Las películas de mi adolescencia

Ayer me desafiaban a hacer un top ten de películas románticas. Supongo que era referente al género amoroso/comedia romántica, aunque yo entiendo el romanticismo desde un ángulo más… decimonónico. Y eso me lleva a pensar en las películas que marcaron mi adolescencia, esos filmes en los que uno se fija para intentar copiar poses, actitudes y frases en esa edad tan “complicada” donde se te empieza a poner el careto que, con suerte, llevarás puesto el resto de tu vida.

El abc del macarrismo cinematográfico, para mi (y para alguno más que compartió esa época) sin lugar a dudas fue “Salvaje” (The Wild One). A partir de ahí nos apoyábamos contra las paredes del instituto chasqueando los dedos e intentando parecer tan duros e impasibles como Marlon Brando y Lee Marvin. En su día me gané una buena hostia por soltar aquella frase que usa Brando: “Mi abuelo pega más fuerte”, nadie dijo que intentar ser el más duro fuera fácil.

“¿A qué le temen?” “A la libertard”. Una máxima en mi vida, y extraída de otro filme, también con motos curiosamente: Easy Rider. Es posible que llegara a verla 15 o 16 veces en un año. Papelones de Peter Fonda y Dennis Hopper como motoristas y de Jack Nicholson como borracho del pueblo, hasta Phil Spector hacía su aparición en la película. Increíble banda sonora con temazos de The Band, Steppenwolf o Jimi Hendrix, en una película de culto, con la escena final de sexo en un cementerio entre un baño de LSD que debería ser de obligado estudio en las escuelas de cine (puede que lo sea, hablo desde mi desconocimiento). Una película que es algo más que una road movie, es un reflejo de la condición humana, de cómo la normalidad es el refugio de los mediocres temerosos y mezquinos que no pueden soportar que una oveja se salga del redil.

No es una película de culto, no es un clásico del cine, pero me trae recuerdos imborrables :South Park, Bigger, Longer and Uncut (o, abreviando, la película de South Park).  Ahora que el humor cazurro y chabacano, cargado de ataques a famosos, es habitual en todas partes (Padre de Familia, Padre Made In USA, The Cleveland Show) puede que esta película no signifique mucho, pero en 1999 era rompedor e innovador. Y ese humor de culo, caca y “eres un hijo de puta” igual ahora ya no es tan efectivo, pero en aquella época me partía con South Park. De hecho consiguieron el Guiness a la película de animación con más insultos, en la canción Uncle Fucker dicen fuck 31 veces (debió ser una gran influencia para el macaco que berrea y sierra la guitarra en los Children of  Bodrio). Lo curioso es que estuvo nominada a un Oscar a mejor canción original por “Blame Canada”. El momento “Tú no eres un judío” o cuando Stan encuentra el clítoris… todavía a día de hoy me arrancan una sonrisa. Si hasta se ve la cara de Kenny.

Y cerramos con Pulp Fiction. La primera vez que la vi fue en la TVG, en gallego, algo que le da un ángulo totalmente diferente a la película. Hablar de Pulp Fiction a estas alturas… no vale la  pena.  ¿Qué se puede decir ya de una de las películas más importantes de la historia y un clásico absoluto del cine independiente de los 90? Dejó una recua de frases para soltar en conversaciones varias y un nuevo icono sexual para mi: Uma Thurman como Mia Wallace. Raro es que no la vea al menos un par de veces al año.

 

Ahora junta esto con Judas Priest, Rainbow, Deep Purple, Motorhead, Monster Magnet, HP Lovecraft, Edgar Allan Poe, Drácula, Dennis Rodman y  Jim Morrison, mételo en el contexto de un pueblo pequeño gallego y explícate muchas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s