El próximo Michael Jordan

Una de las obsesiones generales de la NBA es buscar a “el próximo Michael Jordan”, uno lo ha oído tantas veces que casi da la risa. El sagrado nº23 es insustituíble, no habrá otro Jordan como no habrá otro Dr.J, otro Magic Johnson, otro Shaquille O’Neal u otro Larry Bird. ¿No habrá jamás otro jugador de leyenda? Claro que sí, claro que habrá nuevos jugadores que logren marcar una época, que logren estar en el escalón de los mejores de la historia, pero no serán el próximo nada, serán ellos mismos.

Con todo, he decidido realizar una pequeña lista de aquellos jugadores que fueron etiquetados como “próximo Michael Jordan” ¿Qué les hizo no llegar al nivel de MJ? Mala suerte, lesiones, falta de actitud…

  • Len Bias: Len Bias fue el primer “próximo Jordan”, ya lo decían en 1986, y eso que MJ llevaba sólo dos temporadas en la NBA. Alero de la universidad de Maryland, durante sus dos últimas temporadas en la liga universitaria fue mejor jugador de la Conferencia Atlántica, y mejor atleta en 1986. A muchos el nombre de Len Bias no os sonará de nada ¿decían que iba para nuevo Jordan y no jugó en la NBA? En el caso de Bias la tragedia se cruzó en su vida antes de tener tiempo de jugar como profesional. El 17 de junio de 1986 era seleccionado en segunda posición del draft por unos Celtics que, además, eran vigentes campeones (y que se frotaban las manos pensando en lo invencibles que se volverían con la joven estrella al lado de los Bird, McHale, Parish, Dennis Johnson…). El 19 moría de un infarto provocado por una sobredosis de cocaína. Y allí se acabó la historia de uno de los mejores jugadores que pisaron la liga universitaria.
  • Grant Hill: Uno de mis jugadores preferidos de todos los tiempos, y una de las carreras más tristemente lastrada por las lesiones. Para Hill todo empezó bien, formando parte del legendario equipo de Duke que logró hacerse con dos títulos de la NCAA consecutivos (el primer equipo que lo hacía desde los 60) en 1991 y 1992. En 1994 entró en la NBA, siendo Rookie del Año (compartiendo el título con Jason Kidd) y convirtiéndose en el primer novato de la historia que lograba liderar la votación para jugar el All-Star. Tras esto vinieron 6 años de constante progresión, convirtiéndose en una estrella de la liga de pleno derecho. Tras su mejor temporada con Detroit (casi 26 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias por partido) firma un contrato multimillonario con Orlando Magic, donde debería formar una dupla exterior temible con Tracy McGrady. Entonces vino su calvario: Una grave lesión de tobillo le deja toda la temporada en el dique seco, y se le va reproduciendo las temporadas posteriores. En su primera año en Orlando juega 4 partidos, 14 el segundo, 29 el tercero y el cuarto directamente no juega. Se somete a múltiples operaciones y, en marzo de 2003, está a punto de morir en el quirófano por una infección. Logra recuperarse y en la temporada 2004-2005 juega 65 partidos, promediando casi 20 puntos por partido a pesar de los años de lesiones. Pero en la siguiente temporada una hernia le vuelve a mandar al dique seco, teniendo que operarse y jugando sólo 21 partidos. Finalmente, en 2006, vuelve a jugar 65 partidos y, a pesar de los años y las lesiones, promedia casi 15 puntos por partido. Tras eso se marcha a Phoenix, donde se reconvierte en un jugador de equipo, asumiendo que todos sus problemas físicos le impiden ya ser una estrella. A pesar de eso lleva 5 años haciendo unos números muy decentes para un jugador ya veterano y castigado por las lesiones.
  • Kobe Bryant: Aunque es el que peor me cae de esta lista, está claro que es el que más se ha acercado en números a MJ. Ganador de 5 años, 2 MVP de las finales, 4 MVP del all-star, 1 MVP de la temporada regular, 14 veces all-star, 2 veces máximo anotador, 9 veces mejor quinteto defensivo (creo que totalmente inmerecidas, porque sólo defiende los días que le apetece), 9 veces mejor quinteto de la NBA, anotó 81 puntos en un partido… con todo, le fallan muchos puntos para ser Jordan: en muchas ocasiones ha culpado a sus compañeros en declaraciones públicas tras una derrota, sin asumir sus errores. También forzó la salida de O’Neal y de Phil Jackson para que se reconstruyera el equipo alrededor de su persona. En algunos momentos, frente a la adversidad “se dejó llevar” (series contra Dallas en 2011, finales de 2008 ante Boston), tiene partidos donde se obceca y pretente jugar solo, tirando “hasta las zapatillas”, ha protagonizado varias agresiones claras a otros jugadores (Ginobili, Korver, Jaric…) y, sobre todo, se ha pasado toda su vida insistiendo en que es mejor que Jordan por todas partes, jugando con el nº 24 para decir que es “más que el 23”. Por actitudes y chorradas como esta no llegará al nivel del más grande.
  • Vince Carter: Cuando Carter ganó el concurso de mates del 2000 (el mejor que ha habido desde los míticos de los 80) cambiando el balón de mano entre las piernas fue como “joder, qué animal”. El mejor matador que he visto, siempre lo diré. El año 2000 fue su año, por ese concurso y por el mate que logró sobre Weiss en la final olímpica. Pero fue una estrella fugaz. Comenzó siendo novato del año en 1999, en el 2000 toca el cielo (25.7 puntos por partido, all star, gana el concurso de mates, oro olímpico…). Su progresión sigue en 2001, cuando promedia 27.6 puntos, logran superar la primera ronda de playoff (cayendo contra los Sixers en 7 partidos) y es elegido para el segundo mejor quinteto de la NBA. Tras esto vendrá una temporada plagada de problemas musculares (se pierde más de 20 partidos) y otra en la que se tira medio año en el dique seco por una lesión de rodilla. Al año siguiente ya se nota que su salto y arrancada se han visto lastrados pora lesión, aunque sigue haciendo grandes números (casi 23 puntos por partido), pero la falta de competitividad del equipo le exaspera y, la siguiente temporada, presiona para ser traspasado, tras dos años “dejándose llevar”. Recupera su mejor juego en su primer año en Toronto, y firma dos grandes temporadas después, pero el equipo no acaba de funcionar y poco a poco vuelve al mismo vicio, su rendimiento decae por vagancia haciendo dos años más normalillos. Luego empieza a saltar en trapasos: Orlando, Phoenix y finalmente Dallas, como un veterano sexto hombre. A pesar de la gravedad de su lesión, realmente lo que le impidió dar el salto fue la falta de competitividad mostrada en muchas ocasiones.
  • Lebron James: Igual que a Bryant le tengo manía, y escribo esto después de que haya firmado unos números de 40 puntos, 18 rebotes, 9 asistencias, 2 robos y 2 tapones, con más de un 50% en tiro, empatando las series contra Pacers. Con 27 años lleva 3 MVP de la liga regular, pero también estuvo flojo en las dos finales de la NBA que ha disputado. Parece que esta temporada está madurando en ese sentido ¿Será capaz de dar el paso que le falta en los próximos años para alcanzar el escalón de los jugadores legendarios? Seguiremos a la espera.

Parece que la NBA va aprendiendo ya que hace tiempo que no usan la expresión “el próximo Michael Jordan” ¿Volverá la liga a buscar a su nuevo MJ? Habrá que esperar a ver cuánto tardan en recuperar esa muletilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s