Lucifer’s Friend – Lucifer’s Friend

Corría 1970 y el rock más bluesero y duro comenzaba a apuntar hacia un naciente heavy metal en varios frentes: EEUU, Alemania y, sobre todo, Reino Unido. El blues, el hard rock, el jazz y el progresivo se fundían en las mentes de muchos compositores, dando lugar a un primigenio heavy metal, que tendría más que ver con el doom actual. Estos Lucifer’s Friend comenzaron su carrera bajo el nombre de Asterix, cambiándose de nombre tras un disco por el de Lucifer’s Friend. La banda era alemana, menos el vocalista John Lawton, inglés y más famoso por haber sido el cantante de Uriah Heep en la segunda mitad de los 70.

El sonido del grupo, como ya comentaba, podría relacionarse con facilidad con el de Black Sabbath, Deep Purple, Led Zeppelin o Uriah Heep: bajos con mucho ganancia, riffs pesados y muy distorsionados y órgano Hammond a punta pala. Este fue su primer album de una carrera más o menos prolífica entre los 70 y los primeros 80, aunque sin mucha repercusión fuera de Alemania.

El disco se abre con potencia y agresividad, con la cañera Ride in the Sky cuyo fraseo de teclado te recordará a Led Zeppelin (¿o será al revés?). La voz de Lawton suena perfecta, arropada por el hammond y el teclado en un tema soberbiamente épico. Everybody’s Clown lleva su voz a una tesitura más aguda recordando indefectiblemente a Deep Purple; en cambio Keep Going busca un sonido más bluesero y crudo, con un riff más pesado que da paso a una melodía más suave, más íntima y muy zeppelianaToxic Shadows  sigue con la tendencia al sonido Page/Plant, con pasajes casi psicodélicos por medio. Free Baby ya desde el primer segundo se lanza a un ataque de teclado con un estilo muy en la onda de los Uriah Heep más cañeros. Con un deje muy bluesero purpeliano llega a nuestros oídos Baby you’re a Liar, que dará paso al que para mi es el mejor tema del disco In the Time of Job when Mammons was a Yippie, una nueva muestra del rock duro épico y purpeliano. Cerraba el disco Lucifer’s Friend, otra pieza en la misma onda de rock duro y épico, con una intro más psicodélica y un ritmo pesado y poderoso.

La reedición que sacó Vertigo, y que es la que acabó en mis manos, además una remasterización muy decente incluye cinco bonus tracks extraídas de diversos singles, bastante curiosas. Rock and roll Singer es un rock and roll clásico con arreglos de viento a lo big band, y que me recuerda profundamente a lo que hicieron un par de años después los ELF de Ronnie James Dio en su primer disco.Our world is a rock and roll band más o menos va en la misma onda, muy cercano a los hits de las radios británicas de la época. Por su parte Satyr’s Dance descubre unas juegos de melodías bastante mediterráneas que se entralazan con maestría en una gran canción instrumental, con algunos dejes más experimentales. Horla es otro tema instrumental con solo de batería en medio, al estilo de The Mule de los Purple o TNUC de Grand Funk Railroad. Finalmente Alpenrosen es un tema que juega con el blues y el jazz, mezclando elementos de psicodelia y rock progresivo.

Resumiendo, los amantes del sonido Deep Purple/Uriah Heep disfrutarán profundamente de este gran disco, una obra de gran rock duro setentero, por desgracia olvidada por la mayoría de oyentes y periodistas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s