Derrick Rose

Hacía tiempo que un chaval no revolucionaba así la NBA.  Mucho tiempo, puede que desde que LeBron decidió presentarse al Draft. ¿Quién daba un duro por los Bulls al principio de esta temporada? Decían “Los Bulls son prometedores,  pero Boston, Miami, Orlando y New York tienen más equipo”. Si hasta había quien dudaba de que pudieran quedar por encima de Atlanta o de los Sixers. En la quiniela más optimista les daban el cuarto puesto, y si tenían la suerte de que se hundiera algún favorito. Pero la temporada regular ha terminado y no sólo han sido el mejor equipo del este, sino de toda la NBA. 62-20, el mejor balance desde la segunda retirada de Jordan. ¿Y en Play Offs? Pues de momento Indiana les ha apretado las tuercas en los dos primeros partidos, pero se han llevado los dos, y con un Rose salvaje (39 puntos en el primer partido, 36 en el segundo). ¿MVP? A tenor de los resultados debería serlo pero ¿lo será?. Si entendemos MVP literalmente, como Jugador Más Valioso, debería serlo. Un jugador que lidera (25 puntos, 7.7 asistencias) a un equipo por el que pocos dan un chavo a ser el mejor equipo de la liga, que ha sido séptimo en anotación y décimo en asistencias ¿no se lo merece?

Comparémosle con las otras estrellas de la NBA que podrían optar al título: ¿Lebron? Grandes números pero Miami, con su Big Three, acabó a 5 victorias de los Bulls. ¿Alguno de los Spurs? Han hecho una gran temporada, pero ninguno de sus jugadores ha destacado de sobremanera sobre el resto, al igual que los de los Celtics, han sido triunfos. ¿Stoudemire? Los Knicks, a pesar de haber fichado también a Carmelo, han acabado sextos. ¿Durant? Da la impresión de que su progresión se ha cortado esta temporada y Oklahoma tampoco ha firmado una temporada tan buena como se esperaba de ellos. ¿Love? Ha hecho un año de record pero jugando en el peor equipo de la liga. ¿Kobe? Con todo el equipazo de los Lakers han estado irregulares.

Parece que es la opción más clara pero ¿podría caer en manos de otro? También hay motivos, desde luego. El primero es su edad. No suelen dar el MVP a jugadores muy jóvenes y si Rose lo ganara sería el primer MVP de la historia con edad para ser todavía jugador universitario. Por descontado vaya que también sería el jugador más joven de la historia en ganarlo, más joven que Magic, Bird, Kareem, Shaquille, Kobe o Jordan. Además, a veces se ha mostrado inconsistente en el tiro, con porcentajes muy bajos en muchos partidos y mostrando una laguna, u oportunidad de mejora si queremos decirlo de forma más positivista, en su tiro en suspensión, tanta desde la media como desde la larga. Además, da la impresión de que está todavía un escalón por debajo del nivel de los más grandes de la liga. De su esfuerzo para mejorar en esos puntos flacos y de las lesiones dependerá que dentro de 20 años su nombre esté junto al de Jordan, Magic o Duncan o, por contra, se le cite entre esos jugadores que no llegaron a dar el último paso por una razón u otra, como Grant Hill, Mitch Ritchmond o Bob MacAdoo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s