DeepL, una herramienta de traducción on-line alternativa a Google Translate

Vamos con la primera entrada del recién estrenado 2019. He estado haciendo algunas pruebas con DeepL, un software de traducción on-line con un funcionamiento similar al de Google Translate. ¿Puede competir este traductor contra la conocida herramienta de Google? Veamos un primer ejemplo:

He realizado las pruebas entre castellano y portugués por ser los idiomas disponibles en DeepL en los que mejor me manejo. Una cosa a señalar es que a nivel de idiomas disponibles gana Google Translate, presentando muchas más opciones que DeepL. En los ejemplos de arriba puedes ver que el resultado es similar aunque diferente y que Google ha corregido la coma mal puesta en la frase original. Pongámoslo a prueba con un texto más largo extraído de este mismo blog.

Para ese caso usamos un texto de mi artículo sobre cine de Fritz Lang. Mi impresión es que la traducción de DeepL es más natural que la de Google. Da la impresión de que Google Translate traduzca todo al inglés y desde allí lo retraduzca a otro idioma, que usa el inglés como puente y esto provoca a veces problemas a la hora de mantener, por ejemplo, la concordancia del género de un sujeto dentro de una frase. Veamos otro ejemplo de este blog, de la crítica del último disco de Duel.

En este caso parece que DeepL se lía un poco si mezclamos títulos en inglés en un texto en castellano, en algún caso los traduce y en otro no. Google Translate ahí muestra un criterio más regular. Pero ignorando esa salvedad la traducción de DeepL es de nuevo más natural y fluida que la de Google.

En resumen, sin ser un traductor perfecto y fiable al 100% sí que creo que hoy por hoy, al menos en el triángulo castellano, portugués e inglés, DeepL no tiene nada que envidiar a Google Translate, incluso superándolo en algunos casos

Anuncios

IZArc vs 7zip: Duelo empaquetado y comprimido

Aunque mucha gente todavía sigue insistiendo en usar versiones crackeadas de WinRAR por cabezonería (¿para qué usas software de pago sin licencia disponiendo de excelentes opciones gratuitas, melón?) cada vez son más, no se si porque los fabricantes se han encabronado con la licencia y ahoras es más complicado copiarlos, los que apuestan por usar un compresor o archivador de ficheros gratuito.

Haciendo memoria creo que el primer compresor que utilicé fue ARJ para MS-DOS, para descomprimir una copia de PCBasket 4.0 guardada en disquettes. Tras eso llegaron a mi interfaces gráficas más amigables como fueron los populares WinZip y WinRAR, que utilicé durante años. Allá por 2006 me pasé a IZArc por una temporada (con un breve escarceo de por medio con FilZip, pero no me acabó de convencer), y sería en 2009 cuando mi profesor de Sistemas Operativos y Redes me descubriría 7zip. He de decir que antaño no me preocupaba de temas como el tipo de licencia, cosa que ahora hago.

Y llega la gran batalla ¿7zip o IZArc? De los archivadores que he probado son los mejores, y ambos existen para Linux, Windows y MacOS (aunque los usuarios de Mac seguro que podéis buscar un archivador privativo, con DRM, con varios programas de software espía y a un módico precio de unos 30 o 40 dólares, pero con una manzanita en el logo, botones redondeados en relieve, diseño Ikea y por la subscripción a tres años os envían a casa un pelo de Steve Jobs aka “El más rico del cementerio”).

Empecemos por la licencia. IZArc, de IZSoftware, aunque gratuito no es libre, su código es privativo. 7zip, de Igor Pavlov (algo diseñado por un tío con nombre de malo de peli de James Bond gana puntos) además de gratis es libre, bajo licencia GPL aunque sí incorpora algún plugin privativo (el de .RAR, por ejemplo). Yo sólo por esto ya me quedo con 7zip, pero seguramente a más de uno os importe un carajo la licencia, así que vamos con puntos técnicos.

A nivel de disponibilidad, además de los ya citados Linux, Windows y MacOS, también están disponibles para BSD, AmigaOS, MS-DOS y WindowsMobile, ambos. Si bien en principio 7zip sólo tiene entorno gráfico para la versión de Windows (en el resto se ejecuta en línea de comandos), existen desarrollos alternativos (como Q7Z para Linux o #7Z para MacOS) que os aportarán ese entorno más amigable y cómodo.

A nivel de funcionalidades IZArc implementa una más, la de reparar archivos dañados, que 7zip no posee. Por otra parte habría que decir que tampoco funciona demasiado bien (la mayor parte de las veces que he intentado reparar archivos corruptos con IZArc este no ha sido capaz de recuperarlos, aunque en un pequeño número sí logró salvar el archivo).

A nivel de formatos ambos son capaces de abrir zip, tar, gz, bz, 7z, rar, lha, lzh, arj, cab e imágenes ISO. IZArc, por su parte, permite además abrir ace y arc. En cambio 7zip nos permitirá abrir xz, msi, cpio, imágenes dmg/HFS de Apple y paquetes deb o rpm.

Aunque en lectura gane 7zip en formatos de escritura gana IZArc. Ambos pueden escribir archivos zip, tar, gzip, bzip2 y 7z. Pero IZArc permite también cab y lha/lzh, mientras que es xz el único formato que 7zip escribe e IZArc no.

Finalmente llegamos a la cuestión de la eficiencia. Aquí le doy dos puntos a 7zip. Primero porque es el que consigue un mayor ratio de compresión, logrando entre un 1 y un 5% más que IZArc comprimiendo el mismo archivo en zip y en 7z. En cuanto a velocidad, con un archivo .tar.gz de 2.3 gigas (5.4 descomprimido, era una imagen de disco de VMWare) el 7zip logró hacerlo casi un 20% más rápido (hablamos de unos 15 segundos de diferencia).

Me gustaría hablaros de seguridad y sobre cual logra la encriptación más fuerte (ambos la permiten), pero la verdad es que no lo se, y no me he puesto tan profundamente a probar. Pero seguramente internet os de interesantes respuestas sobre el tema.

En fin, espero que esta comparativa os haya aclarado las cosas, ahora es cosa vuestra probar y decidir.