Mejor en viñeta (malas adaptaciones de comics al cine)

¿Cuántos grandes comics se han llevado al cine con poco o ningún éxito? Hoy vamos a comentar cinco adaptaciones que es mejor disfrutar en su formato de arte secuencial que en el de séptimo arte. A mi me ha pasado el tirarme mucho tiempo sin leer un tebeo por haber visto antes la película, por lo que ahora si hay una adaptación basada en algún comic que tiene buena pinta… espero a leerlo para verla. En fin, adelante con la lista:

  • Watchmen: Mi primera afirmación sobre esta película es que Zack Snyder es Rorschach. Sí, así, como lo oyes: Zack Snyder es Rorschach. Si no has leído el tebeo y te pones a ver esta película verás una correcta palomitada con una fotografía muy bonita, una iluminación muy chula, una secuencia de créditos iniciales muy efectista y algunas secuencias de acción más o menos bien coreografiadas, tal vez demasiado larga y muy vulgar en algunas escenas pero una peli de domingo tarde que podría pasar por aceptable, un suficiente en las notas de fin de curso de las películas de aquel año. Si fuese una película original que no adaptase un material previamente conocido podría librarse de arder en la hoguera, pero cuando la analizamos como adaptación es cuando nos encontramos con una obra que básicamente representa lo opuesto al mensaje y espíritu de la obra original. Lo que en el tebeo es retratado como decadente, patético y desfasado en la película se reviste de épica, de gloria, de poderío… El problema no es que no sea fiel al material original, es que es totalmente lo contrario a este, aunque el director intente enmascararlo metiendo alguna composición de plano que copie el aspecto de alguna viñeta del tebeo. La pelea en el callejón, la muerte del Comediante o la de Rorschach, la violación de Espectro de Seda, la conversación en Marte, la explosión final… es que todo está mal aquí, todo está en un tono radicalmente opuesto a la obra original, envía un mensaje completamente distinto. La película de Zack Snyder no retrata a los personajes como lo hicieron Moore y Gibbons, la película de Zack Snyder ve a estos personajes con los mismos ojos con los que Rorschach se ve a si mismo: como héroes molones que están salvando la Tierra y que son capaces de proezas atléticas que superan los límites humanos, no como una panda de personajes sórdidos y perturbados cuyas motivaciones oscilan entre el descarado fascismo y un mal disimulado fetichismo.
  • Kick Ass: Vaya por delante que esta película no me desagradó en su momento, me pareció divertida y con un reparto muy solvente, pero creo que es una película cobarde, que no se atreve a dar un paso más allá, pues una de las grandes gracias del comic es lo crudo y sórdido de algunas situaciones que en él se plantean… y que por desgracia no están reflejadas en la película. Entiendo que intentaran rebajarlo para adecuarlo a un público más convencional, pero si no has leído el tebeo deberías ojearlo y no dejarte llevar por la película. Tampoco es que haya una diferencia abismal (como en otros casos aquí citados), la verdad, pero sí unos cuantos pequeños detalles que hacen que la percepción sobre la historia cambie mucho, sobre todo respecto al personaje de Kick Ass, que es bastante más «perdedor» en las viñetas.
  • La Liga de los Hombres Extraordinarios: Pobre Alan Moore, cada vez que le llevan al cine se cargan su guión, su salud cardiovascular, estomacal y mental se ha visto afectada por efecto de Hollywood. Debería montar la Liga de los Escritores Agraviados junto al difunto Michael Ende (ya debatiremos algún día si La Historia Interminable es la peor adaptación de la historia del cine). Si la adaptación de Watchmen como dije antes parece filmada por Rorschach, la de From Hell una invención que poco tiene que ver con el tebeo y la versión de V de Vendetta fue la versión «for dummies«, la adaptación de The League of Extraordinary Gentlemen… en fin, si el director se hubiera grabado cagando encima del comic y luego limpiándose el culo con sus páginas no habría menospreciado más esta obra del señor Moore que con la filmación de esa aberración: metiendo personajes que no salen para adaptarlo al gusto estadounidense, pasándose el guión por el forro para hacer una historia totalmente distinta, con unos efectos especiales de DVD de todo a cien chino y desaprovechando a un actor tan excepcional como Sean Connery al incluirle en esta bufonada, que encima fue la última vez que pudimos verle en pantalla. Joder, ¡¡¡que el bueno de Sean tuvo que salir con un taparrabos ridículo en Zardoz y aún así esta peli da más vergüencita ajena!!!!!. Entiendo que Mr. Connery leyera el gamberro y ameno tebeo y pensara «Quiero ser Quatermain«, pero es que esto fue… el horror, como diría Marlon en Apocalypse Now, EL HORROR. Absoluto sinsentido. No es de extrañar que haga años que Moore rechaza la pasta por sus adaptaciones a cambio de que su nombre no se vincule a ellas, es que no las tocaría nadie ni con un palito.
