Cinco cómics que leer o regalar, para este día del libro.

Mañana es el día del libro, así que me acerco por aquí a daros ideas, a recomendaros cinco tebeos que leer o regalar en este día, por si estáis dudando todavía.

  • Gran Hotel Abismo: De la mano del dibujante gallego David Rubín y del guionista Marcos Prior nos situamos en un futuro cercano y probable donde el individualismo y el neoliberalismo se han tornado una religión de estado. La violencia institucional conduce al estallido de violencia total en esta obra con un trabajo gráfico y narrativo impresionante y con una ambientación terriblemente cercana. Gran Hotel Abismo
  • Creepy Presenta – Bernie Wrightson: Fallecido recientemente, Bernie Wrightson fue uno de los maestros del cómic de terror. Su estilo vívido y aterrador hace que sus ilustraciones en blanco y negro den un plus de vida a las perturbadoras historias que ilustraba durante su paso por las míticas revistas Creepy e Eerie, de Warren Comics. Fuertemente marcado por la escuela EC Comics/Tales from the Crypt, Wrightson ganaría fama y un lugar en la historia y el Olimpo del tebeo por ser el padre de La Cosa del Pantano. Este tomo nos trae una selección de historias cortas, con sus trabajos más representativos en Creepy e Eerie, acompañado de varias portadas y ilustraciones como bonus. Bernie Wrightson
  • Elric de Melniboné – Biblioteca Michael Moorcock Volumen 1: La editorial Yermo Ediciones nos trae la adaptación de la primera novela de Elric de Melniboné al comic, con guión a cargo del mítico Roy Thomas y un trabajo gráfico excelente de las manos de P. Craig Russell y Michael T. Gilbert. Una adaptación muy fiel que no desmerece en nada a la novela original. Elric de Melniboné
  • La Casta de los Metabarones: Si hubo algo bueno del fiasco en el intento de Jodorowsky de llevar Dune al cine fue la gran saga de ciencia ficción que salió de todo ese trabajo. Empezando con El Incal que firmó junto al insuperable Giraud/Moebius y siguiendo por todas las obras que creó posteriormente vinculadas a ese universo. La Casta de los Metabarones sería una precuela de El Incal centrada en el personaje de El Metabarón, contándonos la historia de su linaje familiar y de cómo generación tras generación han ido forjando al guerrero más poderoso del universo. El trabajo gráfico de Juan Giménez, impresionante, Jodorowsky por su parte no defrauda y ofrece otro cómic magistral.La Casta de los Metabarones
  • El Cid: Tras dejar su carrera en el mundo de la publicidad Antonio Hernández Palacios se hizo un nombre en el tebeo europeo dibujando westerns, pero el cuerpo le pedía lanzarse a algo épico y medieval. Inspirado en El Príncipe Valiente comenzó una serie que había proyectado que durara de 20 a 25 tomos pero que, por desgracia, sólo llegó al cuarto. De hecho al quedarse en el arranque el personaje del Cid es casi secundario, hasta ese momento centrándose más en presentar a la familia real y el contexto histórico. La obra se mueve oscilando entre el relato mítico y la historia, buscando un balance entre ambas figuras: el mito del Cantar del Mio Cid y los personajes históricos. El tercer volumen, La Toma de Coimbra, marca uno de los pináculos del tebeo español. Hoy por hoy es posible disfrutar de los cuatro tomos recopilados por la editorial Ponent Mon en un tomo integral.El Cid

Diez novelas de ciencia ficción que considero esenciales

Robots armados patrullando aeropuertos chinos, drones estadounidenses programados para reconocer y atacar objetivos de forma autónoma, inteligencias artificiales entrenadas para rastrear y cazar objetivos… no son argumentos de ninguna de las novelas de las que voy a hablar, son noticias reales de periódicos actuales. El progreso tecnológico siempre es excitante pero preocupa a muchos la falta de ética, por acción o por omisión, de la gente que está detrás del mismo. Y no hablamos de conspiranoicos de foro de cuñaos sino de voces respetadas por la comunidad científica. Y lo curioso es que cualquier lector habitual de ciencia ficción ya tendría que ver que estos desarrollos de inteligencias artificiales militares son una mala idea, puesto que chocan contra las leyes de la robótica que el propio Isaac Asimov enunció en sus escritos hace más de setenta años. Por tanto creo que es justo afirmar que el mundo necesita hoy por hoy de la ciencia ficción más que nunca.

