La maldición de los Blazers

¿Qué tienen en común Greg Oden, Arvydas Sabonis, Bill Walton y Sam Bowie?

Obviamente todos son humanos, de sexo masculino para más señas. Todos son muy altos, todos han sido profesionales del baloncesto… caray, sí que tienen cosas en común, de hecho todos eran pivots. Y lo más curioso, todos fueron elegidos en primera ronda del Draft por Portland Trail Blazers.

Pero las coincidencias no acaban ahí. Porque todos llegaron a Portland con grandes espectativas. Sabonis estaba dominando el baloncesto FIBA y liderando a la Unión Soviética torneo tras torneo cuando le eligieron con el número 24 del draft del ’86. Oden, Walton y Bowie habían sido estrellas en el instituto y en la liga universitaria antes de llegar como elecciones muy altas del draft (Oden y Walton números 1, Bowie número 2 por encima de Michael Jordan). Sí, todos llegaron a Portland con la misma etiqueta, la de potencial “mejor pivot del mundo”.

Y entonces encontramos la más trágica coincidencia entre todos. Ninguno de ellos llegó tan lejos como apuntaba, y todos por haberse lesionado al poco de ser elegidos por los Blazers.  Walton llegó a fracturarse a la vez la muñeca, una pierna, la nariz y el pie. Sabonis necesitó de unas plantillas especiales y terapia constante desde que dejó la URSS en el ’89, Bowie jamás llegó a ser un jugador importante y se fue sin haber logrado nada en Oregón tras cuatro años de lesiones y Oden, pues si seguís la NBA actualmente sabéis lo que hay: en su primera temporada no jugó un solo partido por una operación de rodilla, en la segunda logró jugar 61 a medio gas y con problemas físicos constantes, en la tercera 21 antes de lesionarse de gravedad y este año de nuevo se lo ha pasado en blanco. Algunos dicen que sigue siendo el pivot joven con más potencial de la NBA, otros afirman que no será capaz de volver y que tendrá que retirarse. Según Daimiel, le han visto renqueante necesitando un bastón para apoyarse.

En todo caso es un hecho muy curioso el que se haya dado el caso en el mismo equipo de que se hicieran en el draft con cuatro pivots que apuntaban a leyenda y que todos sufrieron graves lesiones (aunque Sabonis y Walton sí lograron ser jugadores muy importantes en la historia del baloncesto). Tal vez la moraleja sea “Si eres un pivot prometedor y los Blazers te eligen, niégate a jugar, pide el traspaso o ve reservando habitación en urgencias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s