07/01/2015 Charlie Hebdo

Ser crítico, decir lo que piensas, intentar traer luz a un mundo cada vez más oscuro en determinados temas acaba, de una forma u otra, poniéndote en el punto de mira de alguien. Hoy por desgracia el término punto de mira fue totalmente literal. Buitres de diverso pelaje frotan sus manos tras la barbarie y la tragedia vivida hoy en París, en la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo, pensando en los réditos que podrán sacar de la sangre derramada.

Otro ataque que busca callar a quienes incomodan, otro ataque contra quien no se limita a convertir su publicación en la plataforma de relaciones públicas de algún partido político o empresa. Hoy nos arrebatan a grandes historietistas de forma prematura y en nombre de la sinrazón, pero no perderemos las ganas de hablar, de escribir, ni la perspectiva de dónde estamos y hacia dónde debemos ir. Darío Adanti lo decía en un artículo en la web de Mongolia hace cosa de un mes:

El humor es como el pajarito de la mina, el primero en morir por la censura

A veces serán ataques económicos, otras informáticos, a veces judiciales/policiales, y por desgracia vendrán en otras ocasiones acompañadas de la brutalidad de las armas. Pero habrá que creer que ni vencerán ni covencerán, porque si no todo lo que escribimos no tendría ningún sentido. Porque no podrán ganar si nos negamos a callar. Ni ante bloqueos, ni ante amenazas, ni ante el mismo apocalipsis.

Charlie Hebdo Mahoma 2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s