Nota: El artículo original de 2016 incluía siete libros, en 2021 lo amplié a 10 y corregí alguna cosa.

Hari Seldon

Es por esto por lo que toca esta entrada, aunque no voy a descubrir nada nuevo: todas las obras aquí citadas son de perogrullo, clásicos básicos. Pero al final los clásicos son clásicos por algo, así que si te vas a sumergir en el género mi recomendación es que empieces por esto:

  • Neuromancer, de William Gibson (en castellano Neuromante). La primera novela en ganar el mismo año los premios Nébula, Hugo y Philip K. Dick, considerada la madre del cyberpunk y obra fundamental en la cultura hacker marca el inicio de la llamada Trilogía del Sprawl. Con una ambientación post-apocalíptica tan propia de la época (se publicó en 1984) introdujo el concepto de ciberespacio y casa perfectamente con el tema del que hablaba en la introducción: inteligencias artificiales que se van de madre.
  • Dune, de Frank Herbert. Publicada en 1965, Dune lograría ganar los premios Nébula y Hugo y marcaría el inicio de una de las sagas más importantes tanto en el campo de la fantasía como de la ciencia ficción, una historia épica cargada de conspiraciones políticas e intrigas familiares que dejan a Juego de Tronos en una partidilla de Cluedo, donde su protagonista Paul Atreides vivirá su historia como un rito de iniciación que le encaminará hacia intentar trascender a niveles mesiánicos. Luchas sin cuartel por controlar vastos desiertos plagados de gigantescos gusanos de arena donde crece la materia prima más valiosa del universo ¿No suena sugerente? Fue llevada al cine por David Lynch, tras un previo intento infructoso de Jodorowsky, con un resultado bastante caótico y mediocre, dado que tuvo que hacer un copia/pega de la película de siete horas que había filmado para dejarla en algo menos de tres. También hubo un videojuego inspirado en la saga bastante exitoso en la primera mitad de los 90, muy recomendable. Cuidado porque esta saga engancha mucho, si te devoras el primer libro no podrás parar.
  • Frankenstein; or, the Modern Prometheus, de Mary Shelley (en castellano Frankenstein o El Moderno Prometeo) es un libro que no incluí originalmente en esta lista por mi propia estrechez de miras. Siempre lo había etiquetado como terror gótico y no había pensado que era una obra pionera en la ciencia ficción hasta que debatiendo el tema me abrieron los ojos: en Frankenstein hai una tecnología disruptiva y se tratan las implicaciones morales y sociales de la misma, elementos clásicos de la ciencia-ficción que hacen que más de un experto considere que se trata de la primera obra moderna del género. No hace mucho que lo he releído pues la editorial Aira das Letras ha publicado una fantástica edición en gallego, ilustrada y en tapa dura.
  • Foundation, de Isaac Asimov (en castellano Fundación). Con este libro comienza el llamado Ciclo de Trántor. Está conformado por cinco capítulos que fueron publicados de forma autónoma durante los años 40. Hay conceptos muy interesantes en toda esta saga fundamental en la ciencia ficción y en esta novela en concreto: la idea de rodear a la tecnología de un aura religiosa, el comercio y economía como armas de guerra y dominación o el concepto de psicohistoria que en cierto modo anticipa lo que será el actual Big Data. Como con Dune se trata de una saga que engancha, creo que todo el Ciclo de Trántor son siete novelas, pero la que es fundamental es la llamada Primera Trilogía (Fundación, Fundación e Imperio y Segunda Fundación).
  • The Man in the High Castle, de Phillip K. Dick (en castellano El Hombre en el Castillo). Ha ganado mucha fama en el último año y pico por la serie que ha producido Amazon inspirada en ella (personalmente no la disfruté demasiado). El gran y enorme Dick (que ya sabéis que está mi Olimpo particular) en esta ocasión nos plantea una ucronía donde los nazis han salido victoriosos de la Segunda Guerra Mundial y han ocupado, junto a Japón, los EEUU. Dentro del libro tenemos una referencia a otra novela que plantea una ucronía distinta: los EEUU ganan la guerra del Pacífico, pero no llegan a combatir en Europa donde es Reino Unido quien derrota a los nazis. Hay una novela dentro de la novela, pero a su vez ¿hay otro mundo alternativo fuera de ambas novelas? ¿Son las novelas reflejos de otras realidades? Como es habitual en Dick la realidad puede no ser la única. Hay que añadir que fue su novela más exitosa, por la que recibió el premio Hugo.
