Historia econónomica contemporánea española explicada a no historiadores y no economistas

Algún lugar de España. Año 1997:

Empresariado y Banca: “Hola señores gobernantes, venimos a pediros que nos hagáis un favor. Queremos que les deis facilidades a los chinos para exportar sus productos y para abrir negocios en España. Ya sabéis, exenciones fiscales y cosas así”

Partidos Mayoritarios: “¿Eins? ¿Para qué queréis que les demos ayudas a los chinos?”

EyB: “Para que así podamos llevarnos nuestras fábricas a China”

PM: “¿Pero estáis de coña? ¿Y qué hacemos con toda la gente que se queda en el paro?”

EyB: “No hay problema, está todo pensado. Mira, los ingenieros seguirán currando, porque sólo llevaremos la producción, la I+D la seguiremos haciendo nosotros, y los técnicos de formación profesional podrán reciclarse para trabajar en el sector servicios.”

PM: “¿Y los no cualificados?”

EyB: “Sin problema. Como el viejo Felipe hizo leyes que han flexibilizado la construcción les meteremos ahí. Hay que renovar el parque inmobiliario. Además les venderemos pisos a los ricos extranjeros para que se vengan a pasar aquí su jubilación. Puro negocio, porque así entra dinero de fuera.”

PM: “¿Pero eso no hará que el precio del suelo y la vivienda se dispare?”

EyB: “Bueno, pero la gente ahora vive más años. Podemos dar créditos a 35 años y vía, y si vemos que la economía se estanca nos basta con ofrecer algo más de dinero para que consuman y esta se reactive. Que cambien de coche cada 5 años, que se compren teles nuevas, que cambien de teléfono cada año… Venga, lo de china es un chollo. Además, cuando entre el euro nuestra capacidad para exportar se va a resentir y vamos a perder margen de beneficios. Tenemos que ir a China buscando la productividad, que allí las condiciones laborales son de chiste.”

PM: “¿Y si la gente no puede devolver los créditos por excesivo endeudamiento?”

EyB: “Gracias al colega Reagan eso ya no es problema. Desde finales de los 80 podemos especular en la bolsa, los créditos ya no son nuestro principal negocio. Aunque algunos pocos no puedan devolver el dinero no pasa nada, tenemos otra fuente de ingresos. Además, nos quedamos con sus bienes y los vendemos, y como eso no condona la deuda tendrán que seguir pagando”.

PM: “Bueno, vale, si lo tenéis tan bien planeado, adelante con la reconversión de la economía”

Mismo lugar de España. Verano del año 2008:

PM: “Eh, que se ha estancado la construcción. Además las burbujas especulativas bursátiles han reventado. Los chinos han dejado de sólo producir y, con los planos que les lleváis dando durante años de vuestros productos, ahora inundan el mercado con sus productos, y además se les han sumado la India e Indonesia. El paro no para de subir porque el sector servicios está completo y no hay donde colocar a la gente, y la cosa irá a peor porque al caer drásticamente el consumo más negocios tendrán que cerrar, retroalimentando esta situación”

EyB: “Tranquilos, todo está planeado. El estado tiene una buena cantidad de dinero guardado para las vacas flacas. Dádnoslo y nosotros lo utilizaremos para reactivar la economía. Volveréis a recaudar y a pagar menos paro y todo irá bien otra vez”

PM: “No lo acabamos de ver, ¿y si la gente se cabrea por dar dinero público para salvar la inversión privada?”

EyB: “¿Importa que se cabreen? Desde la caída del muro no hay amenaza comunista que pueda acabar con nuestros privilegios. Y con el sistema democrático bipartidisita que habéis creado con vuestro lavado de cerebro en pro del voto útil seguiréis siendo vosotros los que partáis el bacalao. Esto es como en el siglo XIX, alternancia. Si total, si no es por esto será por otra cosa por la que quieran cambiar”

PM: “Bueno, tomad el dinero, pero invertidlo con sentidiño ¿Ok?”

Ese maldito lugar otra vez. Verano del año 2011:

PM: “¡Cabrones! Habéis cogido el dinero que os dimos hace tres años y os lo habéis repartido como beneficios. Además, os habéis dedicado a especular en los mercados llevando a la economía europea al estancamiento. No habéis dado más crédito a las empresas y familias, no habéis generado empleo… ¡estamos al borde del colapso total!”

EyB: “Bueno, tan poco es tan grave. Un par de recortes sociales, un par de privatizaciones… ¿y si privatizáis los servicios de bomberos?”

PM: “¡Que no! ¡Que ya no cuela! Que la gente se está cabreando y está saliendo a las calles”

EyB: “¿Saliendo a las calles? ¿Los cuatro hippies estos del 15M? ¿Eso os preocupa? Pero sin van con la bandera de la no violencia por delante. Les mandáis a la policía para que les pegue un poco y ponen la otra mejilla ¿Qué van a hacer? ¿Atacaros con una lluvia de rosas en la puerta del congreso?”

PM: “No lo tenemos nada claro, igual era hora de pensar más en el pueblo y menos en vosotros”

EyB: “¿Menos en nosotros? ¿Habéis olvidado quién manda? ¿Quién os hará millonarios cuando dejéis la política? ¿Vais a hipotecar vuestro futuro por ellos? Mira, haced unos cuántos recortes para tenernos contentos y confiados, volveremos a hinchar la bolsa, todo reflotará. El populacho, tan pronto tenga un cacharro nuevo de Apple, pueda cambiar otra vez de coche y tengan algo que ver en la tele ya se callará, se olvidará y todos contentos”

PM: “Bueno, de perdidos al río, vamos a haceros caso de nuevo”

Y así fue, señores, el camino hasta que allá por el año 2020 (aprox) nos quedamos sin sanidad pública, sin educación pública, sin sistema de pensiones público y trabajando 14 horas al día por un perolo de arroz. Mientras tanto, en algún lugar de la Polinesia Francesa, los verdaderos responsables de la situación brindaban con sus mai tais en la terraza del complejo hotelero de lujo, pagados con el dinero sangrado tras años y años de especulación.

El consejo del día, amigos míos, es que aprendáis a decir “Su gin-tonic está listo, señor” en chino y en hindi, es posible que sea la frase más productiva en un futuro cercano. Yo por si acaso, me voy comprando mi hamaca y mi arpón para irme de anacoreta a Bora Bora.

Anuncios

3 comentarios en “Historia econónomica contemporánea española explicada a no historiadores y no economistas

  1. Pingback: Historia econónomica contemporánea española explicada a no historiadores y no economistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s