Little Caesar – Little Caesar

Corría el año 1987 cuando esta banda nacía en Los Angeles, con Ron Young (una suerte de Angry Anderson yankee) en las voces y Apache (nada que ver la fundación encargada del famoso servidor web) en las guitarras. En 1990 publicaron este disco, su debut, tras el EP Name your poison de 1989.

Little Caesar practicaban en esa época un hard rock que, aunque era muy melódico, no se ajustaba mucho a su época. Menos heavys que Ratt, menos glammys que Poison, más bluesies que Mötley Crüe, menos comerciales que Guns ‘n Roses y más macarras que Tesla. Les pasaba un poco lo que Cinderella, eran una banda con más raíces setenteras y blueseras que las otras bandas de su generación, pero para darles más peso comercial se les quiso meter en el rollo sleaze/pelos cardados.

Claro que los primeros acordes del primer tema, Down and dirty,  te traerán a la cabeza a los Rolling Stones, siguiendo con arreglos más propios de Rose Tattoo o de Alice Cooper que de sus correligionarios angelinos. La voz rockera y rasgada de Young, las guitarras blueseras y stonianas de Apache, el ritmo de la pareja bajo/batería de Fidel Paniagua y Tom Morris, suenan como los primos pobres y macarras de Guns N’ Roses, las ovejas más negras de una familia de ovejas negras. Hard Times empieza con un riff tan AC/DC que te esperarías escuchar a Bonn Scott justo cuando entra la voz, aunque luego le meten unos coros más de la época. Se atreven a versionar un clásico del soul, haciendo el Chain of Fools de Aretha Franklin, revistiéndolo de un aire macarra y motero. In your Arms y From the Start marcan el momento medios tiempos/baladas, siendo seguramente los temas más melódicos y comerciales del disco. Rápidamente Rock and roll state of mind devuelve el ritmo macarra y Rosetatuado al disco. Drive it Home suena como la canción que Airbourne matarían por grabar. Midtown, por su parte, es una balada con cierta influencia country/folk y Cajin Panther suena a rock sureño de la escuela Jacksonville, pareciendo salida de un disco clásico de Lynyrd Skynyrd o Blackfoot, para dar paso a otro tema Acedeciano: Wrong side of the tracks. Y para terminar se sumergen de nuevo en el soul y la música negra para el tema I wish it would rain donde Young nos muestra su tono más Rod Stewart, para cerrar el disco con el tema más largo, Little Queenie, un cruce de boogie, rock sureño y hard melódico propio de .38Special o Lousiana LeRoux, una canción con un ritmo perfecto para hacer el amor, como todo buen tema de blues.

Este primer disco de Little Caesar es, sin duda la mejor obra de su no muy prolífica carrera. Sucio, macarra pero también melódico. Rock clásico pero no básico, ya que saben meter sutilmente referencias a toda la música del sur de los EEUU, desde el country hasta el soul. Un disco para escuchar con bourbon en tu vaso o degustando unos buenos cangrejos “New Orleans style”.

 

Un comentario en “Little Caesar – Little Caesar

  1. Gran add Donnie, además los tendremos en breve por aquí, será una de esas raras ocasiones de ver a una de esas bandas con una tablas más que sobradas y que además tienen el atractivo extraordinario de su acuracidad a tenor de los tiempos que corren, Rock N´Roll en estado puro!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s