  • A Brave New World, de Aldous Huxley (Un mundo feliz para los castellanoparlantes). Una sociedad extremadamente materialista, superficial e hiperplanificada donde la gente consume a diario drogas que le ayuden a evadirse. Si se hubiera escrito hoy en día diríamos que es superficial y oportunista, pero como fue escrita en 1932 la percibimos como una obra visionaria, una revisión genial del mito de la Caverna de Platón que a mi, cuando la leí a los 14 años, me resultó increíblemente impactante a la par que deliciosa como lectura. La cantidad de bandas que han hecho referencia a esta obra en sus discos o las muchas referencias que se hacen en el cine a conceptos aquí presentados (desde Demolition Man hasta Matrix) es una clara muestra de lo vigente que continúa.
  • The Dispossessed: an ambiguous utopia, de Ursula K. Legin (en castellano Los Desposeídos), una novela de 1974 aclamada por la crítica, ganadora del Nébula, el Hugo y el Locus en el año de su lanzamiento. Aunque en el libro tenemos exploración espacial y tecnología futurista el peso de la historia está más bien en el choque entre dos organizaciones sociales, con diferentes evoluciones marcadas tanto por lo material como por lo intelectual y en la importancia que Legin da a la evolución y el uso del lenguaje para modificar nuestra cosmovisión y promover cambios sociales, añadiendo tanto una crítica a como un exceso de burocratización puede soterrar el espíritu revolucionario como el planteamiento de que el consumismo es una herramienta de narcotización social. La construcción de los personajes en esta obra y su evolución es sencillamente sublime.
  • 2001: A Space Odyssey, de Artuhr C. Clarke (2001: Una Odisea Espacial en la lengua cervantina). Basada en su relato corto previo El Centinela, esta novela alcanzaría gran fama gracias a la adaptación que realizó para la gran pantalla el todavía más grande Stanley Kubrick. La película era puro cine, poesía en movimiento, y la novela es uno de los grandes clásicos del género por meritos propios. De nuevo tenemos una inteligencia artificial que ha logrado superar a sus controladores humanos, una historia con momentos de enorme tensión y un final totalmente inesperado que dejó la puerta abierta a un par de secuelas también muy interesantes.
  • The Martian Chronicles, de Ray Bradbury (Crónicas Marcianas, título arrastrado por el barro en España por culpa de un programa de telebasura de principios de los dosmiles). La colonización del vecino planeta rojo es una idea que sigue en la cabeza de muchos, ahí tenemos a Elon Musk trabajando con su empresa SpaceX para lograr llegar a Marte. Pero si alguien ha tocado este tema con maestría ese ha sido Ray Bradbury en esta colección de relatos, donde a través de la colonización de Marte trata temas como la guerra, la sinrazón humana, el racismo o la insignificancia del hombre frente al universo.
  • Трудно быть богом, de los hermanos Arkadi y Boris Strugatski (en castellano Qué dificil es ser Dios) es uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción soviética. En su día ya había recomendado en otro artículo su adaptación al cine de 2013 a cargo de Aleksei German, una película que muestra una sociedad medieval sucia y desagradable que pocos directores se han atrevido a retratar. La novela nos pone en el lugar de unos observadores terrestres frente a una civilización tecnológicamente atrasada, brutal y totalitaria: ellos llegan de un mundo donde la humanidad ya está explorando el espacio a un planeta que parece estancado en la visión más cruel posible del siglo XII. Un libro complejo a la par que muy crítico y que toca muchísimos temas prácticamente universales: el contacto entre sociedades muy dispares en lo social y lo tecnológico, la fricción entre ciencia y fanatismo, las diversas concepciones de la idea de “libertad” o la idoneidad de que la civilización “avanzada” intervenga sobre la civilización “primitiva” (todo entre comillas, claro) para intentar hacerla avanzar.