  • Lobezno Orígenes:  Empecemos por el principio: aunque coincida el título, realmente no es una adaptación del comic Lobezno: El Origen. Es más, los sucesos de dicha obra se los ventilan en los primeros 5 minutos de película y ale, a tirar para adelante. Tras eso meten una historia sobre Arma X que tampoco es que tenga mucho que ver con el mítico tebeo de Barry Windsor Smith, y para cerrar terminan con un muy mal llevado duelo final contra un Masacre hipervitaminado, haciendo después una cabriola muy forzada para que todo esto encaje con el argumento de X-Men 2. ¿Sabéis qué fue un milagro? Que le dejaran a Ryan Reynolds hacer Deadpool después de haber aparecido interpretándolo en esta. La explicación completamente absurda de cómo pierde la memoria Logan, la falta de coherencia interna en muchos detalles, lo absurdo de múltiples situaciones como cuando llega a la granja tras la huída de las instalaciones militares… en fin, como en Watchmen lo mejor es la efectista secuencia de los títulos de crédito y supongo que para quien guste de los músculos poder ver a Hugh Jackman más cachas que nunca. Lobezno: El Origen y el Arma X antes citado de Barry Windsor Smith son dos grandes comics (más el segundo que el primero), obviad esta película y dadles una leída.
  • Dragonball Evolution: Chow Yun-Fat de Mutenroshi (o Mutenroi para los que lo vimos en gallego) es la única idea buena de esta película. Se pasan la historia del manga por el forro alegremente y montan una mera película de venganza/revelación con los personajes (bastante diferentes a los de la serie, claro). Visualmente cutre y con un reparto atroz (el vampiro vestido de Billy Idol de Buffy como Piccolo…), el director reconoció no haber ni leído el manga ni visto la serie de animación. Básicamente esto es Dragon Ball como podría haber sido La Liga de la Justicia, Astro City, Los Vengadores, Ranma 1/2, Black Hammer o Betty y Verónica, no tiene nada que ver con el material original aparte de haber pagado la licencia para usar como gancho el título y los nombres de los personajes, pero podrían cambiar a Son Goku y Piccolo por Superman y Doomsday y haber hecho lo mismo.
  • Capitán Trueno y el Santo Grial: Aprovechando que arreglaba los links a imágenes externas, que estaban rotos, he decidido meter un par de aberraciones más, porque siempre me ha gustado más el 7 que el 5. Hablamos antes de mangas y de tebeos anglosajones, pero ¿el tebeo español se ha librado de las voraces garras del cine español? ¡Claro que no! Puede que los guiones del legendario Víctor Mora lograsen esquivar muchas veces las tijeras de la censura, pero lo que no pudieron salvar fue el enfrentamiento directo con el director Antonio Hernández y, sobre todo, con la elección de Sergio Peris-Mencheta como protagonista. ¿Cómo dije con Watchmen? Ah, sí, TODO MAL, lo único positivo que podría decir es que hay algunas escenas muy humorísticas, la desgracia para esta producción es que dichas escenas no pretendían hacer gracia, solo la hacen por lo cutre que es todo. Costó 10 millones y luciría zarrapastrosa incluso junto a los Cuatro Fantásticos de Roger Corman.
  • The Spirit: Hace años curraba algunas noches de portero en un bar que estaba en una galería. Del pub de enfrente, que solía tener una clientela conflictiva, salieron una vez dos borrachos discutiendo violentamente. Uno de ellos le propinó un efectivo gancho al otro, enviándolo al suelo. Parecía que tenía la pelea ganada, pero entonces en lugar de aprovechar la ventaja y marcharse victorioso y sano decidió ensañarse, intentó patear a su rival caído y este, recomponiéndose del derechazo, logró agarrarle el pie, derribarlo y la pelea pasó a un torpe intento mutuo de sujetarse en el suelo hasta que la policía, a quienes había llamado tras ver el primer puñetazo, llegó para zanjar el asunto. Podríamos decir que el borracho que había dado el primer golpe «se vino arriba» y entonces la cagó. ¿A qué viene esa historia? Pues a que Frank Miller también «se vino arriba» con el mismo resultado. El bueno de Frank llegó a lo más alto del tebeo comercial, a ser el dibujante estrella de Marvel y DC que reinventaba a Daredevil o Batman, tras lo que decidió ir por su cuenta y también en el mundo indie, en el mundo del tebeo de autor, se convirtió en leyenda con series como 300 o Sin City. De hecho esos dos tebeos fueron llevados al cine con bastante éxito en la primera década de los dosmiles, el primero a manos de Zack Snyder, que hizo un videoclip de Manowar a cámara lenta, pero no podemos negar que en ese caso sí respetaba el tono, espíritu y argumento de la obra original, y el segundo a cargo de Robert Rodríguez, que dijo que había utilizado como guión gráfico directamente los tebeos y entonces acreditó a Frank Miller como director. Craso error porque entonces Frank se creyó que realmente era un director de cine (NO LO ES, NO LO ERES FRANKIE) y se lanzó a hacer una película como director, no una de sus obras además, sino que eligió adaptar The Spirit, el clásico tebeo de Will Eisner que es considerado por muchos como la obra fundamental que redefinió el medio y dio paso a la era del comic moderno. Miller copia la estética de Sin City y trufa el guión con sus obsesiones personales, pero si cuando hace tebeos es un maestro de la narrativa cuando hace cine, en cambio, su forma de contar la historia se vuelve torpe, lenta a ratos y caótica en otros momentos, los personajes no son consistentes y su comportamiento es incoherente a lo largo de la película. En resumen, estaría disputándose el podio de «Lo peor de Miller» con aquel tebeo de Batman que hizo junto a Jim Lee.

