Motiejunas: ¿Nowitzki o Milicic?

Donatas Motiejunas parecía llamado, junto a Ricky Rubio, a ser el próximo gran jugador europeo de su generación. Un alero de 2,13 cuya desgarbada delgadez hacía recordar a los grandes forwards europeos NBA de los últimos años: Kukoc, Nowitzki, Kirilenko o incluso Gasol (aunque este último sea más un 4-5). Hace un año todo el mundo apostaba por él como uno de los 5 cabezas del draft de 2011, pero finalmente ha caído hasta el número 20, seleccionado por los T-Wolves y traspasado a Houston Rockets a cambio de los derechos del prometedor Nikola Mirotic, otro alero alto europeo del mismo palo.

A pesar de esta caída en su popularidad parece que D-Mo, como le han rebautizado en EEUU por cuestiones de facilitar la pronunciación, tendrá su oportunidad a corto plazo, puede que la próxima temporada o dentro de dos; en los próximos días lo sabremos, dependiendo de cómo avancen las negociaciones.

¿Por qué este protegido de Arvydas Sabonis ha pasado de posible número 5 a, finalmente, número 20? Al final, otros jugadores de ligas europeas con los que en un primer momento nadie contaba, como su compatriota Valanciunas, el checo Vesely, la sopresa turca de la NCAA Enes Kanter o mi apuesta ACB de este año, el congoleño Bismark Biyombo, han quedado bastante por encima de él. Como ya dije antes, son muchos los ojeadores que creen que tiene potencial para ser el próximo Nowitzki, pero también los que opinan que puede ser el próximo Bargnani. Motiejunas es bueno y lo sabe, pero eso ha hecho que durante estas dos temporadas en el “pallacanestro” se haya relajado en defensa, mostrándose como un jugador blando y poco sufridor en partidos importantes.

Ofensivamente Motiejunas es un dechado de virtudes: buen juego de pies, ágil, manos rápidas, tremendo control de balón, muy efectivo en el tiro de media distancia, con un gran arsenal de movimientos cerca del aro, aunque no es un especialista puede tirar de tres con más o menos solvencia, tiene una gran visión de juego, un gran pase y sabe jugar sin balón. Prácticamente carece de defectos en cuanto de ataque se trata. Las flaquezas le llegan por otros puntos, uno de ellos la defensa, y más por falta de intensidad que por falta de capacidad. El saberse tan bueno en ataque le lleva a no esforzarse. La falta de músculo es otro de sus defectos, aunque eso se le ha achacado a muchos otros jugadores y luego, en pocos meses, habían ganado ya varios kilos. Los discretos resultados de su equipo, el Benetton, que no ha jugado Euroliga tampoco han ayudado. Además también se le ha acusado de falta de capacidad de liderazgo y de esconderse en los momentos clave, como en los partidos de la Final Four de la Eurocup contra Cajasol y el Cedivita.

En todo caso tendremos la gran oportunidad de verle y juzgarle el próximo septiembre en el Eurobasket, donde su selección es la anfitriona. Y frente a lo más granado del baloncesto europeo veremos su progresión, entrega y efectividad. Sólo el tiempo dirá si Donatas Motiejunas se queda en eterna promesa, como Darko Milicic, o si por el contrario se convertirá en un “robo del draft”, quitando la razón a todos sus detractores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s