Muchos podréis argumentar que faltan un buen puñado de clásicos y yo no podré negarlo, pero era evidente ya en el título. Si sólo iba a hablar de siete novelas (finalmente 10), muchas se quedarían fuera. Para mi estas son las más importantes, mucha gente dirá que deberían estar El Juego de Ender de Orson Scott Card o Starship Troopers de Robert E. Heinlein, otros dirán que de Dick o de Asimov habrían escogido otras obras. Argüirán también algunos que me paso de pro-anglosajón y que me he dejado fuera al excepcional Stanislav Lem. La ciencia ficción es un género denostado por los críticos más gafapasta e intelectuales, pero está plagada de joyas. En fin, me ha quedado una lista muy básica, con clásicos muy elementales pero que, como he dicho antes, son clásicos por algo. Muchas escritas hace más de medio siglo pero capaces de tocar temas que deberían estar en el debate a día de hoy. No me he explayado demasiado en las descripciones para no caer en el spoiler. Si hay alguno que no hayas leído mi recomendación es que lo hagas lo antes posible, creo que esta lista es una buena introducción al género.

Cinco libros que leer en 2015

Ya el año pasado hice una recopilación recomendando cinco obras variadas. Vamos con otra recopilación para este año.

  • Cien años de Soledad: Uno de los tristes decesos de 2014 fue el del genio colombiano Gabriel García Márquez. Tras una larga enfermedad (le diagnosticaron el cáncer linfático en 1999) uno de los grandes del realismo mágico se iba de este mundo, dejando un legado de obras indispensables. Y dentro de su excepcional trabajo destaca, como pináculo de la literatura latinoamericana, Cien Años de Soledad: la historia de una estirpe condenada a la desaparición por su propia endogamia, y un retrato de la historia de todo un continente a través de una obra cargada de metáforas y simbolismo.
    Gabriel García Márquez
  • Por qué fracasan los países: Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza: Obra sobre historia económica de Daron Acemoglu (MIT) y James A. Robinson (Harvard), que curiosamente ha sido el último libro que leí en 2014 (recomendación de un amigo). Su tesis viene a ser un análisis Keynesiano de los postulados de Milton Friedman, y aunque a veces cometen un sesgos intencionado para justificar sus teorías, y además se mueven siempre dentro de la lógica de los economistas liberales, tiene un capítulo muy interesante sobre la historia de la España colonizadora, que es lo que me hace introducirlo en esta lista. La verdad es que su teoría de las élites extractivas puede aplicarse con éxito a los países más hundidos de la Europa actual.
    Por qué fracasan las naciones
  • Actos de Agresión: Sobre todo entra en esta lista como complemento al antes citado Por qué fracasan los países… ya que Noam Chomsky nos ofrece aquí su lúcido análisis de la agresiva política exterior estadounidense. Escrito hace 14 años, mantiene su plena vigencia, analizando las formas de manipulación mediática de los estados y las estrategias de criminalización de sus “enemigos”.
    Noam Chomsky
  • Guardias, Guardias: Parte de la desternillante saga Mundodisco, una parodia de las novelas de Dragonlance a cargo del británico Terry Pratchet. Nos presenta al alcohólico jefe de la guardia Vimes, en una ciudad de Ankh Morpok donde su función se ha vuelto testimonial ya que hasta el crimen está regularizado por el pragmático gobierno del Patricio Vetinari, una suerte de cruce entre Maquiavelo y Tsun Tzu. Para revitalizar a la guardia llega Zanahoria, un humano de increíble fuerza e ingenuidad al haberse criado entre enanos. Siempre he dicho que uno de sus diálogos finales (lo reconoceréis cuando lleguéis a él) es uno de los mejores retratos de la condición humana que se hayan escrito. Fácil de leer, divertido e indispensable.
    Guardias, Guardias
  • El Eternauta: Un clásico del comic argentino de ciencia ficción, a cargo del guionista Héctor Germán Oesterheld (secuestrado en 1977 por la dictadura, y probablemente asesinado ese año o a principios de 1978) y el dibujante Francisco Solano López. Una obra que disfraza la crítica a los golpes de estado, las intervenciones extranjeras y el autoritarismo militar en un cuento de ciencia ficción y supervivencia. Si bien la historia original peca a veces de apoyarse demasiado en el texto y dejar el dibujo reducido a un papel más secundario en la narrativa, es con todo el derecho del mundo una de las obras esenciales del comic argentino.
    El Eternauta