Añado una última aclaración: alguien mencionó en Twitter que debería estar Spawn. Como respuesta voy a citar a una amiga mía, que decía que Spawn no es una mala adaptación pues el material que adapta ya era malo de por sí. Los primeros tebeos de Spawn tienen unos guiones terribles, la película es infame pero tampoco tenía mucho que rascar del material original. Así que se libra de la quema porque el título de esto es «Mejor en Viñeta» y con el infernal personaje de McFarlane no tengo muy claro que mejore.

Anuncio publicitario

5 comentarios en “Mejor en viñeta (malas adaptaciones de comics al cine)

  1. Pues a ver… de las mencionadas en el listado, estoy en desacuerdo con Kick-Ass, que es una puta mierda, en cómic y en película… así que la veo una buena adaptación… XDDD En todo lo demás, 100% de acuerdo.

  2. «nada que lleve algo salido de Buffy puede ser bueno»… esto invalida el resto de la opinión XD

    «V de Vendetta» es peor adaptación que «Watchmen».
    «From Hell» es una entretenida película sobre Jack el Destripador, pero no tiene nada que ver con la obra original.
    «Lobezno: Origen» sería un buen tebeo si no tuviera nada que ver con Lobezno XD

  3. Pingback: AMPLIANDO EL PANORAMA: Lenguaje político y narrativo del comic, adaptaciones al cine. | SABLAZO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.