden dar un salto de calidad con un buen fichaje o dos, el problema es que hay maś compradores que vendedores. Los Celtics con un tres y un cinco podrían ser candidatos a pelear por el anillo, tal cual están ahora. ¿Os imagináis a los Thunder con Pau Gasol? ¿Saldrá Howard de Houston para intentar resucitar su juego? Todo esto, pura especulación, claro.

LeBron necesita un villano

El otro día leía un artículo en el AS, que no voy a enlazar por aquello del canon AEDE, donde se decía que LeBron nunca será Jordan, ni Kobe, ni Duncan… y que eso será culpa de Stephen Curry. No le falta su parte de razón, pero creo que aparte de por las diferencias en su juego, hay un motivo mayor por el que LeBron nunca será Jordan: LeBron no ha tenido un villano.

¿Qué quiero decir con esto? Que las victorias, y derrotas, de Jordan tenían una narrativa. Vale, todos sabemos que “narrativa” es el término que usan los que se quieren ir de cultos al analizar videojuegos, pero en la era Jordan esto era así. Uno veía los partidos y daba la impresión de que los Bulls eran “los buenos” y que frente a ellos estaban “los malos”.

Primero fueron los infames Bad Boys de Detroit, un patibulario elenco que practicaba defensas al límite, y sobre el límite, de la legalidad, con un sistema pensado para frenar al 23, las llamadas “Jordan Rules“, un equipo legendario con Bill Laimbeer, Joe Dumars, Isiah Thomas (este era su auténtico némesis), Dennis Rodman, Mark Aguirre o Rick Mahorn. Ganaron dos anillos, en 1989 y 1990, y apearon a los Bulls tres veces de la carrera por el título: 1988, 1989 y 1990, sólo para acabar cediendo en 1991. A los Bulls les costó sufrimiento, sudor, sangre y la nariz de Scottie Pippen (literalmente) poder superar el escollo que eran estos Pistons.


Tras los Pistons llegaron las victorias, los tres primeros anillos, pero tuvieron que lucharlos contra unos pegajosos Knicks a los que se midió, y venció, cuatro veces: 1991, 1992, 1993 y 1996. John Starks era el primero en enfrentarse a Jordan, el que salía a defenderle al perímetro, y cuando lograba superarle se topaba con un muro de músculo y brazos, con el puro hormigón defensivo que eran Oakley, Mason e Ewing. Sin la presencia de Jordan los Knicks alcanzaron dos finales (perdieron en 1994 contra los Rockets de Hakeem y en 1999 contra los Spurs de las Twin Towers), así que cabría imaginar que si el 23 no hubiera decidido volver estos habría logrado al menos un anillo.

Ya fuera de equipos completos, Jordan también tuvo que sufrir a varias “moscas cojoneras“. La primera de ellas, Charles Barkley. En los ochenta, cuando “El Gordo” jugaban en los Sixers, se midieron dos veces en las eliminatorias con dos victorias para los Bulls. Posteriormente se enfrentarían en las finales, en 1993, con Barkley liderando a los Suns y llegando a la final como MVP de la temporada regular, y con resultado de tercer anillo, tercer MVP de las finales y primera retirada para MJ. En 1996 se mediría en la final a los Sonics de un Gary Payton que pasaba por ser el el mayor “trash-talker” de la NBA, lo que tenía de clase lo tenía también de macarra y lenguaraz. En las finales de 1997 y 1998 “el carteroMalone, uno de los mejores “cuatros” de la historia y también uno de los jugadores que más narices ha roto con sus codos, se convertía en el enemigo a batir y en el enésimo “unringed” por causas Jordanescas. Añadamos además que en la final de conferencia de 1998 se las vieron con los Pacers entrenados por Larry Bird y con Reggie Miller como estrella y rival de Jordan. Reggie había tenido ya en el pasado sus más y sus menos tanto con MJ como con los Bulls post-primera retirada (aquel humillante triple de Kukoc), y desde luego era el villano definitivo en la NBA, un jugador al que le encantaba sentir el odio de la afición rival.

Pero LeBron nunca ha tenido a un villano, cuando veías a los Heat o a los Cavaliers no tenías la sensación de que el rival era el eje del mal. Tal vez porque Jordan logró sus éxitos en la era más física de la NBA, cuando los dinosaurios dominaban la zona (pivots de la talla y tamaño de Ewing, Olajuwon, O’Neal, Robinson, Mutombo, Mourning o Sabonis), cuando para hacer un mate tenías que machacar sobre gente que sabías que serían Hall of Fame, mientras LeBron posteriza a Jason Terry y a John Lucas III. ¿Le han faltado rivales de talla a LeBron? Claro que no. Tuvo que sufrir la pegajosa tortura de defensores de élite como Kawhi Leonard o Iguodala. Tuvo que vérselas con tres de los mejores “cuatros” de la historia como Duncan, Garnett y Nowitzki. Se enfrentó el pasado año a dos jugadores que están haciendo evolucionar conceptos en el juego como Curry y Draymond Green. Derrotó a una de las mejores parejas ofensivas de la NBA en 2012: Westbrook y Durant, que por aquel entonces contaban con un futuro all-star como Harden como sexto hombre… pero ¿villanos? Si una anciana se cruzara con Mark Aguirre, Dennis Rodman o Karl Malone se cambiaría de acera. En cambio si se cruza con Kawhi, Curry o Duncan seguro que la ayudan a cruzar la calle. Porque los rivales de LeBron aunque no estén faltos de talento, carecen de mala baba, no son tíos duros y curtidos como aquellos contra los que se fajaba Jordan.

LeBron es un gran jugador, ha capitaneado a sus equipos a seis finales, cinco consecutivas, ganando 2 títulos. Seguramente este año logre la sexta consecutiva, y puede que un tercer anillo (aunque hasta el momento parecen más sólidos Spurs y Warriors), pero al final esto es como una película, las carreras de los jugadores tiene una narrativa hollywoodiense, y no puedes tener a un buen héroe sin un villano de lujo. Porque Batman no es Batman sin Joker, porque Reed Richards necesita medir su mente contra el Dr Doom, porque Superman necesita a Lex Luthor como Daredevil necesita a Kingpin… Jordan no estuvo falto de esos villanos, rudos y terribles. Y lo más parecido a un Joker que ha visto LeBron es a un chico tímido con cara de yerno ideal que te apuñala con triples de nueve metros mientras muestra una sonrisa que recuerda a Magic Johnson incluso más que sus pases sin mirar o sus crossovers imposibles.