Ciberseguridad: Ransomware ¿qué es?

Seguimos con el repaso de términos relacionados con la ciberseguridad y vamos a hablar de una de las amenazas más presentes del último lustro: el ransomware. Seguro que recordaréis ataques informáticos que dejaron inhabilitados docenas de hospitales en los EEUU o UK, servidores del ministerio de interior Ruso o, en el caso de España, a Telefónica, varios ayuntamientos e incluso los sitios del SEPE y del Ministerio de Trabajo. Aquellos ataques fueron realizados con los malwares Wannacry y Ryuk, que son dos de los tipos de ransomware que más daño han causado en los últimos años. Si bien es un tipo de amenaza que existe desde los años 80 del siglo pasado en los últimos años, sobre todo a partir de 2012, ha sido cuando más se ha explotado.

Fotografía de atacante genérico
Photo by Mikhail Nilov on Pexels.com

Te preguntarás en qué consiste esta temida amenaza. El ransomware es un tipo de malware que lo que hace es cifrar los ficheros de nuestro equipo para que no podamos acceder a ellos. ¿Por qué nos cifra los ficheros? Pues para pedirnos un rescate. El atacante exigirá un pago a cambio de proporcionarnos una herramienta o una contraseña que descifre nuestros ficheros. Como te puedes imaginar, las garantías de recibir la herramienta después del pago son nulas, existen testimonios de gente que sí recibió una solución y de otra que no recibió nada. En cualquier caso suele recomendarse no pagar el chantaje. ¿Cómo nos infecta? El ransomware es un programa que tiene que entrar en nuestro equipo, así que hay muchas formas: correos electrónicos maliciosos, falsos antivirus, aplicaciones maliciosas, ataques por fuerza bruta contra la contraseña de un servidor con los puertos abiertos en internet… ya hemos hablado de todas en entradas anteriores.

¿Cómo nos protegemos?

Bueno, como siempre tener un antivirus/suite de seguridad informática actualizado nos protegerá de muchas amenazas, aunque no de todas. Si tenemos un equipo conectado en una red abierta hacia internet la configuración del cortafuegos es también vital. El clásico actuar con sentido común también es importante: no abrir ficheros que nos llegan en correos o mensajes inesperados, andarse con ojo con los programas que descargamos e instalamos, tener cuidado si conectamos un dispositivo de almacenamiento externo (tarjeta de memoria, pendrive usb, disco duro externo)… Aunque incluso con todo el cuidado del mundo podemos acabar siendo igual víctimas de un ataque. Recuerdo que en las primeras ocasiones que tuve que lidiar con equipos afectados por ransomware había herramientas de recuperación gratuitas que eran capaces de revertir el cifrado de nuestro equipo si les proveíamos unos cuantos ficheros cifrados por el atacante y sus copias previas sin cifrar, aunque era una tarea engorrosa. Y recuerda siempre: la mejor protección para mitigar la pérdida de datos es contar con una copia de seguridad externa al equipo (NAS, disco duro externo, servidor externo), incluso fuea de la red local pues muchas versiones de estos malwares pueden replicarse. Tener varias copias de nuestros ficheros importantes no solo nos protege del ransomware, también de averías o robos de dispositivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.